Hasta la raíz | Cómo la alopecia cambió mi vida: aprendiendo a lidiar con una enfermedad capilar

Conversamos con la psicoterapeuta Gina Ortiz sobre la alopecia, la importancia de la salud mental y lo que ha aprendido gracias a la pérdida de su cabello.

El pelo es una parte esencial en nuestra apariencia. Puede ser una forma de expresar un estado de ánimo, una conexión con nuestros antepasados, un medio para hacer una declaración e incluso un canal para vernos y sentirnos bien. 

La alopecia, una enfermedad benigna y autoinmune que se caracteriza por la repentina ausencia de cabello, puede generar sentimientos insuperables de tristeza, ira, confusión y pérdida. Pero, ¿por qué la pérdida capilar debe tener una connotación negativa?

Platicamos con Gina Ortiz (@ginaortizoficial), una psicoterapeuta que desde pequeña fue diagnosticada con alopecia. Perdió su pelo en tres etapas distintas de su vida pero se encontró a sí misma y nos demuestra que el cabello —y la caída del mismo— no nos define.

Gina Ortiz nos platica su experiencia con la alopecia
Gina Ortiz. Crédito: Cortesía de Gina Ortiz.

Desde que el mundo ha existido, los estándares de belleza de la sociedad nos han dicho que las mujeres con abundante cabello y mechones que rozan su cintura son la imagen de la feminidad y la elegancia. Pero, en realidad, la calvicie femenina es más que hermosa: es sinónimo de audacia y autoconfianza, una redefinición absoluta de las normas sociales.

All Things Hair: Para ti, ¿qué es vivir con alopecia?

Gina Ortiz: Tendría yo que hablarte desde tres facetas, porque llevo mucho tiempo viviendo con ella. Yo separo mi proceso en: víctima, puente y protagonista. Cada etapa la viví diferente. Al inicio, como víctima, la pasé fatal, sentía que lo que me sucedía era un castigo. Después tuve una fase de enfrentamiento y, por último, la etapa de protagonismo —que es la que estoy viviendo—, en donde la alopecia ya no me define de una manera dolorosa.

ATH: ¿Cómo recibiste el diagnóstico de alopecia? 

GO: La primera vez que se me empezó a caer el pelo era una niña y mi mamá, como cosmetóloga, ya sabía que me pasaba. Después me volvió a crecer el pelo por completo y fue hasta recién casada que se me volvió a caer.

Una de las peores sensaciones es la de notar la cantidad de cabello que se te cae. Antes de que te lo diagnostiquen, no sabes qué está pasando y crees que al día siguiente despertarás calva.

ATH: ¿Cómo te afectó recibir este diagnóstico?

GO: Fue un duelo y gran descontrol con muchos procesos a la vez. La segunda vez que tuve alopecia tuve mucha ansiedad, lo que hacía que tirara más pelo. En esa ocasión hice muchos tratamientos y vi varios dermatólogos, pero no atendí mis emociones y no fui constante.

En la tercera ocasión puede tomar acciones. Acudí a un especialista, me informe y consumí contenido en redes de personas que me enseñaran herramientas a nivel físico, emocional y espiritual.

ATH:  ¿Cómo sobrellevaste la pérdida del cabello?

GO: En mi caso, cuando estaba en la etapa de víctima, el cabello lo era todo para mí. La pérdida se sentía con enojo, como si nadie me entendiera. Hoy puedo decirte que solo es cabello y soy más que una mujer calva. Pero, llegar a esta conclusión me costó muchas horas de terapia y trabajo.

Cuando estaba en la etapa de víctima, el cabello lo era todo para mí. Hoy, puedo decirte que solo es cabello y soy más que una mujer calva.

ATH: ¿Has notado que otros te miran diferente desde que perdiste tu cabello?

GO: Sí, pero hoy ya no me duele. Para mí es una oportunidad de mostrarle al mundo que una mujer calva puede salir a la calle y no pasa nada.

ATH: ¿Las redes sociales afectaron tu proceso?

GO: Sí. Yo inicié en las redes para mi trabajo y sabía que era importante mostrarme, pero me tardé un año en poder hacerlo. Poco a poco las personas se sintieron identificadas con lo que tenía que ofrecer y la mirada de mi audiencia me daba aceptación del proceso y de lo que vivía. El saberse reconocida, ayuda.

Además, las redes sociales nos marcan cómo deberíamos vernos y sentirnos. Es importante vivir nuestro proceso en todas las etapas y saber que, si queremos, podemos salir adelante.

