Guía práctica para papás que peinan a sus hijas por primera vez

Mediante este sencillo manual para papás que peinan a sus hijas, aprenderás desde la técnica de cepillado correcta, hasta cómo elaborar distintos peinados prácticos y bonitos para niñas.

Cada vez son más los hombres que ejecutan tareas comúnmente adjudicadas al sexo opuesto. La masculinidad se está reinventando. Hay padres que peinan a sus hijas de manera cotidiana, esposos minuciosos con la limpieza y novios generosos en la cocina.

En México, 45.5% de la población es masculina. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de este porcentaje, 33.2% tiene un empleo, 29% tiene un empleo y ejecuta labores domésticas, y 17.7% se dedica únicamente al hogar. Sin duda, unas cifras que representan un desafío —aunque tímido— a los estereotipos de género.

La crónica del periódico The New York Times titulada Showing Dads the Ropes About Braids, relata la noche de un lunes en la que Cozy Friedman, propietario de la peluquería infantil Cozy’s Cuts for Kids, reunió a una decena de papás que peinan a sus hijas en Dad Braiding 101: un taller en el cual enseñó los principios del peinado a abogados, financieros y padres solteros, entre otros. Friedman señala que “los papás quieren aprender. Lo escucho todo el tiempo pero inmediatamente, al pararte en un parque, puedes saber qué peinado hizo papá. Hay que empezar desde la base”.

Bajo esta premisa, decidimos crear un sencillo manual que guiará paso a paso a los papás que peinan a sus hijas por primera vez. Juntos, aprenderemos desde la técnica de cepillado correcta, hasta cómo elaborar distintos peinados prácticos y bonitos para niñas.

Antes de adentrarte en la misión, necesitas hacerte de un buen arsenal. Pon atención a los siguientes detalles:

Shampoo y acondicionador

El primero es indispensable para la higiene del cuero cabelludo y, el segundo, para nutrir su pelo y suavizarlo. Te recomendamos buscar fórmulas suaves con el pH neutro para evitar que irriten los ojos y las mucosas, si es que llegan a penetrar. Si además eliges productos con aromas que le gusten, como el shampoo y acondicionador Bioexpert Cacao Orgánico, la experiencia del baño será siempre placentera.

Crema para peinar

Antes de proceder al peinado, “el paso más importante es desenredar el cabello. De esta manera, logramos que, al momento de juntar el pelo para elaborar un peinado, las niñas se dejen sin problema. La forma correcta de hacerlo es aplicar un producto desenredante especial para su pelo y, con un cepillo de dientes separados, peinar para evitar cualquier nudo”, explica Patricia Gómez, estilista de Pink Princess Spa.

Editor’s tip: La crema para peinar Sedal Hidratación Antinudos alinea las cutículas capilares para simplificar el cepillado, sin dolor; deja el cabello suave y brillante, y su olor a frambuesa ¡es irresistible!

Cepillos y peines

Invertir en instrumentos de buena calidad, adecuados para su tipo de pelo, evitará que este se maltrate y las puntas se abran. Necesitas un peine de púas grandes para desenredar el cabello cuando está húmedo; además, no causa encrespamiento ni alteraciones en las melenas rizadas.

Si tu pequeña tiene el cabello lacio u ondulado, deberías hacerte de un cepillo de cerdas naturales para darle brillo; puede ser de pelo de cabra o jabalí, según su edad y, por lo tanto, el nivel de firmeza que requiera. Son más costosos pero no causan frizz ni dañan el pelo. Y, por último, un peine de cerdas finas con cola para facilitarte la tarea de trazar líneas y pulir el look final.

Gel

Este producto es esencial para controlar los cabellos rebeldes. El gel fijador Folicuré Original también refuerza las hebras para prevenir el quiebre debido a los peinados que estiran las raíces del cabello.

Ligas y pasadores

Ten a la mano varias ligas sin metal (este suele romper el cabello) del tono de su cabello, liguitas transparentes de plástico y pasadores negros o cafés. También te sugerimos que la lleves a comprar ligas de colores y accesorios para el pelo; de esta forma el peinado, en vez de ser una tortura, podrá ser una diversión para ambos.

Editor’s tip: Ya seas novato o avanzado en el arte de peinar a tu pequeña, no dejes de ver el cortometraje animado Hair Love. La trama gira alrededor de Stephen, un padre afroamericano y su —un tanto aterradora— aventura, mientras aprende cómo estilizar el imponente cabello de su pequeña hija Zuri para una ocasión importante. Y es justo esa estrecha relación que un padre y su hija pueden forjar a través del pelo, la que se convierte en el detonante para transmitir un mensaje de aceptación, paciencia, perseverancia y amor propio.

