Guía para cortar las puntas resecas como una profesional

Cortar las puntas resecas es necesario para que tu cabello mantenga su manejabilidad y forma. Lo mejor es que puedes hacerlo tú misma. Te decimos cómo.

Cortar las puntas resecas debe convertirse en un ritual frecuente, si quieres conseguir una cabellera sana y bonita, incluso si sueles espaciar las visitas al salón de belleza con el propósito de dejarla crecer. Saltarte los despuntes únicamente traerá como consecuencia que, la próxima vez, tengas que sacrificar más centímetros, pues el deterioro habrá aumentado.

La buena noticia es que tú misma puedes cortar las puntas resecas de tu cabello. En este artículo te decimos por qué es necesario, cuáles son los síntomas que sugieren que es tiempo de un corte, cómo hacerlo paso a paso y, finalmente, cómo cuidar tus puntas en el futuro para evitar pasar por las tijeras. Prometemos que, siguiendo esta guía, habrás salvado tu melena.

Las puntas tienden a dañarse con mayor frecuencia por ser la parte más antigua del cabello, es decir, que nació de la raíz mucho antes que el resto del tallo piloso, por lo que está más debilitada y su cutícula (la capa más superficial del pelo, que lo protege de las agresiones externas) es porosa y se quiebra con facilidad. Asimismo, las puntas están más expuestas a los factores ambientales y mecánicos.

Cortar las puntas resecas mejora el aspecto estético del cabello —por el simple hecho de que elimina la zona deteriorada—, mas no estimula su crecimiento ni lo regenera. ¿Por qué? Porque las puntas no están activas, no tienen “vida”, por decirlo de alguna manera.

Mujer pelirroja con ondas naturales
¿Cortar las puntas resecas de verdad regenera el cabello y estimula su crecimiento? No, pero sí tiene beneficios interesantes. Crédito: All Things Hair.

Otro de los motivos para considerar pasar por las tijeras es cuando aparecen las llamadas puntas abiertas, una alteración capilar producida por la descamación de la cutícula. Esta puede deberse al clima, los procesos químicos y el uso de herramientas térmicas, pero lo más habitual es que tenga que ver con una deshidratación. Además, cuando el cabello es muy largo, es difícil que los aceites nutritivos que produce el cuero cabelludo lleguen de la raíz a la punta, razón por la que también el pelo se abre.

Ahora, ¿cómo saber cuándo hay que cortar? Si percibes tus puntas secas, quebradizas, encrespadas y batallas para peinarlas, es momento de deshacerte de ellas. A continuación te decimos cómo hacerlo tú misma.

Siguiente

Aunque la metodología sea la misma, hay una diferencia en la frecuencia del corte según la longitud de tu melena. Si tienes el pelo largo y recto, es decir, sin capas, se recomienda cortar las puntas resecas cada seis semanas. En cambio, en el cabello corto con capas, esta acción debe repetirse cada tres semanas.

¿Y qué tanto cortar? Hasta la zona del tallo sana. Mínimo, media pulgada o un milímetro más arriba de la puntas abiertas. El mantenimiento constante es necesario para que el eje del cabello no se abra y se ponga poroso.

Estilista cortando las puntas del cabello
Si tienes el pelo largo, apunta la tijera verticalmente para cortar las puntas resecas, como en la imagen. Si es corto, hazlo de manera horizontal. Crédito: Shutterstock.

Necesitas:

  • Tijera de corte, puede ser de filo liso o microdentado (este colabora a que el pelo no se deslice al cortar).
  • Liga para el cabello.

Técnica para cortar las puntas resecas

Paso uno: Recoge el cabello recién lavado y desenredado en una cola de caballo bien alta al centro de tu cabeza. El cabello húmedo es perfecto para cortar las puntas resecas porque su tacto y apariencia las deja en evidencia.

Paso dos: Asegúrate de que la liga esté bien ajustada y coloca la mano menos dominante sobre la base. Estira la coleta hacia arriba.

Paso tres: Sujeta las puntas a cortar. Sitúa los dedos índice y medio unas tres pulgadas antes de que termine el cabello para agarrarlo con facilidad.

Paso cuatro: Toma la tijera con la mano dominante y empieza a cortar las puntas resecas apuntando hacia adentro, tal como se muestra en la imagen de arriba. Corta cuidadosa y lentamente la parte dañada hasta que cubras el área.

Editor’s tip: En el cabello corto aplicarás la misma técnica (menos la cola de caballo), pero apuntando la tijera lateralmente.

Cuando el objetivo es dejar crecer el cabello —y, por lo tanto, sortear las tijeras dentro de lo posible—, no existe mejor medida que la prevención, por lo que hay ciertos cuidados a tener en cuenta.

Primeramente, considera someter tu melena a tratamientos intensivos como el plasma en plaquetas. Este procedimiento, que también se utiliza para el cuidado de la piel o en la regeneración de los cartílagos, se basa en usar los factores de crecimiento presentes en la sangre de cada persona, para poder aislarlos y emplearlos con el objetivo de acelerar y estimular la regeneración de los tejidos, en este caso, del cabello.

Si tienes las puntas resecas

En tu día a día, mantener tu cabello bien hidratado evitará que te veas obligada a cortar las puntas resecas con mucha frecuencia. El superacondicionador Sedal Hidratación Máxima 1 Minuto posee una tecnología única que conjunta los agentes acondicionadores más poderosos para proporcionarle a tu pelo la nutrición diaria que necesita. Contiene elastina hidrolizada, una proteína acuosa que promueve la flexibilidad y colabora a retener la humedad.

Si tienes las puntas abiertas

Usar una crema para peinar con keratina regenera y nutre a profundidad las puntas abiertas. Nuestra recomendación es la crema para peinar Savilé Keratina —con pulpa de sábila y tratamiento— en sus versiones Liso, Rizo o Antiesponjado, según tu tipo de pelo y sus necesidades.

¿Sueles cortar las puntas resecas de tu pelo a menudo? ¿Qué resultados has visto? Únete a nuestra comunidad de #HairLovers en Instagram (@allthingshairmex) y cuéntanos tu experiencia.