Los puntos clave para entender (y amar) la nueva línea Dove Fuerza Antiquiebre

¿Tu pelo está débil y quebradizo? Te presentamos una nueva línea de productos que le dará los nutrientes necesarios.

Es un hecho que la belleza está en el interior —y esto se aplica también para el pelo. Cuando está sano y fuerte, luce precioso. En cambio, si está débil y desnutrido, tiende a romperse. El pelo quebradizo es producto de un daño estructural. Se reconoce por pequeños puntos blancos, que indican que la hebra está parcialmente fracturada o rota.

Estas fracturas pueden ocurrir no solo en las puntas sino en todo el pelo, dándole una imagen endeble y áspera. En principio, cualquier tipo y longitud de cabello puede quebrarse. Sin embargo, el pelo largo o sensible se ve afectado más a menudo, ya que es más susceptible —por ejemplo, debido a la edad— y tiene una mayor superficie expuesta.

Por lo general, el quiebre se desarrolla por influencias externas que resecan el pelo, reducen su elasticidad y atacan la estructura de la superficie. Además de los factores medioambientales, influyen el estrés del peinado, una alimentación deficiente y un cuidado inadecuado. Un breve resumen de las causas:

  • Falta de nutrientes en el pelo.
  • Excesivo o incorrecto cepillado, secado o peinado del pelo húmedo.
  • Presión fuerte, por ejemplo, con ligas o broches.
  • Los tratamientos químicos frecuentes, como las coloraciones o los alaciados permanentes, ya que la cutícula se abre en el proceso.
  • El uso de herramientas térmicas y la exposición directa al sol.
Mujer tocando un mechón de cabello rizado y negro
El quiebre implica que hay un daño estructural pronunciado. Para combatirlo, es indispensable nutrir el pelo. Crédito: All Things Hair.

Lamentablemente, es imposible regenerar el pelo roto. Pero no te preocupes, el daño superficial es sencillo de solucionar y puedes evitarlo con un tratamiento para pelo quebradizo.

El primer paso para fortalecer el pelo débil es nutrirlo, así será más resistente a los agentes perjudiciales externos. Los principales componentes del pelo son el agua, la keratina (una proteína), algunos lípidos (triglicéridos, ceras, fosfolípidos, colesterol, escualeno y ácidos grasos libres) y minerales (hierro, magnesio, zinc, cobre y plomo). Cuando estos se han perdido, debes establecer un plan de acción para recuperarlos.

El shampoo y la crema hidratante diaria Dove Fuerza Antiquiebre han sido desarrollados especialmente para cuidar del pelo debilitado, dotándolo de los nutrientes necesarios para fortalecerlo, prevenir el quiebre y las puntas abiertas.

Esta nueva línea se compone de un shampoo para pelo delgado y quebradizo, que limpia suavemente mientras nutre las hebras, y una crema hidratante diaria, un producto versátil que combina los beneficios de cuidado de un acondicionador con los de estilizado de una crema para peinar. Por lo tanto, mantendrá tu pelo protegido durante todo el día.

La crema hidratante diaria Dove Fuerza Antiquiebre puede utilizarse dentro y fuera de la regadera para:

  • Acondicionar: hidrata tu pelo después del shampoo.
  • Estilizar: facilita el peinado en húmedo.
  • Retocar: renueva tu peinado con el peinado seco a lo largo del día.

Editor’s tip: La línea Dove Fuerza Antiquiebre está libre de crueldad animal (PETA) y su botella está elaborada con plástico reciclado.

En conjunto con tu tratamiento, puedes adoptar algunas buenas prácticas para prevenir el cabello quebradizo:

  • El pelo húmedo es más frágil, así que procura desenredarlo con un peine de cerdas anchas —hazlo mientras aplicas tu crema hidratante diaria—, comenzando por las puntas.
  • Evita irte a dormir con el pelo húmedo, pues la fricción con la almohada podría quebrarlo. También puedes cambiar tu funda por una de seda.
  • Cortar las puntas dañadas cada seis u ocho semanas te ayudará a que tu pelo se vea sano y bonito de nuevo.
  • Sécate el pelo a toques —nunca frotando— con una toalla de microfibra o una camiseta de algodón, pues estas fibras son más respetuosas con el pelo y permiten que se hidrate.
  • Prefiere los tintes sin amoniaco.
  • Si vas a usar secadora, elige una con iones. No le restará tanta hidratación a tu pelo porque los iones esparcen las moléculas de agua en el pelo en fragmentos más pequeños. La cutícula exterior del pelo se sella también en el proceso, aportándole más brillo.
  • Las altas temperaturas pueden dañar la estructura y favorecer el quiebre del pelo. Aplica un protector térmico antes de usar cualquier herramienta de calor y un protector solar si vas a asolearte.

Siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.