Los aminoácidos para el cabello le dan fuerza y brillo: así puedes obtenerlos

Los aminoácidos para el cabello lo fortalecen, protegen, humectan e, incluso, aumentan el volumen y alivian la caspa. Te decimos cómo usarlos a tu favor.

¿Sabías que la keratina, la proteína que constituye el 95% del cabello, se compone de aminoácidos? Estos son moléculas que se combinan para formar proteínas que ayudan al crecimiento del cuerpo, las uñas y el pelo, reparar el tejido y realizar muchas otras funciones corporales. Entre sus beneficios, los aminoácidos para el cabello aumentan la humedad de la piel cabelluda, alivian la caspa y fortalecen las hebras, haciéndolas resistentes contra los daños externos.

Hay tres tipos de aminoácidos: los esenciales (que el cuerpo no puede sintetizar por sí mismo y deben venir de la alimentación), los no esenciales (que el cuerpo sí puede sintetizar) y los condicionales (no son esenciales, excepto en tiempos de enfermedad o estrés). Para encontrar el equilibro perfecto —que se refleje en una melena sana—, lo ideal es recibir ayuda de todas partes, empezando por la alimentación y concluyendo con los tratamientos. ¡Mira cómo!

Huevos, una fuente de aminoácidos para el cabello, dispuestos sobre un fondo verde
Los aminoácidos le dan fuerza y estructura al cabello. Se encuentran, por ejemplo, en las claras de huevo. Crédito: Polina Tankilevich/Pexels.

Los aminoácidos son responsables de la fuerza y ​​la estructura del pelo. Si tu cabello está débil o no crece como debería, es probable que tu nivel de aminoácidos sea bajo. Asimismo, los aminoácidos para el cabello permiten que este retenga la humedad: se unen a la cutícula llenando los espacios y creando una apariencia brillante y una sensación sedosa. En el cuidado de la piel cabelluda, ciertos aminoácidos ayudan a controlar la caspa, ya sea seca o grasa.

Dependiendo del aminoácido utilizado y la formulación del producto capilar, los beneficios pueden ser diferentes:

  • Los aminoácidos protegen el cabello. Llenan los espacios dañados en la cutícula externa del cabello, que es su capa protectora.
  • Humectan el cabello. Algunos aminoácidos atraen la humedad hacia el cabello y crear una barrera para evitar perderla.
  • Aumentan el volumen. Los aminoácidos se encuentran comúnmente en los shampoos para agregar cuerpo y volumen. Las proteínas vegetales de cadena pequeña o la celulosa cumplen con este propósito.
  • Fortalecen el cabello. Aminoácidos como la cisteína y la metionina aportan fuerza al tallo del cabello.
  • Aportan brillo. Ingredientes nuevos como la proteína de seda pueden abrillantar el cabello.
  • Engrosan el cabello. Si bien el efecto es temporal, los aminoácidos se usan a menudo en aerosoles espesantes a base de proteínas. Pueden cubrir el cabello y hacerlo parecer más grueso, sin apelmazarlo.
  • Alivian la caspa. Los aminoácidos de azufre tienen propiedades antimicrobianas que controlan la caspa.

Aunque el consumo de aminoácidos es apto para todos los tipos de cabello, resultan perfectos para los porosos, quebradizos y rizados.

Mujer con cabello afro sosteniendo un trozo de atún
El pescado es una buena fuente de aminoácidos. Procura incluirlo en tu dieta. Crédito: cottonbro/Pexels.

La cisteína es el aminoácido esencial más importante para el crecimiento del cabello: su aporte de azufre mejora la fuerza, la elasticidad y la textura del pelo. También destacan la arginina, que favorece la circulación sanguínea alrededor del folículo piloso; la lisina, un aminoácido restaurador que apoya la producción de colágeno; y la metionina, que produce una sustancia que se convierte en colágeno.

Los aminoácidos de azufre, como la cisteína y la metionina, ayudan a controlar la caspa al reducir la acumulación de células de la piel y ofrecen propiedades antimicrobianas.

Por último, las melenas rizadas se benefician de los aminoácidos de seda, como la sericina, que es altamente hidratante.

