Cómo quitar el chicle del cabello fácil, rápido y sin cortarlo

Con agua, hielo o refresco de cola: te decimos cómo quitar chicle del cabello con remedios caseros, sin pasar por las tijeras.

¿Quieres saber cómo quitar el chicle del cabello fácil y rápido? ¡Tenemos la respuesta!

El chicle está hecho de resinas y polímeros sintéticos para crear su textura masticable y pegajosa. Hay enlaces químicos entre las moléculas de la goma de mascar que dificultan su eliminación de los objetos, especialmente del cabello.

Además, muchos chicles comerciales son hidrofóbicos —es decir, que no se disuelven en agua—, lo que provoca que  se adhieran más fácilmente a las superficies aceitosas.

Estas propiedades de la goma de mascar dificultan su eliminación de los zapatos, la ropa y el cabello, ¡pero no es imposible! Antes de recurrir a las tijeras, intenta algunos de estos trucos caseros para quitar el chicle del cabello sin cortarlo.

Editor’s tip: Primeramente, aísla los mechones afectados, ya sea envolviéndolos en papel aluminio o recogiendo en un chongo el resto de tu melena. Ahora sí, ¡manos a la obra!

Mujer adolescente con broches en el cabello, haciendo una bomba de chicle
El hielo ayuda a endurecer la goma de mascar para así retirarla con facilidad. Crédito: Monstera/Pexels.

El hielo permite congelar el chicle. Así, es menos pegajoso y es más sencillo removerlo. Aplica una bolsa de hielo sobre la goma de mascar durante 5 a 15 minutos o hasta que se endurezca. También puedes envolver tu pelo en un paño con unos cubitos de hielo. Desliza el chicle suavemente a lo largo del pelo.

Este método es más efectivo si solo tienes una pequeña cantidad de chicle pegado en el cabello.

Moja el pelo con agua salada y aplica hielo. Esta combinación congela el chicle y hace que sea más fácil quitarlo con los dedos o un peine.

Un truco menos conocido para quitar el chicle del cabello es sumergirlo en refresco de cola. Vierte el refresco en un vaso o tazón y deja remojar el chicle durante unos minutos. Transcurrido un tiempo, deberías poder quitarlo con facilidad, ya que ya no estará fuertemente adherido al cabello.

El ácido fosfórico de la soda reaccionará con los aceites naturales del pelo y básicamente los eliminará, por lo que la goma de mascar ya no tendrá nada a lo que adherirse. Debido a esto, debes lavar bien tu cabello y acondicionarlo profundamente después, para evitar que se seque o dañe más.

En la redacción amamos el dúo de shampoo y el acondicionador TRESemmé Hidratación Absoluta, que repara el daño y le devuelve la suavidad al cabello. Con vitamina E y pantenol, protege las cutículas para mantener la hidratación.

El acondicionamiento profundo también es una buena idea después de cualquier incidente con la goma de mascar en el cabello, ya que aliviará cualquier daño físico al cabello que la goma de mascar o los intentos de extracción posteriores puedan haber causado.

Mujer con cabello rosa llevándose un mechón sobre el labio
La crema para peinar actúa como lubricante y, además, es buena para tu cabello. Crédito: John Diez/Pexels.

La vaselina, el acondicionador y la crema para peinar actúan como lubricantes que ayudan a desenredar el cabello, lo que acelera el proceso de eliminación de la goma de mascar. Este método es especialmente beneficioso si el chicle se pega al cabello cerca del cuero cabelludo, ya que no correrás el riesgo de dañarlo.

Para ello, la crema hidratante diaria Dove Hidratación Antinudos es una maravilla. Combina los beneficios de cuidado de un acondicionador con los de una crema para peinar, facilita el desenredado y aporta mayor suavidad y control.

Debido a que tanto la mantequilla de cacahuate como la goma de mascar son hidrofóbicas (no solubles en agua), es más fácil que se adhieran entre sí que al cabello seco.

Usa los dedos para cubrir completamente el área afectada del cabello con mantequilla de cacahuate cremosa. Transcurridos unos minutos, el chicle debe volverse más rígido y fácilmente removible de tu cabello.

Los aceites de cocina, como el de coco, oliva o canola, también son hidrofóbicos. Aplica cualquiera de ellos en la zona dañada, frota y luego retira el chicle con los dedos o con un peine.

El vinagre blanco es un solvente que rompe el vínculo entre el cabello y la goma de mascar. Para quitar el chicle, satura el área con vinagre. Puedes sumergir tu pelo en una taza de vinagre o remojarlo con un paño. Cuanto más tiempo se remoje el cabello, más fácil será quitar el chicle. También puedes calentar ligeramente el vinagre antes de aplicarlo en tu melena.

Este método puede llevar tiempo dependiendo de la cantidad de goma de mascar que tengas en el cabello. Cuando esta comience a ablandarse, pasa un peine de dientes anchos por tu cabello.

Artículo anterior
Artículo siguiente