El aceite de oliva para el pelo es el elixir natural para humectar y dar brillo

Descubrí cinco beneficios y cinco formas de aplicarlo en tu pelo.

El tratamiento natural de aceite de oliva para el pelo es el santo remedio para el cabello seco y dañado, ya que hidrata, nutre y repara. El aceite de oliva, que se obtiene del fruto del olivo, es rico en vitaminas, antioxidantes y grasas saludables, propiedades que favorecen un pelo más fuerte, suave y brilloso.

En esta nota, te contamos los beneficios del aceite de oliva para el pelo y distintas formas de aplicarlo.

mujer blanca de pelo largo castaño lacio y brillantesonriente, aceite de oliva para el pelo
El poder atrapa-humedad de este aceite facilita un pelo suave y brilloso. Crédito: Rupert Laycock

Humecta

Su textura oleosa penetra y recubre la fibra capilar, lo que ayuda a mitigar la resequedad y retener la humedad natural del pelo. Por esto último, es un aliado perfecto para las chicas con rulos que llevan adelante el método LOC, una rutina de cuidado post lavado que consiste en aplicar acondicionador sin enjuague, aceite y crema (en este orden). Y es justamente por su capacidad de sellar la humedad que logra un pelo suave, sedoso y brilloso.

Alivia la irritación y la picazón

Dadas sus propiedades suavizantes y emolientes, el aceite de oliva para el pelo alivia el cuero cabelludo irritado e inflamado por trastornos como la caspa y la psoriasis, o por el uso exceso de herramientas de calor como el secador de pelo o la planchita.

Regenera y fortalece el pelo

Gracias a su alta concentración de vitamina E y C, dos poderosos antioxidantes, el aceite de oliva regenera y fortalece la hebra capilar, previniendo las puntas abiertas y la caída del pelo por quiebre.

Estimula el crecimiento

La vitamina C presente en el aceite de oliva es la responsable de estimular la producción de colágeno, el cual fortalece el folículo piloso, promoviendo así un crecimiento saludable y mitigando la caída.

Elimina el frizz

Tanto las melenas lacias como las rizadas se benefician de las propiedades hidratantes del aceite de oliva, que acondicionan las hebras capilares porosas. De esta forma, previene el encrespamiento.

ingredientes sobre la mesa para hacer una mascarilla para el pelo de oliva y huevo y miel, aceite de oliva para el pelo
Tratamiento DIY. Crédito: Shutterstock

Mascarilla para el pelo de oliva y huevo humectante

El aceite de oliva puede combinarse con otros ingredientes naturales para crear distintas mascarillas caseras, de acuerdo a la necesidad de tu pelo. Algunas variantes: aceite de coco y aceite de oliva, banana y aceite de oliva, palta y aceite de oliva. Una de nuestras favoritas es la mascarilla para el pelo de oliva, huevo y miel. Podés aplicarla una o dos veces por semana.

Lo que necesitás

  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 yema de huevo.

Cómo prepararla y aplicarla

Mezclá todos los ingredientes en un bol hasta obtener una textura homogénea. Aplicá la mascarilla sobre tu pelo, de medio a puntas (¡evitá las raíces si no querés que te quede el pelo graso!). Dejá actuar durante 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, enjuagá bien con agua tibia. Asegurate de que no queden residuos de esta mezcla en el pelo. Luego, es necesario lavar el pelo como de costumbre.

mujer aplicando óleo con un gotero sobre las puntas de un pelo largo lacio color castaño rojizo, aceite de oliva para el pelo
Unas gotas para las puntas abiertas o secas. Crédito: Shutterstock

Tratamiento para las puntas abiertas

¡Tratamiento fácil y efectivo si los hay! Basta con aplicar unas cuantas gotas de aceite de oliva sobre las puntas y dejar actuar entre 15 y 20 minutos. Luego, enjuagá con agua tibia, aplicá un poco de acondicionador y volvé a enjuagar. ¡Hola, suavidad!

Nuestro tip: si sufrís de corte químico o padecés la resequedad como consecuencia del pelo dañado, te recomendamos elegir productos diseñados para pelo extremadamente dañado. Podés lavarlo a diario con el Shampoo Regeneración Extrema de Dove y reemplazar el acondicionador tradicional por el Super Acondicionador 1 Minuto Factor de Nutrición 80 de Dove, un concentrado regenerador que brinda la nutrición que el pelo muy dañado necesita.

Masaje capilar

¿Necesitás liberar tensiones del cuero cabelludo y la cabeza? ¿O sentís el cuero cabelludo seco? Probá con un masaje capilar con aceite de oliva tibio. Masajeá con la yema de tus dedos, ejerciendo una leve presión, durante 10 minutos. Al finalizar, enjuagá bien el pelo. Eso sí, si tenés pelo graso, no te recomendamos hacer este masaje.

Modelador y antifrizz

Como te comentamos antes, el aceite de oliva para el pelo es un aliado a la hora de peinarlo o estilizarlo, especialmente para las melenas con rulos. Si llevás a cabo el método LOC o LCO, podés incorporarlo a tu rutina. Si tu textura de pelo es fina, mejor evitalo, ya que te podría resultar muy pesado. En ese caso, optá por otros óleos.

Sea como sea, también podés aplicarlo solo. Aplicá unas gotitas directamente sobre el pelo, evitando las raíces, y dejá que absorba bien. Peinate como de costumbre y ¡listo! No necesitás enjuagar. Vas a notar que aplaca el frizz y potencia el brillo de tu pelo.

Aceite de oliva para el pelo toda la noche

Así como es posible dejar el acondicionador durante toda la noche o el aceite de coco, el aceite de oliva para el pelo también puede aplicarse como tratamiento nocturno. Aplicá sobre el pelo seco, de medio a puntas, evitando la raíz. Si te preguntás si es mejor dormir con el pelo atado o suelto, en este caso, lo mejor va a ser que tejas una trenza floja para evitar manchar las sábanas.

Nuestro tip: la frecuencia de uso del aceite de oliva para el pelo va a estar dado por tu tipo de pelo, textura y condición. Evalualo según la necesidad de tu melena. Lo más importante es que enjuagues bien el pelo después de usarlo como tratamiento para evitar que se acumulen residuos en el cuero cabelludo.

Siguiente