Lo que debes saber antes de tener unas extensiones de cabello natural

¿Cómo cuidarlas? ¿Cómo y cada cuánto lavarlas? Aquí tenemos las respuestas a todas tus dudas sobre extensiones de cabello natural.

Tener una cabellera larga y saludable no es fácil. Por suerte, existen las extensiones de cabello natural, con las que podemos obtener la melena con la que siempre soñamos ¡en cuestión de minutos!

Las extensiones para cabello son mechones o tiras de pelo que se sujetan muy cerca del cuero cabelludo con diferentes técnicas, para dar mayor longitud y densidad. Son excelentes aliadas para lograr peinados voluminosos o simplemente para hacer que tu melena luzca más abundante en el día a día.

Aunque las hay de materiales sintéticos, las extensiones de cabello natural definitivamente son las adecuadas si quieres un look natural, estilizar a placer y hacer una inversión duradera.

Extensiones de cabello natural con clip
Las extensiones de cabello con clip están diseñadas para ocasiones especiales o para un cambio de ‘look’ rápido. Crédito: Shutterstock.

Las hay de todos tipos, colores, largos, densidades, calidades y precios. Pero hoy nos centraremos en distinguir dos grandes grupos: las extensiones de cabello natural permanentes y las temporales.

Extensiones de cabello natural semipermanentes

Son aquellas que, aunque en ocasiones se pueden usar más de una vez, se fijan al cabello y pueden mantenerse por varios meses.

Se recomienda que sean colocadas y retiradas por un profesional, para asegurar su duración y reducir los daños en tu pelo y cuero cabelludo. Estas son algunas de las más populares:

  • Extensiones de cabello con grapa.
  • Extensiones con keratina.
  • De cortina cosida.
  • Extensiones adhesivas.

Extensiones de cabello natural temporales

Son aquellas que puedes quitar y poner tú misma, las veces que quieras. Son perfectas para incursionar en el mundo de las extensiones o si solo quieres usarlas de vez en cuando. A su vez, estas se dividen en:

  • Cortinas de cabello natural.
  • Extensiones con hilo invisible.
  • Extensiones de cabello natural con clip.
Mujer rubia con extensiones de cabello natural
Con las extensiones de cabello, tu cuero cabelludo puede sufrir de alergias e incluso irritación. Crédito: Shutterstock.

Aunque las extensiones naturales son visualmente atractivas, pueden tener efectos secundarios al producir tracción continuada. Estos dependen, sobre todo, del tiempo que se utilicen, de la intensidad de la tracción (cuánto tiren del pelo) y de su peso, más que del tipo de pelo de cada persona.

Con las extensiones, aunque sean de pelo natural, corres el riesgo de que tu cuero cabelludo se irrite y que tu cabello se debilite, provocando la caída por quiebre. Además, en el caso de las de keratina, podrías sufrir de alergias por el pegamento que requieren para adherirse a tu melena. Antes, te recomendamos probar este producto sobre la palma de tu mano para comprobar que tu piel no tendrá ninguna reacción. Y lo mismo pasa con las adhesivas o las de grapa, ambas pueden dañar el estado de tu pelo.

¿Cuáles son las extensiones que no dañan el cabello?

Por lo general, las extensiones temporales son respetuosas con el cabello y no tendrían por qué dañar el cuero cabelludo, siempre y cuando se realice una colocación adecuada. No obstante, las de clip se consideran las menos dañinas, pues no requieren de calor o de pegamento para fijarse.

Editor’s tip: Siempre debes acudir con un profesional para que coloque las extensiones semipermanentes sobre tu melena, así evitarás efectos no deseados.

Mujer de cabello rubio miel con extensiones de cabello natural
La vida de las extensiones de cabello natural depende totalmente de la frecuencia en la que las uses y de los cuidados que lleves a cabo. Crédito: Shutterstock.

Aunque todas estén hechas de cabello natural, la duración depende completamente de su construcción y, en el caso de las temporales, la frecuencia con la que las utilices. Eso sí, estas suelen durar más que las permanentes.

  • Extensiones de cortina cosida y extensiones adhesivas. De cuatro a ocho semanas. Si están en buen estado, incluso puedes reutilizarlas.
  • Extensiones con grapa o extensiones con keratina. Hasta cuatro meses, dependiendo de tu tipo de pelo y su ritmo de crecimiento.
  • Extensiones de cabello natural con clip, cortinas de cabello natural y extensiones con hilo invisible. Con los cuidados necesarios y un uso regular, estas pueden durar de seis meses a un año.

Editor’s tip: Para prolongar la vida de tus extensiones naturales, es muy importante cuidarlas y utilizar los productos correctos. Incluso, existen cepillos especiales. Te dejamos todo lo que necesitas saber más abajo. ¡Toma nota!

