‘Skinification’, la tendencia de aplicar los cuidados de la piel al cabello que llegó para quedarse

Los ingredientes de 'skincare' que conoces y adoras ahora se trasladan al cuidado capilar. Te decimos cómo adaptarlos fácilmente a tu rutina.

El autocuidado es amor propio. Numerosos estudios demuestran que las personas hemos dado prioridad a nuestra piel y pelo más que nunca durante la pandemia. Incluso antes, la tendencia hacia el bienestar ha buscado trasladar las propiedades del cuidado de la piel hacia el cabello, configurando desde productos individuales hasta regímenes de tratamiento con un enfoque profesional.

El término skinification —uno que debes anotar y subrayar— se refiere a las fórmulas e ingredientes cada vez más sofisticados que se utilizan en los productos para el cuidado capilar y que se han empleado tradicionalmente en el cuidado de la piel. Parte de la noción de que una piel cabelluda saludable es la base de una melena hermosa y, por lo tanto, es necesario invertir en formulaciones de calidad que lograrán un efecto positivo a largo plazo.

El cuero cabelludo envejece seis veces más rápido que la piel del rostro y 12 veces más rápido que la piel del resto del cuerpo. Cuando esto sucede, es más probable que se obstruyan los folículos pilosos, lo cual puede afectar la absorción de proteínas, adelgazando el cabello. La sensibilidad del cuero cabelludo tiende a incrementarse con la edad y se reduce la secreción de sebo en las mujeres debido a los cambios hormonales y en los niveles de estrógeno.

Ingredientes premium como la vitamina C, el ácido hialurónico o los prebióticos —que conocemos y amamos en nuestro skincare— prometen no solo ayudar a combatir las consecuencias del envejecimiento, sino aportar luminosidad, hidratar, equilibrar y tratar problemáticas capilares específicas de manera similar a como lo harían en la piel.

Probeta con suero facial derramándose sobre fondo amarillo
La ‘skinification’ del cabello responde a una oleada de consumidores más informados y conscientes de los ingredientes en sus productos de belleza. Crédito: Shutterstock.

Así como muchas personas adoran los largos rituales de cuidado de la piel, que se plantean hasta en una decena de pasos, el nuevo cuidado capilar apunta en la misma dirección. Se trata de verdaderos cuidados holísticos, que traen bienestar a quienes los ponen en práctica y permiten conectar con el interior.

Si te gustaría formar parte de este movimiento —que tiene todo para quedarse— y llevarte a casa buenos productos para el cabello con los principios del skincare en su composición, presta atención a sus características principales:

  • Una rutina capilar con varios pasos que incluyen cuidados específicos para el cuero cabelludo.
  • La presencia de ingredientes lujosos, propios del cuidado la piel, en los productos capilares.
  • Los tratamientos que permiten un uso variado dentro del cronograma capilar.

Editor’s tip: Antes de dormir, regálate un masaje capilar; no solo te ayudará a liberar la tensión, sino que estimulará la circulación sanguínea del cuero cabelludo, lo que se traduce en una mayor oxigenación y nutrientes para los folículos pilosos. Asimismo, una o dos veces al mes, realiza una exfoliación capilar para limpiar a profundidad y eliminar las partículas obstructoras, mientras ayudas a balancear el pH de la piel.

Infografía sobre skinification con los productos de Sedal Care+
Crédito: All Things Hair.

Ácido hialurónico + vitamina C

El ácido hialurónico es una sustancia que poseemos de forma natural en el cuerpo. Su misión consiste en hidratar la piel y el cabello y retener los niveles de agua.

A partir de los 25 o 30 años, el cuerpo deja de producirlo en las mismas cantidades, lo que se traduce en una pérdida de elasticidad y firmeza en la piel y en un deterioro de la estructura capilar.

Durante esta etapa, los daños del cabello producidos por el sol, por factores medioambientales, así como por tintes y otros productos se acentúan. Por ello, sufrimos una mayor rotura, sequedad, pérdida de color y brillo, etcétera.

Además de hidratar, el ácido hialurónico también aporta volumen, brillo, flexibilidad y suavidad, y repara la pérdida de densidad.

Por otro lado, la vitamina C es esencial para la producción de colágeno y un potenciador de la luminosidad. Los radicales libres dañan el pelo, poniéndolo frágil y más propenso a que se le abran las puntas. Las propiedades antioxidantes de la vitamina C ayudan a reducirlos, haciendo que el pelo crezca más fuerte y de manera óptima.

Editor’s tip: Asegúrate de elegir un sistema de lavado bien hidratante —capaz de regenerar la suavidad, el brillo y la fuerza del cabello— como el shampoo y tratamiento acondicionador Sedal Care+ Ácido Hialurónico + Vitamina C. Como tercer paso, te recomendamos aplicar, de medios a puntas, la crema para peinar de la misma línea y estilizar como de costumbre.

Agua micelar + provitamina B5

Como su nombre lo indica, el agua micelar contiene micelas, un conjunto de moléculas de aceite encargado de atrapar las materias grasas. Las micelas están disueltas en agua blanda —la más adecuada para la limpieza de la piel—,que elimina las impurezas con suavidad y respetando el pH de la piel.

La provitamina B5 (pantenol) protege, recupera y repara el cabello dañado. Tiene una enorme importancia biológica para el estado nutritivo y crecimiento del cabello. Regenera la piel castigada, es antiinflamatoria y cicatrizante.

A diferencia de la mayoría de los otros ingredientes, puede penetrar en el interior del tallo del cabello, hidratándolo desde dentro para mejorar la flexibilidad y mantener la cutícula firme.

Editor’s tip: El shampoo Sedal Care+ Agua Micelar + Provitamina B5 logra que el cabello se sienta libre de impurezas e hidratado durante todo el día. Úsalo con el tratamiento acondicionador y la crema para peinar Sedal Care+ Hidra Micelar + Provitamina B5 para, además, nutrir tu melena.

Prebióticos + biotina

Los prebióticos son una especie de comunidad invisible que desempeña un papel fundamental de defensa de la piel contra los agentes infecciosos del entorno. Dicha comunidad está conformada por microorganismos como parásitos, microbios, bacterias de diversas cepas, hongos, etcétera.

Factores como el estrés, la polución, la exposición a los rayos solares y hábitos nocivos como una higiene excesiva, el uso de cosméticos inapropiados para nuestro tipo y necesidades de piel, fumar, o llevar una alimentación inadecuada, desbalancean a la flora microbiana cutánea. Los prebióticos son conocidos por ayudar a mejorar la salud y el bienestar general de la piel cabelluda.

La biotina colabora al crecimiento saludable del cabello, aportando elasticidad y reduciendo la rotura del cabello. Incrementa los niveles de oxigenación y estimula la circulación sanguínea, favoreciendo que una mayor cantidad de nutrientes llegue a la raíz del pelo y de esta forma, la melena luzca más saludable. También contribuye a detener la caída del cabello y aporta vitalidad y volumen al mismo.

Editor’s tip: El shampoo, el tratamiento acondicionador y la crema para peinar de la línea Sedal Care+ Prebióticos + Biotina ayuda a que el cabello se sienta saludable y crezca de manera óptima.

Si nunca antes pensaste en transformar tu rutina capilar, este es el momento. La ecuación ha resultado para la piel, ¿por qué no beneficiar también a tu melena? Cuéntanos tu experiencia en @allthingshairmex.

Siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.