Las queremos unidas: tratamientos para reparar las puntas abiertas

Juliana | 03 enero 2018

Siempre hay solución.

Las puntas florecidas y el resecamiento son las culpables de que tu cabello no crezca en largo. Hacen que el pelo se vea descuidado y reseco. Por suerte, existen algunas técnicas que ayudan a prevenir (palabra clave en materia de pelo dañado) y resolver este problema. Seguí leyendo para descubrir cuáles son estos tratamientos para puntas abiertas.

Tip del editor: Un buen hábito es incorporar a tu rutina un producto que sea sumamente hidratante como, por ejemplo, el Acondicionador Hidratación Intensa de Dove de nutrición profunda que desenreda el pelo y mejora su docilidad.

Dove Acondicionador Hidratación Intensa

Cómo evitar las puntas abiertas

1- Cortate el pelo seguido

Lo mejor es cortarte el cabello cada dos meses, nada muy drástico, solo las puntas para eliminar todo eso que está feo y dejar que el pelo siga creciendo sano. Igualmente, esto depende mucho del estado en el que se encuentre tu cabellera y de su textura. Cuanto más lo dejes estar, peor va a ser y más habrá que cortar. Tenerlo saludable y verlo crecer va a resultar difícil si estuvo sometido a algún trabajo de decoloración y tintura o pasó por algún tratamiento químico como una permanente  o un alisado. Como dijimos, la prevención es la mejor cura para las puntas abiertas. 

2- Cortá sin tocar el largo

Este es un truco de estilistas para saber cuáles son las mechas afectadas con puntas florecidas. Lo que hay que hacer es tomar un mechón de cabello y torcerlo sobre sí mismo. Vas a ver que las puntas que estén dañadas van a sobresalir y va a ser más fácil de detectar y cortarlas. Lo mejor es que esto se haga primero en la peluquería y, luego, cuando aprendas bien la técnica, vas a poder hacerlo tranquila en la comodidad de tu casa. Primero lavá con algún shampoo que esté especialmente diseñado para tratar y prevenir que las puntas se abran, fortaleciendo la fibra capilar, como el ShampooAcondicionador Reconstrucción Completa de Dove. Cuando el cabello esté húmedo, dividilo en secciones pequeñas y trabajá mechón por mechón con esta técnica. Cortá los pelitos que salgan y veas que están mal y repetí este proceso en toda la cabeza.

Y, por último, nunca subestimes el poder de un acondicionador profundo o una máscara de tratamiento. Los productos que se dejan más tiempo en el cabello para que se absorban son excelentes para ayudar a prevenir las puntas abiertas. Dale un mimo a tu pelo y vas a notar la diferencia.