¿Te preocupa de dónde obtenerlos? Los huevos (particularmente las claras) son la fuente de proteínas más completa, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales. El pescado azul, la quinoa, las nueces, los garbanzos, las carnes magras y el queso bajo en grasa son buenas alternativas.

También es posible aumentar el contenido de aminoácidos en el cabello mediante la exposición a la luz UV, algunos productos y tratamientos intensivos.

Productos con aminoácidos para el cabello

El shampoo y acondicionador TRESemmé Efecto Botox restauran la fibra capilar para una melena visiblemente saludable. Enriquecidos con lisina (un aminoácido) y proteína líquida, hidratan intensivamente y ayudan a cerrar la cutícula, rescatando incluso el cabello extremadamente dañado. Controlan el encrespamiento y el exceso de volumen, y reponen el brillo para un look con calidad de salón todos los días.

Otro de nuestros productos favoritos es el shampoo Bioexpert Capullo de Seda. La fibra del capullo del gusano de seda está compuesta de proteínas que contienen aminoácidos esenciales, con propiedades de acondicionamiento, fortalecimiento, recuperación y protección. 91% de sus ingredientes son de origen natural y está libre de sal, parabenos, parafinas, alcohol y colorantes.

Mujer con tratamiento de aminoácidos para alaciar el cabello
Un tratamiento con aminoácidos puede alaciar el cabello y mejorar su condición. Crédito: Michelle Leman/Pexels.

Un tratamiento con aminoácidos para el cabello ayuda a mejorar los componentes básicos de la keratina, encargada de la salud capilar. Se presenta en dos modalidades: la hidratante y nutritiva y la de alisado progresivo. La cisteína es el aminoácido que se usa para alaciar el cabello, aunque el tratamiento también puede contener keratina, colágeno y proteínas vegetales. En cualquier caso, está libre de formol.

Para alaciar el cabello, el tratamiento se deja actuar media hora, se lava con agua helada, se seca y se plancha de manera normal. Promete nutrir, rejuvenecer, promover el crecimiento capilar, reparar puntas quebradizas e hidratar el cabello. Asimismo, educa la forma del cabello, sin dejarlo lacio como tabla.

Editor’s tip: Si no quieres alaciar tu cabello, puedes pedir simplemente que relajen tus rizos u ondas.

El tratamiento alisador requiere de dos a cuatro horas en el salón de belleza. Los resultados de los aminoácidos orgánicos duran entre seis y ocho semanas, es decir que no son permanentes.

La principal diferencia es que los aminoácidos para el cabello reconstruyen la estructura interna de la fibra capilar. En cambio, las proteínas, como la keratina, no consiguen hacerlo con la misma facilidad por ser moléculas mas grandes.

Tanto los aminoácidos como la keratina son esenciales para que el cabello exista, no se puede tener uno sin otro. La presencia de aminoácidos provocará un crecimiento del cabello rico en keratina, mientras que los tratamientos de keratina adhieren compuestos de keratina al tallo externo del cabello para fortalecerlo y suavizarlo. Ambos tratamientos tienen efectos positivos.

Media hora después de haberte realizado un tratamiento con aminoácidos para el cabello puedes lavarlo. Si has pasado por otro proceso químico, como la permanente, espera dos semanas para realizarte este tratamiento. Si planeas teñirte, lo mejor es hacerlo inmediatamente después.

Al igual que para el cabello, los aminoácidos son indispensables para una piel sana. Son los componentes básicos de los péptidos y las proteínas. Ya sea que se produzcan internamente o se apliquen tópicamente, los aminoácidos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, mantienen la hidratación y la resistencia de la piel y una apariencia saludable en general. Protegen la piel del daño de los radicales libres y reducen los signos del envejecimiento.

Cada aminoácido realiza una función específica en el cuidado de la piel. Si bien todos contribuyen a tener una piel hermosa, hay algunos que tienen beneficios adicionales:

  • Arginina. Ayuda a restaurar los daños visibles en la piel.
  • Histidina. Calma la piel y tiene propiedades antioxidantes.
  • Metionina. Protege la piel de sustancias nocivas.
  • Lisina. Fortalece la superficie de la piel.
  • Prolina, leucina y glicina. Hacen que las líneas finas y las arrugas sean menos profundas.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual