¿Peine o cepillo? Resolvemos la eterna pregunta sobre cuál deberías usar

Tenemos una guía para que puedas identificar si deberías usar un peine o cepillo según tu tipo de pelo y el peinado que quieras lograr.

¿Qué es mejor: peine o cepillo? Seguramente te has hecho esta pregunta más de una vez sin conocer precisamente las diferencias entre ambos y cuál funciona mejor para qué tipo de cabello.

Usar el peine o cepillo adecuado es clave para mantener la salud de tu cabello, sobre todo porque de lo contrario puedes estar quebrando tu pelo y fomentando las puntas abiertas, nudos y otros problemas que lo maltratan. En los siguientes párrafos queremos enseñarte más información de cada uno para que puedas elegir el que mejor vaya con las necesidades de tu melena.

Mujer con cabello rizado mostrando un cepillo
Los cepillos grandes pueden ayudarte a desenredar y peinar una gran cantidad de pelo simultáneamente. Crédito: All Things Hair.

La respuesta de esta pregunta es: depende. Tienes que considerar tu tipo de pelo y el objetivo que estás persiguiendo. Si lo que quieres es desenredar o cepillar tu cabello, seguramente el cepillo será una mejor opción. En cambio, si estás buscando trazar rayas de separaciones desde tu cuero cabelludo o hacer algún peinado que requiera de una herramienta mucho más pequeña y precisa, entonces el peine será ideal.

Otro factor importante a considerar es tu tipo de pelo. Para el cabello lacio o muy fino, lo ideal sería un cepillo paleta o un peine delgado. Si tu pelo es ondulado o rizado, con mucho volumen o muy grueso, entonces un peine de dientes anchos o un cepillo esqueleto o desenredante es mucho mejor.

Existen muchos tipos de cepillos y cada uno cumple una función y una necesidad diferente. Por ahora, vamos un poco más atrás para conocer la diferencia entre cepillo o peine.

La mayor diferencia es que el peine es una hilera de cerdas que pueden ser delgaditas y juntas o anchas y más separadas, mientras que el cepillo es un conjunto de hileras de cerdas que están alineadas entre sí.

Mujer con cabello lacio y sosteniendo un peine delgado
Para los cabellos finos y lacios, puedes usar un peine delgado. Crédito: All Things Hair.

Peine de cerdas anchas

Este peine es perfecto para las melenas onduladas o rizadas, pues ayuda a desenredar el pelo mientras mantiene la forma de las ondas. Es ideal usarlo en la regadera o cuando el cabello sigue mojado porque además, ayudará a estilizar las hebras.

Sin importar la textura de tu pelo, si usaste una tenaza, plancha o ferro y quieres deshacer las ondas para lograr unas ondas sueltas, este peine es lo que necesitas.

Peine o cepillo para cabello largo

Si tu cabello es largo o extralargo, un peine muy delgado o un cepillo cerrado podría romperlo, por lo que puedes usar el peine de cerdas anchas o un cepillo con hebras separadas y gruesas. Una técnica de peinado que debes considerar es comenzar a cepillar las puntas e ir subiendo poco a poco hasta llegar a la raíz.

Si tienes algún nudo imposible de quitar, puedes ayudarte de un peine batidor, que es el peine con dientes delgados pero ligeramente separados. Puede ayudarte a desenredar sin causar ningún daño.

Peine o cepillo para cabello ondulado

Si estás haciendo algún tipo de peinado con ondas, por ejemplo trenzas, corona de trenzas, un medio chongo o algo parecido, puedes ayudarte de un peine de dientes delgados para tomar los mechones del pelo y manipularlos. Igualmente, el peine te servirá para hacer la línea de tu melena y llevar el resto hacia un lado.

Peine o cepillo para cabello lacio

Si quieres un poco de volumen con un crepé, ayúdate de un peine para conseguirlo. Al momento de secar tu pelo con la secadora, cambia a un cepillo redondo para darle forma, secarlo óptimamente y agregar volumen. Por último, si tu pelo lacio es fino y muy poco, opta por un peine de cardado para que las púas te ayuden a que visualmente se vea mucho más tupido.

Cepillo o peine para cabello rizado

Si tu cabello es abundante o muy grueso, puedes usar un cepillo plano para desenredar porque permite tomar una gran cantidad de cabello a la vez. Si tienes los rizos bastantes cerrados, ayúdate de un peine tenedor para desenredar y estilizar. Debes usarlo de forma vertical.

 

El material de estas herramientas también es algo a lo que debes prestar atención.

  • Los cepillos de madera activan la circulación y favorecen el crecimiento de pelo.
  • Los de bambú son resistentes y flexibles, que aportan brillo y suavidad.
  • Los térmicos ayudan a distribuir el calor de manera uniforme. Los puedes identificar porque generalmente tienen una banda metálica en las bases de las hebras.
  • Por último, los cepillos naturales te ayudan a aportar brillo y cuidan la fibra capilar.

¿Peinarse con cepillo o peine?

Para ayudarte a cepillar y peinar tu pelo, hay algunas cremas para peinar que pueden convertirse en tu mejor aliado.

Prueba la crema para peinar TRESemmé Antifrizz que su poderoso concentrado de keratina y perla nutrirá tu cabello al máximo.

Si buscas que tu pelo crezca más y de manera saludable, prueba la crema para peinar Sedal Crecimiento Antiestrés adicionada con biotina y extracto de romero, que ayuda a prevenir la pérdida capilar, favoreciendo el crecimiento del cabello.

Si tienes problemas de caída de cabello, entonces usa la crema para peinar Savilé Nopal que fortalece el cabello, lo humectar, acondicionar y estimula su crecimiento.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.