Hablar de shampoo neutro está de moda pero, ¿para qué tipo de pelo funciona?

Juliana | 30 octubre 2017

Una pista: no para todos.

Como sabemos, hay diferentes tipos de shampoo para diferentes tipos de pelo, lacios, ondulados, morochos, rubios, teñidos, dañados, etcétera. La composición de la fórmula del shampoo depende justamente de la composición de nuestro cabello. Ambos poseen algo que se llama pH ( que significa potencial hidrógeno), que es una medida que determina el grado de acidez o alcalinidad de una sustancia. Se mide en una escala de 0 a 14, siendo 7 el punt medio. Los valores menores a 7 son ácidos y los mayores, alcalinos. Pero, ¿por qué es importante saber esto? Bueno, cuando el cabello está saludable, el nivel de pH es cercano a 5. Esto significa que estará más brillante y tendrá mayor elasticidad porque las cutículas estarán cerradas. Cuando su pH aumenta y se vuelve más alcalino, la cutícula comienza a abrirse, resultando en un cabello opaco y más propenso a tener las puntas florecidas. Se habla demasiado del shampoo neutro, pero entender esto primero es importante para determinar si necesitás adoptar uno o no.

Entonces, lo que queremos es mantener estos niveles y bajarlos en caso de que estén muy elevados para así poder recuperar la apariencia saludable de nuestra melena. Acá es cuando entran en juego los productos que usamos para lavarla y cuidarla, como la Crema de Tratamiento Keratin Smooth de TRESemmé.

TRESemmé Crema de Tratamiento Keratin Smooth

Pero volviendo al shampoo, debe estar formulado con un pH cercano al pH del cabello. De esta manera, ayuda a mantener el brillo y recuperarlo luego de someterlo a algún tratamiento químico como puede ser la coloración.

¿Qué tipos de pelo necesitan usar shampoo neutro?

1- Cabellos teñidos

Uno de los beneficios de los shampoos neutros es que mantienen y alargan la coloración, le aporta brillo y vitalidad. El cabello teñido tiene una superficie mucho más porosa que el virgen, por lo que las cutículas están abiertas al recibir la tintura. Lo que estos shampoos hacen es cerrarla ayudando a mantener todo adentro y que el teñido dure por mucho más tiempo.

2- Cabellos que van a recibir algún tratamiento químico

Como ya dijimos, el shampoo balanceado es perfecto para hacer limpiezas profundas pero de forma gentil y no abrasiva. Cuando vamos a hacernos algún tratamiento como un alisado, un shock de keratina o algo similar, es fundamental limpiar a fondo de la raíz a la punta para que dicho proceso sea efectivo y no estemos tirando nuestro dinero a la basura.  

3- Cabellos dañados

Teniendo en cuenta todo lo que dijimos anteriormente, sabemos que nuestro pelo puede lastimarse por diferentes motivos. Por el uso excesivo de productos, por el amoníaco en la tintura, por hacernos muchas decoloraciones, por abusar de la planchita y el secador, etcétera. 

4- Cabellos grasos

Naturalmente el pelo produce aceites que lo hidratan y ayudan a mantenerlo sano. Estos cabellos por lo general tienen un pH ácido. Cuando lo lavamos con shampoos que no son neutros estamos eliminando más aceite de lo necesario y, por lo tanto, quitándole su “comida”. El shampoo neutro limpia el cabello, pero aún mantiene los aceites que necesitamos para que el cabello brille.  Siempre hay que tener en cuenta que, al igual que la piel y las uñas, nuestra cabellera está formada por células que tienen componentes específicos y usar una cosa u otra de más puede alterar eso y en lugar de ayudar a cuidarlo, dañarlo peor.