Al igual que tu cabellera, las extensiones para cabello pueden presentar resequedad, frizz, orzuela y otros signos de un mal trato. Por eso recomendamos hacer tanto énfasis en su cuidado como lo haces con tu propio cabello.

Lávalas con mucha delicadeza

Infografía sobre cómo lavar extensiones de cabello natural
Las extensiones de cabello natural requieren de los mismos cuidados que tu melena. Crédito: All Things Hair.

Para las semipermanentes (con grapa, keratina, de cortina cosida o adhesivas), recuerda evitar el agua muy caliente y los movimientos circulares para que tus extensiones no se despeguen ni se enreden. Y claro, trata con mucha delicadeza las temporales (cortinas de cabello natural, con hilo invisible o clip), para que mantengan su brillo y suavidad.

Editor’s tip: Apuesta por fórmulas libres de parabenos, siliconas, alcohol y otros ingredientes que podrían resultar dañinos para el pelo. El shampoo y el acondicionador Bioexpert Células Madre Vegetales le darán una limpieza profunda a tus extensiones y son poderosos aliados contra el deterioro, gracias a su fórmula con células madre vegetales.

El agua tibia es tu aliada

Considera lavar tus extensiones con agua tibia. Una temperatura elevada podría dañarlas y el agua fría no limpiará correctamente los residuos de productos con los que las hayas estilizado.

Evita los lavados frecuentes

En cuanto a la frecuencia de lavado, una vez a la semana es más que suficiente en el caso de las semipermanentes. Por su lado, las temporales pueden lavarse por separado cada cinco puestas, o incluso más. Aunque, si las usas diario y aplicas productos como aceites o spray sobre ellas, entonces querrás lavarlas al menos cada dos o tres días, para mantener el cabello limpio y saludable.

Mantenlas bien hidratadas

Cuando tengas extensiones naturales de cabello, es de suma importancia mantener las puntas hidratadas. Para ello te recomendamos el superacondicionador Sedal Hidratación Máxima 1 Minuto, que posee una tecnología única para proporcionarle a tu pelo la nutrición diaria que necesita. Contiene elastina hidrolizada, una proteína acuosa que promueve la flexibilidad y colabora a retener la humedad. En apenas 60 segundos, los mechones quedan profundamente humectados y sedosos al tacto.

Estiliza con los productos correctos

El cabello del que están hechas las extensiones no suele requerir de mucho esfuerzo para estilizar. Si vas a aplicar algún producto, asegúrate de que aporte beneficios interesantes. Una buena opción es la crema para peinar TRESemmé +LARGO, que contiene cafeína y complejo de vitamina B, dos ingredientes que fortalecen la fibra y evitan el quiebre.

Reduce al máximo el uso herramientas de calor, ya que solo lograrás maltratarlas y reducir su tiempo de vida. En caso de requerirlas, no olvides aplicar un protector de calor previamente.

Cepilla empezando por las puntas

Nunca cepilles tus extensiones mojadas, espera hasta que estén entre 80% y 90% secas. Existen bases adheribles para sostenerlas y facilitar el cepillado pero, si no tienes una, puedes colgarlas de un gancho.

Comienza cepillando por las puntas y ve subiendo poco a poco. Si te encuentras con un nudo, tómate tu tiempo para deshacerlo con paciencia y evitando quebrar la fibra.

Editor’s tip: Usa un cepillo de cerdas naturales o un peine de dientes anchos para evitar la estática en tus extensiones.

Guárdalas en un lugar seguro y limpio

Almacenar tus extensiones te tomará solo unos minutos y las mantendrá protegidas y limpias. Siempre asegúrate de que estén limpias, secas y desenredadas.

Puedes enrollarlas en forma circular y meterlas dentro de una caja con suficiente espacio, o colgarlas y meterlas dentro de una funda que las proteja del polvo.

Mujer de cabello cobrizo con extensiones de cabello natural
La diferencia entre las extensiones de pelo naturales y las sintéticas es muy evidente, empezando por la suavidad y el brillo. Crédito: All Things Hair.

Para saber identificar unas extensiones sintéticas entre las naturales, solo hace falta sentir y observar. Fíjate en estas características:

Extensiones de cabello natural

  • Están hechas de cabello real.
  • Son suaves y sedosas al tacto.
  • Los mechones casi no se enredan.
  • Tienen mucho movimiento.
  • Visualmente, parecen parte de tu melena natural.
  • Tienen mayor duración que las de fibra sintética.

Extensiones de pelo sintético

  • Están hechas con diferentes materiales sintéticos, como el plástico.
  • Son de fibras muy delgadas.
  • Se enredan con facilidad.
  • Parecen tiesas, rígidas o muy planas.
  • La diferencia entre las extensiones y tu cabello natural es muy notoria.
  • Aunque son más baratas que las de pelo natural, su calidad es menor y pueden dañarse fácilmente.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual