Guía ilustrada para identificar los tipos de cepillos de pelo y su función

Hay muchos cepillos de pelo y de muchas formas. Elegir bien el que empleas según las necesidades de tu cabello es más importante de lo que crees para preservar su bienestar.

Si antes de comprar una plancha o tenaza conduces una investigación de varios días y comparas las distintas opciones en el mercado, ¿por qué no prestas la misma atención a la elección de tus cepillos de pelo? Puede parecer una decisión secundaria, pero estos influyen en la salud y belleza capilar tanto como cualquier otra herramienta de uso cotidiano.

Emplear el cepillo erróneo puede causar un daño diario, quebrando las puntas y debilitando las raíces. Pero claro, los cepillos de pelo no vienen con indicaciones ni etiquetas específicas, y son tantos los tipos, las formas y los materiales, que puede resultar complejo escoger adecuadamente.

Para facilitarte la tarea, desglosamos una guía completa de los tipos de cepillos para cabello y sus usos, de modo que garanticemos que tu inversión será la correcta.

Cepillo de pelo tipo raqueta acojinado o paddle brush
Escoger el cepillo o peine que va con tu tipo de pelo te ayudará a desenredarlo con mayor facilidad y a que se vea más suelto, sano y con brillo. Crédito: Shutterstock.

El mejor cepillo para cabello fino

Los mejores cepillos para el cabello fino son los cepillos extrasuaves de cerdas de jabalí, que son gentiles con el cabello y el cuero cabelludo y maximizan el brillo natural. Uno térmico, en conjunto con la secadora, te ayudará a ganar volumen.

Editor’s tip: Los cepillos de púas delgadas son aptos para los cabellos finos y suaves, mientras que los cabellos más gruesos, duros, con volumen y rizados prefieren los de púas gruesas.

El mejor cepillo para el cabello grueso

Un cepillo paleta es perfecto para el cabello grueso. Prueba uno con una mezcla de cerdas de jabalí y de nylon; estos últimos son lo suficientemente resistentes como para cepillar rápidamente, mientras que los anteriores aumentan el brillo al redistribuir los aceites naturales.

El mejor cepillo para cabello largo

Los cepillos de paleta pueden ser buenos para el cabello largo, porque te permiten cepillar una gran parte del cabello a la vez, eliminando los nudos y redistribuyendo la grasa.

En el caso de que queramos desenredar una melena media o larga en mojado, lo ideal es utilizar peines con púas finas y sin bola en la parte superior de las mismas.

El mejor cepillo para cabello debilitado

Un cepillo de cerdas suaves es ideal porque no te arranca el cabello. Si buscas más volumen en la coronilla, puedes usar un cepillo de cardado, que es más pequeño y está diseñado para llegar a la raíz del cabello.

El mejor cepillo para cabello lacio

Los cepillos paleta funcionan bien en el cabello largo y liso, porque pueden trabajar en una gran cantidad de cabello a la vez, mientras distribuyen los aceites de manera uniforme. Un cepillo acojinado funciona bien si eres propensa a la estática.

El mejor cepillo para cabello chino

Quizás prefieras usar un peine resistente y de dientes anchos en el cabello húmedo. Esto puede ayudar a prevenir el encrespamiento y la rotura que pueden surgir al peinar el cabello rizado seco. Los cepillos desenredantes también funcionan bien.

El mejor cepillo para el cabello encrespado

Si tienes el cabello encrespado —no es lacio ni rizado y las puntas están como electrizadas—, puedes usar un cepillo con las cerdas cortas y sintéticas y la base de porcelana. Las placas de cerámica conservan más tiempo el calor y no necesitan tanto calor del secador, lo cual ayuda a trabajar mejor el cabello, en menos tiempo y dañándolo menos.

Editor’s tip: Recurrir a un sistema de lavado diseñado para disolver los nudos te ayudará a que el cepillado del cabello sea más sencillo. Nos encantan el shampoo y la crema hidratante diaria Dove Hidratación Antinudos.

Siguiente

Infografía sobre los tipos de cepillos de pelo
Elige tus cepillos de pelo según tus necesidades. Crédito: All Things Hair.

Para elegir un buen cepillo, hay que considerar varios factores. El primero, el largo del cabello: corto, medio, largo. El segundo, qué resultado se pretende: lacio, ondulado o rizado. Y, por último, la forma de la herramienta (plana o redonda), el tamaño (pequeño, mediano o grande) y el material de las cerdas: mientras que las naturales son más costosas y menos técnicas, las sintéticas son más económicas, pero más técnicas y avanzadas.

