Cómo cuidar el cabello: 8 hábitos para incluir en tu rutina

¿Aún no estás segura de cómo cuidar el cabello? Enlistamos los ocho hábitos que harán la diferencia entre una melena común y una de impacto.

Tener un cabello saludable, brillante e hidratado es el resultado de darle los cuidados adecuados, pero nadie nace sabiendo cómo cuidar el cabello. Por suerte, ¡tienes a All Things Hair!, y aquí te ayudaremos a descubrir cómo conseguir la mejor versión de tu pelo.

Aunque no existe una fórmula mágica que dicte cómo cuidar el cabello, hay un sinnúmero de buenas prácticas que puedes convertir en hábitos. Así, al incluir estos hábitos en tu rutina, conseguirás mejorar la apariencia y salud de tu pelo a largo plazo.

Llegó la hora de hacer las paces con tu melena y aprender cómo cuidar el cabello para que crezca sano, fuerte y hermoso.

Mujer con cabello oscuro ondulado peinado en una cola alta
Algunos cambios en tus hábitos diarios, son suficientes para cuidar el cabello. Crédito: All Things Hair.

Usa los productos adecuados para tu pelo

Uno de los factores más importantes para tener un cabello saludable —además de una sana alimentación— es usar productos que contengan los ingredientes que tu pelo necesita.

Por ejemplo, si quieres saber cómo cuidar el cabello seco, lo ideal es optar por productos libres de sal y alcohol, ya que pueden resecar aún más la fibra; mientras que un cabello graso requiere de una hidratación ligera, de preferencia sin óleos pesados.

De igual forma, las melenas rizadas, lacias, teñidas, quebradizas y con caspa, requieren diferentes cuidados e ingredientes para mejorar su condición y explotar su belleza natural al máximo.

Cepilla correctamente

Desenredar el pelo es un hábito cotidiano esencial para el cuidado del pelo. Y aunque a simple vista pueda parecer irrelevante si lo cepillas en seco o mojado o si empiezas desde la raíz o desde las puntas, en realidad son factores que impactan directamente en el aspecto de tu cabello.

En melenas lacias se recomienda cepillar en seco usando un cepillo de cerdas naturales para distribuir los aceites, mientras que en melenas rizadas es preferible desenredar en húmedo —mejor aún si lo haces a la hora de aplicar el acondicionador— usando un peine de dientes anchos o usar las manos.

Si tu cabello tiende a enredarse mucho, puedes ayudarte usando la crema para peinar Sedal Hidratación Antinudos, que contribuye a alinear las cutículas capilares para facilitar el cepillado.

Cómo cuidar el cabello con mascarillas

Una dosis extra de hidratación y nutrición para tu cabello nunca está de más. Es por eso que integrar mascarillas en tu rutina de cuidados es superimportante y puede hacer una gran diferencia.

Si eres entusiasta de los proyectos DIY o prefieres las opciones low waste, puedes crear tus propias mascarillas con ingredientes que encontrarás en tu cocina, como esta de plátano o estas tres opciones de mascarillas de huevo.

Si prefieres algo más práctico, el tratamiento capilar Nexxus Humectress te sacará de apuros, se usa como el segundo paso después del shampoo y es un verdadero coctel de nutrientes para tu pelo.

Editor’s tip: Aplicar mascarillas una vez a la semana es más que suficiente para hidratar tu cabello.

Cuidados al estilizar

¿Te peinas diariamente con herramientas de calor? ¿Tus peinados son tan apretados que siempre terminas con dolor de cabeza? Detalles como estos pueden llegar resecar, quebrar y maltratar tu cabello.

Si vas a usar la plancha, secadora o cualquier herramienta de calor, aplica siempre un protector de calor previamente. Idealmente, experimenta con estilos que te permitan dejar tu cabello secar al aire libre.

Evita estilizar con el cabello húmedo, ya que en este estado es más propenso al quiebre; además estarás generando el ambiente ideal para el desarrollo de bacterias, o sea, caspa.

Confía en los ingredientes naturales

Si te preguntas por qué de pronto todos los productos parecen contener aceite de argán, miel o aguacate, la razón es simple: ¡Porque funcionan!

La naturaleza está llena de poderosos ingredientes, ricos en las vitaminas y minerales que tu pelo necesita para crecer saludable. Solo es cuestión de aprender a usarlos a tu favor.

Por ejemplo, si tu interés es aprender cómo cuidar el cabello maltratado o seco, aprovecha los beneficios del aguacate, que además de reparar y proteger, ayuda a controlar el frizz, da brillo y suavidad y promueve el crecimiento.

Uno de nuestros productos favoritos con aguacate es el shampoo 2 en 1 Savilé Aguacate

Vitaminas

Un cabello sano y brillante, es el reflejo de un cuerpo saludable. Por el contrario, una melena quebradiza, reseca, opaca y con frizz, puede ser signo de una falta de nutrientes.

Un buen equilibrio de vitaminas del complejo B, la vitamina D, E y H, son imprescindibles para que tu pelo crezca sano y fuerte. Y aunque sabemos que existen muchas opciones de suplementos multivitamínicos, siempre será mejor obtenerlas de forma natural, o sea a través de los alimentos.

También conviene aprovechar sus beneficios aplicándolas directamente sobre la fibra, con ayuda de productos como el shampoo y acondicionador TRESemmé Crecimiento Máximo, que contiene cafeína y complejo B.

Corta las puntas

Al igual que la frecuencia de lavado, el tiempo entre cada despunte dependerá de cada cabello y tipo de corte.

Los cortes como el bob o el pixie, requieren de cortes más frecuentes para conservar su forma; mientras que los cortes por debajo del hombro o en capas, pueden espaciar sus visitas al salón de belleza.

Por otro lado, las melenas resecas, débiles y maltratadas, suelen padecer de orzuela, la cual solo desaparecerá con un buen despunte mensual.

Editor’s tip: ¿Quieres prevenir las puntas abiertas? Integra productos de hidratación profunda en tu rutina, como el superhidratante diario Dove Reconstrucción Completa, desarrollado para el cuidado del pelo deteriorado y propenso al quiebre.

¿Lavar con agua tibia o agua fría?

Finalmente, vamos a resolver una duda que recibimos constantemente a través de Instagram —por cierto, nos encuentras como @allthingshairmex— y es sobre cómo cuidar el cabello a la hora de lavarlo.

Empecemos por dejar claro que el agua caliente nunca será buena para tu cabello, ya que lo reseca. Lo más recomendable es lavar y enjuagar con agua tibia o templada, esta ayudará a retirar por completo el exceso de productos difíciles de quitar como los sprays o los aceites.

Ya que hayas enjuagado bien, y antes de salir de la regadera, da un último enjuague con agua fría para sellar la cutícula del pelo y darle un extra de brillo. Sí, sabemos que puede ser difícil, pero piensa que esos 10 segundos de agua fría, son un pequeño sacrificio para una melena de envidia.