En el salón vs. en casa: las alternativas a tus tratamientos profesionales favoritos

Lucir una melena de infarto no necesariamente implica someterse a tratamientos costosos. ¡Conoce las nuevas fórmulas de TRESemmé para obtener una melena de salón en casa!

Aunque pueda parecer superficial, está comprobado que un good hair day —ese en el que nuestro pelo luce espectacular casi sin esfuerzo— puede mejorar nuestro estado de ánimo, darnos energía e incluso impulsar nuestra autoestima. Teniendo esto en cuenta, ¿por qué no intentar que se repita todas las mañanas?

Lucir una melena de salón no necesariamente implica someterse a tratamientos costosos. Como ocurre con todo en la industria de la belleza, las fórmulas comerciales están evolucionando constantemente para imitar los resultados profesionales. Ya no hablamos solo de desenredar o abrillantar, sino de diagnósticos especializados y cuidados intensivos para tratar problemáticas capilares específicas.

A la cabeza de este movimiento se encuentra TRESemmé, una marca cuyo origen yace en los salones de belleza de mediados del siglo pasado y que ha sabido reinventarse para cubrir las necesidades de las mujeres contemporáneas. A continuación, conoce sus nuevas fórmulas de cuidado capilar —avaladas por estilistas expertos— que prometen hacerte reconsiderar tu próxima visita al salón.

Infografía que compara los tratamientos de salón con los nuevos productos de TRESemmé
Crédito: All Things Hair.

Bótox capilar

El bótox capilar es un tratamiento intensivo semipermanente libre de formol, que recibe su nombre debido su efecto reconstructivo y rejuvenecedor —no porque tenga algo que ver con las agujas. Rellena y recubre el cabello con un potente concentrado de aminoácidos, proteínas, ácido hialurónico y colágeno, que se aplica directamente sobre la hebra capilar a través de masajes y calor.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Efecto Botox restauran la fibra capilar para una melena visiblemente saludable. Enriquecidos con lisina y proteína líquida, hidratan intensivamente y ayudan a cerrar la cutícula, rescatando incluso el cabello extremadamente dañado. Controlan el encrespamiento y el exceso de volumen, y reponen el brillo para un look con calidad de salón todos los días.

Tratamiento de keratina

Se trata de un proceso químico que suaviza y abrillanta el cabello encrespado. Su función es rellenar las áreas de la fibra capilar que han perdido keratina, reestructurando y reparando a profundidad el pelo dañado. En consecuencia, el cabello se ve y se siente más saludable.

La alternativa: El shampoo TRESemmé Keratina Antifrizz ha sido profesionalmente desarrollado con keratina y ácido hialurónico para una melena suave, brillante y manejable. Su tecnología crea una barrera protectora contra la humedad y controla instantáneamente el encrespamiento.

Baño de color

El baño de color es una coloración semipermanente (sin amoniaco) que sirve para hacer una cobertura ligera, dar brillo al pelo y reavivar el color natural. A diferencia de una coloración tradicional, el pigmento del baño del color se cae con las lavadas, y la pigmentación solamente puede variar de uno a dos tonos.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Pro-Radiance Color están adicionados con aceite de marula y resveratrol, un poderoso antioxidante para hidratar, cuidar del color y restaurar el brillo del cabello teñido. Su tecnología ayuda a mantener un color vivo y duradero.

Tratamiento con aceite caliente

Cuando se trata de proteger y fortalecer el cuero cabelludo y el cabello seco, dañado y quebradizo, este tratamiento es una opción popular, especialmente entre quienes tienen rizos. Elaborado a partir de aceites vegetales, como el de oliva, almendra y coco, funciona sellando la cutícula capilar con vitaminas y nutrientes.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Rizos Disciplinados contienen una mezcla de aceites exquisitos y elastina para hidratar y dar elasticidad al cabello rizado. Su tecnología prepara el cabello para aumentar su definición y obtener un movimiento natural.

Scalp facial

El “facial” para el cuero cabelludo es más que una limpieza profunda. A menudo, consiste en eliminar las escamas (una mezcla de sebo y piel muerta), exfoliar la acumulación de productos alrededor de las raíces del cabello, desinfectar tanto la superficie como la piel profunda con ozono de bajo nivel, hidratar, destapar los poros, estimular los músculos del cuero cabelludo y restaurar los capilares y vasos sanguíneos rotos. Finalmente, se infunden micronutrientes en la piel profunda del cuero cabelludo y las raíces.

La alternativa: El shampoo y el acondicionador TRESemmé Detox Hidratación contienen aguacate y macadamia para purificar, equilibrar la hidratación y reponer el brillo del cabello graso, perdidos en el transcurso del día. Su fórmula con un complejo de aceites preserva la suavidad, logrando una melena visiblemente saludable.

Mujer de raza mixta con cabello rizado castaño claro y un peine para rizos
Imitar en casa la experiencia —y el resultado—de haberse sometido a un tratamiento de salón se consigue con productos desarrollados profesionalmente. Crédito: cottonbro/Pexels.

Detox capilar

Este tratamiento permite depurar el cuero cabelludo de los residuos de producto que pueden haber quedado acumulados, las células muertas, la grasa, sudor y la contaminación. Incluye procesos químicos, físicos y mecánicos que proporcionan al cabello brillo, suavidad, flexibilidad y protección contra los rayos UV.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Detox Anticontaminación están enriquecidos con sábila y coco para purificar el cabello graso de la polución por smog. Con infusión de vitamina C, nutren el cabello para dejarlo visiblemente saludable y suave.

Shiatsu capilar

Esta terapia originaria de Japón busca armonizar cuerpo, mente y emociones a través del contacto, para mejorar la salud y vitalidad de quien la recibe. Consiste en utilizar la presión de los pulgares y las palmas sobre la piel, en puntos específicos, para equilibrar la energía del organismo. El masaje que producen estas tensiones juega un papel importante en el bienestar del cuero cabelludo. Y no solo eso, sino que también ayuda a liberar la tensión acumulada en la cabeza y le da un empuje al crecimiento del cabello.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Crecimiento Máximo están adicionados con vitamina B y cafeína, un poderoso estimulante. Su tecnología cuida de la fibra capilar purificándola y acondicionándola, logrando así que crezca más fuerte y alcance su longitud máxima.

Tratamiento de colágeno

Es un método óptimo para recuperar el cabello porque actúa como conector, es decir, restaura la unión entre las fibras capilares impidiendo su quiebre. Asimismo, el colágeno es un componente clave para combatir el daño de los radicales libres en el cabello. Puede funcionar como un antioxidante, necesario para ayudar a frenar el daño producido por la decoloración y el uso de herramientas térmicas.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Control Caída, con vitamina B6, bergamota y colágeno, cuidan del cabello ayudando a prevenir el quiebre hasta en 99% desde el primer uso, mientras lo hidratan y le dan brillo. Su tecnología otorga una reparación fortalecedora para una melena con volumen recuperado.

Tratamiento hidratante

No hay un tratamiento para hidratar que sea genérico. En general, aumenta la capacidad del cabello para absorber y retener la humedad con el fin de mantenerlo hidratado, mejorar la manejabilidad, prevenir la sequedad y dar un buen aspecto. Los productos empleados deben poder penetrar profundamente en el tallo del cabello para darle la hidratación que necesita. Suele contener ácido hialurónico, glicerina, ceramidas o pantenol.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Hidratación Absoluta, con vitamina E y pantenol, garantizan una limpieza delicada y eficaz, al mismo tiempo que reparan el daño y le devuelven la suavidad al cabello, sellando las cutículas para mantener la hidratación.

Cauterización capilar

La cauterización recurre a la keratina líquida para sellar la cutícula dañada y proteger el cabello con una nueva película endurecida. Al aplicar la keratina y otros ingredientes nutritivos, el cabello se nota más grueso, suave, brillante menos encrespado y con una superficie lisa natural.

La alternativa: El shampoo y acondicionador TRESemmé Blindaje & Regeneración contienen biotina y quinoa negra para nutrir y proteger el cabello. Su tecnología reestructura el interior del tallo, haciéndolo hasta 100 veces más fuerte y resistente ante los factores externos nocivos.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual