12 meses, 12 propósitos capilares (y cómo lograrlos según una experta en ‘mindfulness’)

Un nuevo año establece una nueva oportunidad para ser una mejor versión de ti misma. ¡Tu rutina de cuidado capilar es el lugar perfecto para comenzar!

No hay momento más ideal que el inicio de un año para reflexionar sobre tus acciones y establecer metas en las áreas de oportunidad. Elaborar una lista de resoluciones te brinda la posibilidad de forjar nuevos hábitos que te colocarán en un camino óptimo para verte y sentirte estupenda. Por eso, en este artículo, te proponemos una docena de objetivos —uno por cada mes— que te ayudarán a establecer prácticas capilares positivas.

Si bien los tiempos son bastante inciertos, existen algunas técnicas que puedes adoptar para cumplir tus propósitos de manera sustentable. Con ello en mente, hemos recurrido a Ximena Galván (@mindfulnessbyxim), coach de mindfuness y meditación, quien nos comparte seis herramientas para —este año sí— tener la melena de tus sueños.

  1. Ten claras tus metas. Redúcelas a cinco y asegúrate de que vengan de ti y no de las exigencias de alguien más.
  2. Recuerda que estas deben ser realistas y sustentables.
  3. Convierte tus propósitos en hábitos. La repetición y simplicidad son clave.
  4. Visualízate como esa persona —la que aspiras a ser— que ya es responsable y realiza lo que se propuso.
  5. Incorpora tus objetivos a los hábitos que ya tengas en tu vida. Por ejemplo, si acostumbras lavarte los dientes, haz que ese sea el momento para aplicarte tu tratamiento capilar también.
  6. Respira cinco veces antes de empezar y ejecuta cada acción de manera consciente y presente.

“A lo largo del camino, recuerda siempre ser amable contigo, respetar y honrar tus procesos. Si en algún momento llegas a fallar, ten en cuenta porqué lo iniciaste y retoma tu camino”, puntualiza Ximena. Ahora sí, ¡es momento de empezar!

Mujer con vestido amarillo y cabello afro
Propósito: amar la textura natural de tu pelo ¡sobre todas las cosas! Crédito: All Things Hair.

1. Aprende a amar la textura de tu pelo

Todos los tipos de cabello son hermosos. Aunque encuentres el tuyo aburrido o, por el contrario, indomable; aunque parezca adquirir vida propia en el clima húmedo e, incluso, si desafía dramáticamente lo que otros definen como envidiable. Nada de eso importa.

Ya sea rizado o lacio, fino o grueso, largo o corto, opaco o brillante, tu cabello merece respeto. Aprender a identificar su patrón, porosidad, densidad y necesidades es una manifestación de amor propio —o, por lo menos, la única manera de comenzar a aceptar tu melena en su estado original.

Editor’s tip: Utilizar productos diseñados para tu tipo de pelo hace toda la diferencia. Si el tuyo es lacio, poténcialo con la crema para peinar Savilé Liso Colágeno, que contribuye a reparar las hebras dañadas, nutrirlas y fortalecerlas desde la base. Si es rizado, acentúa sus curvas con el mousse TRESemmé Flawless Curls, enriquecido con keratina y proteínas.

2. Implementa una rutina amigable con el medioambiente

A medida que las autoridades se ven rebasadas en materia de recolección, reciclaje y almacenamiento de basura, la contaminación es irreversible. ¿La única solución? Adoptar un enfoque más sostenible.

Vivir sin desperdicios requiere de hacer todo en nuestro poder para generar tan poca basura como sea posible. Esto implica priorizar lo esencial y hacernos cargo de los desechos que produzcamos.

Lo ideal es adoptar una perspectiva low waste, pero si te parece un plan demasiado ambicioso, empieza por diseñar una rutina de belleza minimalista. También puedes llevar a cabo las pequeñas acciones ecoamigables que te proponemos para salvar al planeta, partiendo de tu tocador, y empezar a reciclar —o mejor aún, reutilizar— los envases de tus productos capilares. ¡Todo suma!

Editor’s tip: Dove, una de nuestras marcas preferidas, elabora sus botellas de shampoo a partir de plástico 100% reciclado. ¡Una razón más para elegirla!

3. Consume alimentos que beneficien a tu melena

La clave para tener una cabellera sana y hermosa está en tu dieta. Asegúrate de incorporar hortalizas de hoja verde, salmón, frutos rojos, frutos secos, yogurt, cítricos, huevo, cereales integrales, legumbres y aguacate.

Puedes complementar tu régimen alimenticio con productos que contengan las mismas propiedades, como la crema para peinar Sedal Brillo y Suavidad, formulada con extracto de arándano, una fuente abundante de minerales y vitamina B, así como de fitoquímicos que protegen al cabello de las temperaturas extremas y la exposición solar.

4. Nutre tu pelo, cuerpo y mente

Si una lección nos ha dejado el 2020 es la importancia de hacer pausas regulares, especialmente cuando el mundo exterior parece amenazante o abrumador. Asegurar un sueño reparador, una alimentación nutritiva y momentos de paz es más necesario que nunca.

