Las reglas de oro para las nuevas rubias

Juliana | 01 noviembre 2017

Lo necesario para brillar como el sol.

Así que querés ser parte del blonde-squad. Bueno, pasar de una base oscura a una clara no es algo fácil. En muchos casos se requieren varias sesiones en la peluquería y, además, aprender todo un nuevo régimen de cuidado del pelo. Los cabellos que están tratados con tantos químicos y además son claros, requieren atención especial, en otras palabras, mayor nutrición. Se suman así a la rutina, productos como la Máscara de Tratamiento Blindaje Platinum de TRESemmé, una máscara intensiva con pH bajo que provee protección extra y reparación profunda. 

TRESemmé Máscara de Tratamiento Blindaje Platinum
TRESemmé Máscara de Tratamiento Blindaje Platinum

Si estás decidida a emprender la aventura de la decoloración, hay cosas que tenés que saber  primero. Pero no te desanimes, ¡todo es posible! Solo decimos que si lo vas a hacer, lo hagas bien. Te contamos los sí y los no de los nuevos cabellos rubios para que lleves tu melena al próximo nivel.

Tener paciencia es clave

Como ya dijimos, dependiendo de tu color base, llegar a un rubio puede tardar más o menos. Si bien se puede en una sola sesión hacer todo el cambio, no es lo recomendable porque el daño que va a sufrir tu cabellera en el proceso es mucho. Así que hay que tener paciencia. Bajar un par de tonos. Dejar que el pelo descanse y así hasta obtener el tono deseado. Tomate el tiempo y empezá con reflejos hasta que tu peluquero recomiende que es prudente dar el gran paso.

mujer rubia con peinado vintage
El rubio platinado requiere de más cuidados

La importancia del lavado

Hay que tener en cuenta dos cosas: primero, lavalo menos. Mucho menos. Los cabellos decolorados tienden a estar más del lado seco porque el tratamiento químico lo desnuda de sus aceites naturales. Al lavarlo menos, el pelo recupera esa oleosidad que necesita para nutrirse. No significa que hay que pasar semanas sin lavar, simplemente no lo hagas todos  los días. De dos a tres veces por semana está perfecto. Además, recomendamos que cambies tu shampoo a uno especial para rubios o cabellos teñidos. Una buena opción es el Shampoo Miel Anti-quiebre de Sedal que ayuda a reparar el pelo fino y quebradizo (consecuencia de las decoloraciones). También es importante que te hagas tratamientos de acondicionamiento profundo una vez por semana para devolverle la elasticidad que se puede haber perdido, tanto con máscaras como con aceites como el de coco o almendras.

Sedal Shampoo Miel Anti-Quiebre
Sedal Shampoo Miel Anti-Quiebre

El secreto del violeta

Los rubios tienen un alto grado de mantenimiento, por lo que en adición a los productos que ya mencionamos, se necesita un tipo de shampoo especial para mantener el color siempre intacto y perfecto. Estamos hablando de los shampoos violetas. Sí, violeta. Pero no te asustes, no vas a quedar con el pelo de ese color. Lo que hacen estos tonificadores es equilibrar el amarillo para que se vea más natural y bonito. Está diseñado especialmente para estos tonos, por lo que no vas a tener problema, hay que confiar. Dejalo unos minutos luego del shampoo regular y enjuagá. Su uso regular va a conservar el color en mejor estado por más tiempo.

Evitá las herramientas con calor

Todas amamos la planchita y el secador, pero lo cierto es que nos lastima la melena profundamente. Lo mejor es evitarlas, pero sino invertí en un buen spray protector de calor y aplicalo siempre que te vayas a planchar o a usar algún otra herramienta caliente. Así, prevenimos que se seque y se quiebre aún más.

 

¿Ya te  pasaste al bando de las rubias?

Leer más