Cepillo de madera para cabello

Las cerdas de madera son más suaves y duraderas que las de plástico, lo que las hace una buena opción si tienes el cuero cabelludo sensible. Son más anchas y están más separadas, por lo que protegen al cabello del quiebre e incluso son perfectas para estimular y masajear el cuero cabelludo; así, la circulación se ve favorecida, teniendo como consecuencia que más nutrientes lleguen a los folículos pilosos, lo cual se traduce en un crecimiento capilar óptimo.

Además, este material aislante previene el encrespamiento y la estática, y ayuda a acondicionar el cabello, distribuyendo uniformemente sus aceites naturales desde las raíces hasta las puntas. Cabe mencionar que estos cepillos de pelo son biodegradables.

Cepillo redondo

Aunque varían en su tamaño, los cepillos para moldear cabello comparten una función: estilizar durante el secado. El más delgado es ideal para el pelo corto, pues forma curvas más cerradas; el medio, para dar cuerpo en las puntas y el fleco; y el grueso, para las que anhelan más volumen.

Cepillo térmico

Este cepillo para cabello es el aliado predilecto para peinar con secadora. Generalmente posee el mango hueco, lleva ventilaciones para mejorar el flujo de aire y el barril está cubierto de cerámica, turmalina o titanio para retener el calor y lograr un estilizado más ágil. Las cerdas casi siempre son mixtas y su cepillado crea movimiento y combate el frizz.

Cepillo esqueleto

Su estructura se asemeja a la forma de un esqueleto y las cerdas suelen ser delgadas, separadas y de plástico, las cuales permiten desenredar, incluso, el cabello rizado y voluminoso, sin romperlo. Por su sistema de ventilación, es un excelente cepillo para secar cabello.

Cepillo paleta

Se caracteriza por su forma plana con cerdas muy juntas, ya sean de nylon, iónicas o de jabalí. Su función es la de suavizar el cabello con un acabado brillante y voluminoso, moldear el peinado para que quede liso y sin cabellitos sueltos, y masajear el cuero cabelludo para distribuir los aceites naturales de las raíces a las puntas. Resulta excelente para melenas largas.

Otra buena opción es el acolchado y se recomienda para mujeres con el cabello fino y lacio. Los dientes con bolitas en la punta estimulan la circulación de la sangre en el cuero cabelludo y promueven el crecimiento del pelo.

Cepillo raqueta

Comúnmente es rectangular, grande y tiene un mango muy cómodo para manejar las cabelleras largas, lacias u onduladas. Es útil para deshacer nudos rápidamente y también existen presentaciones de madera, con bolitas en las cerdas, para dar un masaje relajante y libre de estática. Ojo, pueden ser cepillos planos o acolchados.

Cepillo para desenredar cabello

La obsesión por estos cepillos de pelo los llevó a convertirse en estrellas del mundo del cuidado capilar, gracias a su innovador diseño con mango ergonómico y cerdas sintéticas flexibles. La herramienta es efectiva para los cabellos que tienden a enredarse, además de que permite cepillar suavemente las melenas más rebeldes, esponjadas, finas y maltratadas sin esfuerzo. Funciona tanto en cabello húmedo como seco.

Cepillo para acabados

Se trata del cepillo predilecto para hacer un cardado, pulir los detalles en un peinado impecable o dar forma a los baby hairs. Su punta también hace todo el trabajo más sencillo, ya que logra separar los mechones sin dañarlos. Las cerdas pueden ser sintéticas, naturales o mixtas.

Cepillo para extensiones

Las extensiones requieren cuidados especiales, de ahí que existan cepillos de pelo especiales para peinarlas. En vez de dientes, tiene bucles para que el cepillado sea mucho más gentil.

Los instrumentos que empleas para peinarte acumulan suciedad; asearlos no solo colabora a extender su vida útil, sino a mantener tu cabello limpio y sano. Con ayuda de un objeto largo y delgado, retira el cabello atorado entre las cerdas. En un tazón grande, vierte agua tibia con shampoo y gira el cepillo o peine dentro de la mezcla. Enjuaga con agua fría y déjalo secar con las cerdas hacia abajo.

El mango y el tapón deben limpiarse con un paño húmedo. También es importante mantener el filtro del secador limpio. Si cuidas tus cepillos de pelo adecuadamente, es posible que te duren, en promedio, ocho años. ¡Pon manos a la obra!