¿Cuándo cortarse el cabello para que luzca sano y bonito?

Si te has preguntado cuándo cortarse el cabello, tenemos la respuesta. 'Spoiler alert': depende totalmente de tu tipo de pelo y los cuidados que le proporcionas a diario.

Seguramente te has preguntado cuándo cortarse el cabello para lucirlo impecable y, muy probablemente, te has encontrado frente a múltiples y variadas respuestas. Bueno, déjanos decirte que quizás todas son correctas, pues como bien dicen por ahí: cada cabeza es un mundo. Y en cuestión de cuidado capilar, ¡vaya que cada melena es un universo entero!

Hablemos con sinceridad: la mayoría de nosotras ha intentando crearse una rutina que marque la pauta para visitar al estilista casi de manera sistemática. Sin embargo, definir la frecuencia con la que deberías pasar por las tijeras, dependerá de una serie de factores puntuales como tu tipo de cabello, el cuidado que le das y tu rutina cotidiana.

Mujer con cabello largo y lacio
Para determinar cada cuánto debes cortarte el pelo, has de tomar en cuenta aspectos como la naturaleza de tu melena, el corte y los cuidados que le das a diario. Crédito: Pixelformula/Sipa/Shutterstock.

Si bien no es posible dictar con exactitud cuándo cortarse el cabello, sí podemos asegurar que las melenas sanas pueden darse el lujo de hacerlo cada vez que lo requiera la estructura del corte por el que han optado. Un rango entre dos y tres meses es el más recomendable para mantener el cabello sano.

Si lo llevas corto

Los cortes definidos como el pixie, a la garçon y el bob, demandan un mantenimiento religioso para lucir perfectos. Por ello, los expertos recomiendan despuntarlos por lo menos entre cada tres o seis semanas, dependiendo de su estado y de la velocidad con la que crece tu pelo.

Si luces una media melena

En el caso de las melenas medias, el mantenimiento puede ser mucho más relajado, pues bastará con un retoque cada dos meses para tenerlas impecables. Eso sí, en cortes como el shag y el long bob asimétrico, se debe prestar mayor atención a cuándo cortarse el cabello para mantener el efecto escalonado que los distingue.

Para las melenas XXL

Las cabelleras extralargas completamente sanas pueden darse el lujo de visitar al estilista cada tres meses. No obstante, debido a su longitud, las puntas son más propensas a resecarse y quebrarse a consecuencia de malas prácticas. En ese caso, hacer cita cada mes y medio es suficiente para mantenerlas sanas.

El pelo también habla a través de su aspecto, dictándote el momento indicado para cortarlo. Te compartimos algunos de los indicios más comunes.

Te cuesta trabajo estilizarlo

Si has notado que últimamente tu melena ya no se acomoda de la misma manera y batallas para peinarla —especialmente cuando usas herramientas térmicas—, posiblemente ahora es cuándo cortarse el cabello. Sucede que el cabello maltratado pierde flexiblidad, cualidad que le permite moldearse fácilmente, por lo que eliminar las secciones deterioradas puede ayudar a sanar el pelo.

Por otro lado, asegurarte de utilizar protector térmico cada vez que estilizas tu melena con calor, además de aportar mayor hidratación y nutrición a través de una eficaz crema para peinar, es fundamental.

Se siente áspero y reseco

La resequedad y la aspereza son factores que inmediatamente evidencian cuándo cortarse el cabello de manera urgente. Ya sea que únicamente se encuentren afectadas las puntas o —en el peor de los casos— todo el cabello, visitar a tu estilista siempre es un gran comienzo.

Para que recurrir a las tijeras no sea tu única solución, te recomendamos nutrir diariamente tu pelo con el shampoo 2 en 1 y el acondicionador TRESemmé Hidratación Profunda. Gracias a su formulación adicionada con vitamina E y omega 9, restaura la humectación y fuerza de tu cabello.

Se quiebra fácilmente

La resequedad extrema es la principal responsable de que las puntas se quiebren, propiciando la caída. ¿La solución? Cortar de tajo el pelo maltratado y humectarlo con regularidad con un producto nutritivo como el superhidratante diario Dove Crecimiento Regenerador. Su fórmula especialmente pensada para el pelo extremadamente deteriorado y frágil, se encargará de cualquier signo de daño.

Siguiente