Lo que debes saber antes de tener unas extensiones de cabello natural

¿Cómo cuidarlas? ¿Cómo y cada cuánto lavarlas? Aquí tenemos las respuestas a todas tus dudas sobre extensiones de cabello natural.

Tener una cabellera larga y saludable no es fácil. Por suerte, existen las extensiones de cabello natural, con las que podemos obtener la melena con la que siempre soñamos ¡en cuestión de minutos!

Las extensiones son mechones o tiras de pelo que se sujetan muy cerca del cuero cabelludo con diferentes técnicas, para dar mayor longitud y densidad. Son excelentes aliadas para lograr peinados voluminosos o simplemente para hacer que tu melena luzca más abundante en el día a día.

Aunque las hay de materiales sintéticos, las extensiones de cabello natural definitivamente son las adecuadas si quieres un look natural, estilizar a placer y hacer una inversión duradera.

Las hay de todos tipos, colores, largos, densidades, calidades y precios. Pero hoy nos centraremos en distinguir dos grandes grupos: las extensiones de cabello natural permanentes y las temporales.

Extensiones de cabello natural permanentes

Son aquellas que, aunque en ocasiones se pueden usar más de una vez, se fijan al cabello y pueden mantenerse fijas por varios meses.

Se recomienda que sean colocadas y retiradas por un profesional, para asegurar su duración y reducir los daños en tu pelo y cuero cabelludo. Estas son algunas de las más populares:

  • Extensiones adhesivas.
  • De cortina cosida.
  • Extensiones de keratina.
  • De grapas.

Extensiones de cabello natural temporales

Son aquellas que puedes quitar y poner tú misma, las veces que quieras. Son perfectas para incursionar en el mundo de las extensiones o si solo quieres usarlas de vez en cuando. A su vez, estas se dividen en:

  • Extensiones de cortina.
  • De clip.
  • Extensiones de hilo invisible.

Al igual que tu cabellera, el pelo de las extensiones puede presentar resequedad, frizz, orzuela y otros signos de un mal trato. Por eso recomendamos hacer tanto énfasis en su cuidado como lo haces con tu propio cabello.

Infografía cómo lavar extensiones de cabello natural
Las extensiones de cabello natural requieren de los mismos cuidados que tu melena. Crédito: All Things Hair.

¿Cómo y cada cuánto lavar las extensiones de cabello natural?

Las extensiones de cabello natural pueden durar años, si se les dan los cuidados adecuados. Uno fundamental es el lavado. Apuesta por fórmulas libres de parabenos, siliconas, alcohol y otros ingredientes que podrían resultar dañinos para el pelo.

El shampoo y el acondicionador Bioexpert Células Madre Vegetales le darán una limpieza profunda a tus extensiones y son poderosos aliados contra el deterioro, gracias a su fórmula con células madre vegetales. En este caso, el acondicionador sí debe aplicarse a lo largo de toda la hebra.

Lávalas con agua tibia. Una temperatura elevada podría dañarlas y el agua fría no limpiará correctamente los residuos de productos con los que hayas estilizado el pelo de las extensiones. Al terminar, enjuágalas bien y déjalas secar al aire libre antes de aplicar calor.

En cuanto a la frecuencia de lavado, una vez a la semana es más que suficiente. Aunque, si las usas diario y aplicas productos como aceites o spray sobre ellas, entonces querrás lavarlas al menos cada dos o tres días, para mantener el cabello limpio y saludable.

Siguiente

¿Cómo estilizar las extensiones?

El cabello del que están hechas las extensiones no suele requerir de mucho esfuerzo para estilizar.

Si vas a aplicar algún producto, asegúrate de que aporte beneficios interesantes. Una buena opción es la crema para peinar TRESemmé +LARGO, que contiene cafeína y complejo de vitamina B, dos ingredientes que fortalecen la fibra y evitan el quiebre.

 

Reduce al máximo el uso herramientas de calor, ya que solo lograrás maltratarlas y reducir su tiempo de vida. En caso de requerirlas, no olvides aplicar un protector de calor previamente.

¿Cómo cepillar las extensiones?

Nunca cepilles tus extensiones mojadas, espera hasta que estén entre 80% y 90% secas. Existen bases adheribles para sostenerlas y facilitar el cepillado pero, si no tienes una, puedes colgarlas de un gancho.

Comienza cepillando por las puntas y ve subiendo poco a poco. Si te encuentras con un nudo, tómate tu tiempo para deshacerlo con paciencia y evitando quebrar la fibra.

Editor’s tip: Usa un cepillo de cerdas naturales o un peine de dientes anchos para evitar la estática en tus extensiones.

¿Cómo guardar las extensiones?

Almacenar tus extensiones te tomará solo unos minutos y las mantendrá protegidas y limpias. Siempre asegúrate de que estén limpias y desenredadas.

Puedes enrollarlas en forma circular y meterlas dentro de una caja con suficiente espacio, o colgarlas y meterlas dentro de una funda que las proteja del polvo.