ATH: Y no todo lo que consumimos es malo…

GO: Definitivamente. Periódicamente hay que revisar qué consumimos y desde dónde lo compartimos. A mí no me hace bien consumir y conectar desde el dolor.

ATH: ¿Sientes que la alopecia afectó tu contacto con tu sensualidad y energía femenina?

GO: Sí, en grande, con negritas y con luces [risas]. En mi caso mi sexualidad estaba completamente ligada al cuerpo. Imagínate irte a la cama con tu pareja sin un brazo, porque para la mayoría de las mujeres el cabello es un miembro más de su cuerpo en la cama.

Observa cuántas veces al día te agarras el cabello, acomodas tu fleco, te haces una coleta… y ahí está la respuesta.

ATH: ¿Y también afectó tus relaciones?

GO: Sí. La tercera vez que me dio alopecia ya me había divorciado y sabía que la caída [del cabello] era inminente, por lo que debía ganarle tiempo a la calvicie. Decidí ir a terapia para sentirme segura y poder raparme.

Cuando me rapé, ya me sentía segura de mostrarme y durante esta etapa utilicé una aplicación de citas. Todos los que me daban like ya sabían cómo me veía y lo aceptaban.

ATH: ¿Has pensado en usar una peluca?

GO: Las pelucas que se ven reales tienen un precio alto, por lo que no siempre es viable tenerlas. Las que yo tuve me las regalaron y eran muy incómodas, no se parecían al cabello que yo conocía.

Gina Ortiz nos platica su experiencia con la alopecia
Gina Ortiz. Crédito: Cortesía de Gina Ortiz.

ATH: ¿Qué le recomendarías a alguien que acaba de recibir el diagnóstico de alopecia?

GO: Trabaja a tres campos. El campo físico, de la mano un especialista, si tienes acceso a un tricólogo es lo mejor. Sigue las instrucciones y confía en el proceso.

El campo emocional; trabajando en tus emociones, pues ellas van a sostener el proceso biológico que estás viviendo. Y el campo espiritual; ya que te dará la seguridad, certeza, paz y confianza para aceptar lo que vives.

ATH: Tu página está llena de positividad, ¿hay algo más que quieras agregar sobre trabajar en tu persona y cuidar tu salud mental?

GO: Somos mucho más que un cuerpo. Si tu identidad está basada en el cuerpo físico la vas a pasar mal, porque tu cuerpo físico se está transformando y no sabemos en cuánto tiempo se va a frenar.

Si tu identidad está basada en quién eres, en lo que aportas al mundo, en tus valores, en tu capacidad de amar y de ser en expansión, hay más posibilidades de que está situación que estás viviendo sea más ligera.

Y recuerda, no somos el cuerpo que portamos. Si trabajas en tu interior vas a construir esas bases que te hagan salir a la calle cómo tengas que estar. Cualquier emoción que vivas es bienvenida. No importa en qué parte del proceso estés. Si tú quieres estar bien y sentir paz, lo vas a conseguir.

ATH: ¿Tuviste que adaptar una rutina de cuidado especial para tu cuero cabelludo?

GO: Sí. Cuido mucho la grasa del cuero cabelludo, todos los días me lavo y me estimulo con masajes. Si voy al sol, uso bloqueador y consumo biotina, antioxidantes, colágeno y minerales.

ATH: Por último, ¿qué te enseñó la alopecia?

GO: Una de las más grandes lecciones que me dejo la Sra. Alopecia —así le llamo— [risas] es que no es lo que me pasa, sino lo que hago con ello. Hay esperanza. Pareciera que, cuando tienes alopecia, el mundo se acaba, pero no es así. Si continuas avanzando y quieres que cambie, el panorama cambia.

Pareciera que, cuando tienes alopecia, el mundo se acaba, pero no es así.

Viéndolo desde una mirada espiritual, gracias a la pérdida del cabello pude trabajar en mí para sentirme en plenitud. Hoy esta enfermedad me deja grandes mensajes y me permite tocar otras vidas y conectar conmigo sabiendo que soy más que una cabellera.

Y daría todo mi imperio [risas] por ir al salón de belleza y dejar que me corten el pelo. Cuando estoy chípil me gustaría estar cuatro horas ahí. Después me sacudo las lágrimas y continúo sabiendo que ahorita no toca tener cabello. Tal vez mañana sí…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual