La nanoplastia es el tratamiento que mejorará, por mucho, tu salud capilar

La nanoplastia para el cabello es un tratamiento que además de alisar tu pelo, lo nutrirá y reparará. ¡Lo vas a amar!

¿Has soñado con una melena impecablemente lacia y visiblemente más sana? Nosotras, ¡más de una vez! Ahora sí, nuestras plegarias han sido escuchadas y hay un nuevo tratamiento del que no podemos dejar de hablar. Se trata de la nanoplastia para el cabello, un procedimiento que, además de alaciar, mejora la condición capilar. No tiene químicos, por lo que es muy seguro, y, por si fuera poco, no altera permanentemente la forma de tu melena. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Es un novedoso tratamiento de alisado sin formol que manipula la estructura capilar del cabello con tecnología a escala nanométrica (nanotecnología) para conseguir máxima hidratación y una melena lacia y lisa, sin importar su textura natural. Las nanoesferas (partículas diminutas) penetran en la fibra capilar y depositan ahí los componentes reparadores, es decir, ¡tu cabello se repara de adentro hacia afuera!

Mujer con cabello lacio con tratamiento de nanoplastia
Además de alisar tu pelo, la nanoplastia lo nutrirá y reparará de adentro hacia afuera. Crédito: All Things Hair.

Además de conseguir un lacio perfecto, uno de sus beneficios principales es la regeneración de la fibra capilar, ¡ideal para melenas maltratadas! Y sí, es perfecto para cualquier textura.

Como tiene la capacidad de reparar de adentro hacia afuera, el resultado es una melena suave, fuerte, brillante, con máxima hidratación y control de frizz, es decir, completamente sana.

Otra ventaja es que es un tratamiento que trabaja con elementos totalmente naturales, por lo que no genera un daño químico en tu melena. Entre sus componentes principales se encuentran la manteca de karité, el colágeno, la keratina, las vitaminas, el aceite de argán y las proteínas provenientes de plantas y frutos.

Asimismo, pueden aplicarse otros tratamientos o procesos químicos —cinco días después—, ya que no interfiere con ellos.

Sin embargo, desafortunadamente, este tratamiento podría alterar el tono de tu coloración si tienes el cabello teñido. Por otro lado, si tu cabello es rizado u ondulado —y lo amas de esa manera—, quizás quieras buscar otro tratamiento, pues este lo alaciará.

El procedimiento dura de tres a seis horas y requiere de mucha paciencia. Así es como se ve el proceso:

  1. Se realiza un lavado estándar, pero sin aplicar nutrientes ni otros cosméticos.
  2. En lugar de un acondicionador normal, se aplica una mezcla especial de nanoplastia comenzando desde la raíz. Luego, tu estilista te coloca un gorro durante una hora.
  3. Transcurrido este lapso, se lava la fórmula con agua y se seca el cabello.
  4. Se plancha el cabello de cinco a 10 veces por mechón, dependiendo de su condición.
  5. Finalmente, se vuelve a lavar el cabello con un shampoo suave y se aplica una mascarilla nutritiva.

El tratamiento puede durar hasta cuatro meses. Son varios los factores que influyen en la duración de tu tratamiento, desde la textura, cantidad y grosor de tu cabello hasta los cuidados que tengas, como la frecuencia de lavado y uso de herramientas de estilizado.

Pasado este tiempo, poco a poco tu cabello irá regresando a su forma original. El tratamiento se puede repetir cuantas veces quieras.

Lo primero que recomiendan los expertos es no lavar el pelo durante dos o tres días, por lo menos, después de haber realizado el tratamiento.

Para ayudar a que el efecto de la nanoplastia para el cabello dure más tiempo, es recomendable utilizar un shampoo con pH balanceado y sin sal. Prueba el shampoo Bioexpert Capullo de Seda, que te ofrece una limpieza profunda pero gentil que no satura tu cabello y le brinda brillo y suavidad.

También es recomendable que, por lo menos una vez por semana, apliques un tratamiento intensivo de hidratación en casa, como el superacondicionador Sedal Hidratación Máxima 1 Minuto.

El objetivo principal de la keratina es suavizar y regenerar, no alaciar, aunque sí es un efecto secundario. La nanoplastia funciona a la inversa. El tratamiento se enfoca en alaciar, además de alisar, nutrir y aportar brillo al cabello.

La keratina es una proteína que posee naturalmente el cabello, por lo que elimina el aspecto seco, mientras que la nanoplastia contiene proteínas de seda y aceites, lo que hace su acabado diferente y mucho más brillante. Es una solución perfecta para quienes no encontraron efectivas otras alternativas.

Además, las sustancias empleadas en la nanoplastia no contienen formaldehídos, que se reemplazan con ácido glioxílico, cisteína y ácido acético. Gracias a ello, el procedimiento es completamente seguro, por lo que cualquiera puede hacerlo —incluso una mujer embarazada, aunque lo mejor es consultarlo primero con el médico.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.