En tiempos caóticos, hemos encontrado que regalarnos una tarde de belleza —con una buena lectura, música reconfortante y una copa de vino en mano— provee la calma que tanto anhelamos. Aprovecha este momento para aplicarte una mascarilla rica en proteínas —nos gusta el tratamiento capilar Nexxus Vital 8 en 1— mediante un masaje capilar relajante.

5. Déjate crecer el pelo

Tras el reinado del corte bob en todas sus variantes, todo parece indicar que, por fin, este será el año en que permitiremos que nuestras melenas alcancen largos insospechados. ¿Tu cabello no rebasa tus hombros sin quebrarse? Usa el shampoo 2 en 1 Savilé Nopal para fortalecerlo.

Editor’s tip: Si ya tienes el pelo largo, pídele a tu estilista que le dé movimiento con un corte en capas y un fleco cortina, ¡son las tendencias que dominarán el 2021!

6. Descansa de las herramientas térmicas

Una cola de caballo original, una trenza que parece más compleja de lo que es o, incluso, un accesorio como una diadema, no solo pueden evitarte el uso de la plancha, secadora y tenaza —que tanto dañan al cabello—, ¡sino ayudarte a actualizar tu look!

Editor’s tip: Aplicar un poco de gel en las raíces y los pelitos rebeldes contribuirá a obtener una apariencia final más pulida. Nos gusta el gel fijador Folicuré Original porque fortalece el pelo mientras lo mantiene en su sitio.

7. Protege tu cabello del sol

Las consecuencias de la exposición al sol se manifiestan cuando el pelo se decolora y adquiere un aspecto seco y maltratado. Asimismo, los enlaces que mantienen unidas las fibras de keratina en el tallo piloso comienzan a alterarse por la radiación solar, disminuyendo la resistencia de la fibra capilar —especialmente en quienes tienen una melena escasa o químicamente procesada— y acelerando su envejecimiento.

Por eso, y para mantener a raya a otros agresores, como la arena, el cloro y el agua salada, te recomendamos usar un protector solar para el cabello, como la crema para peinar Sedal Brillo Ceramidas, formulada con filtro UV.

8. Arma un arsenal de herramientas para estilizar tu melena

Contar con un buen cepillo es indispensable para mantener la salud capilar. Elige uno de cerdas naturales si tu pelo tiene poco volumen es fino a medio y frágil, o uno de madera si el tuyo es rizado y voluminoso. También debes tener un cepillo desenredante, ideal para el cabello delgado, o un peine de púas separadas, para el grueso.

Si vas a empezar a peinarte, hazte de los cepillos correctos para obtener el resultado que quieres. Por ejemplo, un cepillo de burlas te ayudará a cardar y aportar volumen, mientras que uno cilíndrico —según su diámetro— te permitirá alisar u ondular.

Finalmente, invierte en ligas sin metal, pasadores y herramientas térmicas de alta calidad para evitar maltratar tu cabello.

9. Conoce los cortes y colores de cabello que realmente te favorecen

Escoger sabiamente tu próximo cambio de look es un factor importantísimo en la construcción (o rehabilitación) de tu imagen personal. El tinte correcto tiene el poder de realzar tu tono de piel y ojos, difuminar las manchas y rejuvenecerte visualmente. Por otro lado, el corte adecuado resaltará tus rasgos favoritos y disimulará los que menos te gustan.

En All Things Hair hemos creado guías extensivas para ayudarte a seleccionar el corte que mejor te sienta y el color de cabello que te hará brillar. ¡Te acompañarán toda la vida!

10. Aprende a hacer ese peinado que siempre te ha gustado

Aprender algo no solo te permite incorporar una nueva habilidad a tu vida, sino desarrollar otras como la constancia, paciencia y visión experimental. Además, ¡es muy satisfactorio!

Este año, proponte convertirte en experta en una técnica de peinado —por ejemplo, las trenzas africanas— o dominar ese look que tanto te gusta cuando te lo hacen en el salón o lo ves en alguien más. ¡Date una vuelta por nuestros tutoriales para encontrar ideas!

11. Agenda citas periódicas en el salón de belleza

No hay vuelta de hoja: mantener el color del tinte o las mechas es todo un reto. Y para ello, no pueden faltar las visitas regulares a la peluquería para retocar la coloración, especialmente en verano, cuando la exposición al sol, al agua salada o al cloro de las piscinas suele restar color e incluso parchearlo.

Asimismo, debes acudir al salón para un despunte cada tres meses. De esta manera, tu corte lucirá impecable y tu melena estará sana.

12. Cambia las fundas de tus almohadas por unas de seda

Este sencillo gesto permite que tu cabello se enrede, encrespe y quiebre menos, pues reduce la fricción mientras duermes; además, lo mantiene brillante y ayuda a controlar la producción de sebo. ¿La razón? La presencia de aminoácidos en esta fibra. Eso sí, la seda debe ser natural, sin colorear ni blanquear.

¿Te has planteado tus propios propósitos capilares? ¿Cuántos has tachado de tu lista? Únete a la conversación en Instagram (@allthingshairmex), donde encontrarás una comunidad de devotas del cuidado capilar, ¡como tú!

Siguiente