Los papás que peinan a sus hijas deben saber que su cabello es más fino y su cuero cabelludo suele ser más delicado, por lo que hay que tratarlo con amor.

Paso uno: Seca el cabello delicadamente, sin frotar, con una toalla suave de algodón o microfibra. Asegúrate de retirar completamente el exceso de humedad.

Paso dos: Aplica la crema para peinar en el pelo, de medios a puntas. Una cantidad equivalente a una moneda de cinco pesos será suficiente si la niña tiene el cabello largo.

Paso tres: Con una mano, sostén el cabello por la mitad y, con la otra, desenreda las puntas con un cepillo de púas anchas. Por secciones, ve haciendo lo mismo hasta llegar arriba.

Si su cabello ya está seco, trabájalo de la misma manera con el cepillo de cerdas naturales. Si es rizado, hazlo solamente con el peine de dientes separados.

Editor’s tip: Si vas a hacerle un peinado recogido, asegúrate de que el cabello esté seco. De lo contrario, puede romperse.

Siguiente

Cola de caballo

Cola de caballo baja y lacia
El truco de esconder la liga con un mechón nunca pasa de moda. Crédito: All Things Hair.

La cola de caballo es la base de múltiples peinados, por lo que más vale que aprendas a hacerla correctamente. Puedes hacerla baja, a la altura de la nuca; media, a la mitad de la cabeza; o alta, arriba de las sienes o sobre la coronilla.

Paso uno: Cepilla bien las raíces para alisarlas mientras están húmedas. Si el cabello ya está seco, puedes humedecerlo con agua en un atomizador.

Paso dos: Unta un poco de gel en las raíces y péinalas en la dirección hacia la que quieras crear la colita de caballo.

Paso tres: Sujeta el cabello, dándole dos o tres vueltas con un elástico.

Editor’s tip: Si tu pequeña tiene mucho pelo o es muy grueso, tal vez quieras hacer la coleta en dos partes. Primero haz una en la mitad superior y amárrala con una liga; luego, une la mitad inferior con la superior con un solo elástico.

Paso cuatro: Toma un mechón delgado de la parte inferior de la cola de caballo y envuélvelo alrededor de la liga. Fija la punta con un pasador que quede oculto bajo el pelo. ¡Considera que la forma correcta de colocarlos es con la parte ondulada hacia abajo!

Trenza

Cola de caballo alta con trenza
Una vez que dominas la cola de caballo, ¡trenzarla es lo de menos! Crédito: All Things Hair.

¡Las niñas adoran las trenzas! Probablemente porque les recuerdan a sus personajes favoritos de las películas de princesas y cuentos de hadas. Si quieres hacerla muy feliz, aprende a hacer una trenza básica, que te abrirá las puertas a otras más complejas.

Paso uno: La manera más sencilla de hacer una trenza es partiendo de una coleta, pues el cabello tendrá una mayor sujeción. Entonces, empieza cepillando muy bien y haciendo una cola de caballo a la altura deseada.

Paso dos: Divide el cabello en tres secciones. Tendrás una derecha, una izquierda y una central.

Paso tres: Cruza el cabo derecho por encima del central, de manera que ahora sea este el de en medio.

Paso cuatro: Haz lo mismo del otro lado. Cruza el cabo izquierdo por encima del central, de manera que ahora sea este el de en medio.

Paso cinco: Repite los pasos tres y cuatro hasta terminar de trenzar el cabello.

Paso seis: Deja de trenzar unos cuatro dedos antes de que se acabe el cabello. Entonces, sujeta la trenza con una liga pequeña.

Chongo

Mujer rubia con chongo despeinado poniéndose un pasador
La forma correcta de colocar los pasadores es con la parte ondulada hacia abajo. Crédito: All Things Hair.

Hacer un chongo es muy sencillo, pero hay ciertos trucos que debes tomar en cuenta para que luzca ordenado y bonito. Una solución sencilla, que los papás que peinan a sus hijas ya conocen, es recoger el pelo en una coleta, torcerla, formar una espiral con ella alrededor de la liga y fijarla con otro elástico. Aquí te mostramos otra técnica, igual de simple pero más cool.

Paso uno: Haz una cola de caballo. ¡Ya la dominas!

Paso dos: Divídela en dos partes iguales.

Paso tres: Ve acomodando ambas secciones alrededor de la liga, entrelazándolas entre sí, hasta que encuentres una forma que te guste. No pasa nada si quedan algunos pelitos sueltos.

Paso cuatro: Fija el chongo con pasadores del mismo color del cabello. ¡Y listo!

¿Quieres aprender nuevos peinados? Suscríbete a nuestro canal de YouTube para recibir las notificaciones de nuestros últimos tutoriales.