Cómo teñir el pelo en casa: guía completa paso a paso

¿Te urge un retoque o simplemente quieres refrescar tu 'look'? Encuentra aquí un manual completo para teñir el pelo casa, ya sea con químicos o métodos naturales.

A muchas mujeres les gusta cambiar el color de pelo según las tendencias. Otras, en cambio, lo hacen para obtener un tono más parejo, o ver su tez más iluminada. Ir al salón no siempre es posible y, con el correr de los días, el color tiende a desvanecerse y las raíces se empiezan a asomar. La diferencia de tono se vuelve evidente. La buena nueva es que teñir el pelo en casa es un proceso simple, sobre todo para las que tienen un único tono, y que requiere de pocos elementos.

Muchas personas temen teñir el pelo en casa con la duda de si el color se asentará bien, quedará uniforme y tal como se esperaba. En este artículo, te contamos los distintos métodos y tintes que puedes usar para que pierdas el miedo y te animes a tomar cartas en el asunto.

Primero lo primero: seleccionar el color que más te guste. Para hacerlo, considera el color de tu piel, tu tono base y, no menos importante, el estado de tu pelo. Una vez elegido, considera el grosor y largo. Si tienes una melena gruesa y larga, vas a necesitar más tintura que alguien con el pelo corto o fino.

Si nunca te has teñido el pelo y tu base es oscura, elige un tono más oscuro o más claro que el natural, es decir, no más de dos tonos de diferencia para asegurarte de que quede bien. El resultado final puede no ser exactamente igual al que se presentaba en la caja del tinte. Por eso, vas a tener que arriesgarte esta vez y luego ir afinando la elección de color.

Lo que haces antes de teñir el pelo en casa es tan importante como el proceso e impacta directamente en el resultado. Una de las preguntas más frecuentes tiene que ver con el lavado. ¿Se debe lavar el pelo primero? La respuesta es no, tienes que hacerlo uno o dos días antes de teñirlo. ¿Por qué? Porque el aceite natural de tu pelo va a ayudar a que el color se adhiera mejor. A su vez, este ayuda a prevenir el pelo seco y dañado, producto de los químicos de la tintura.

Editor’s tip: Usa un sistema preventivo como el shampoo y acondicionador TRESemmé Reparación y Protección 7 en 1. Ambos protegen el cabello contra el daño térmico, la decoloración, los tintes y los rayos UV; además, aportan hidratación, brillo y suavidad. Por si fuera poco, no contienen parabenos ni colorantes.

También es necesario hacer un test de alergia previo. Para eso, dos días antes de teñir el pelo en casa, aplica un poco de la mezcla en el brazo o la panza. Si no hay ningún síntoma anormal como picazón, enrojecimiento o irritación, entonces puedes avanzar. De lo contrario, lava con abundante agua de inmediato y abandona el producto.

Herramientas para teñir el pelo en casa

  • Tinte.
  • Vaselina o aceite de bebé.
  • Tazón.
  • Brocha.
  • Toalla.
  • Guantes de plástico.
  • Gorra de baño.
  • Peine.
  • Pinza.

Cómo teñir el pelo en casa, paso a paso

Mujer demostrando cómo teñir el pelo en casa
Empieza por teñir tus raíces para lograr un tono uniforme. Crédito: Shutterstock.

Paso uno: Coloca una toalla sobre los hombros para evitar manchar la ropa. También puedes usar una camiseta vieja que no te importe ensuciar.

Dos: Aplica vaselina o aceite de bebé en la cara, el cuello, las orejas y las áreas alrededor de la línea de crecimiento del pelo para evitar que la tintura manche tu piel.

Tres: Mezcla la solución del tinte en el tazón según las instrucciones de la caja. En la mayoría de los casos, esta contiene un tubo de crema y una botella de peróxido de hidrógeno.

Cuatro: Peina bien el cabello y divídelo en cuatro secciones. Utiliza la pinza para ir apartando el pelo y poder trabajar más cómodamente. Esto te va a permitir no dejar partes desatendidas.

Cinco: Usa los guantes plásticos y aplica la mezcla sobre el pelo con un pincel o con la mano, primero en las raíces. La cola del pincel o de un peine te puede ayudar a ir abriendo las secciones de forma pareja y prolija para cubrir las raíces por completo. Luego, aplica de medios a puntas. Cuando hayas cubierto todo, coloca una gorra de baño y deja actuar el tinte según lo indicado en la caja. Si solo quieres retocar las raíces, basta con aplicar la mezcla en el resto del pelo cinco minutos antes de completar el tiempo.

Seis: Una vez transcurrido el tiempo, enjuaga el pelo con agua (no es necesario usar shampoo y acondicionador en este momento). Si la caja viene con un acondicionador, aplícalo y permite que actúe durante cinco minutos antes de enjuagar.

Siete: Seca y peina el pelo como lo haces habitualmente. ¿Qué tal quedó el nuevo tono?

Siguiente

Si el pelo te quedó más oscuro de lo que esperabas, tranquila, se irá aclarando con los lavados. Para que el color perdure y tu melena se vea sana, en adelante, lávala con productos especialmente diseñados para cabello teñido o dañado por coloración.

Al lavar, usa primero agua tibia. Después de aplicar el shampoo y el acondicionador, enjuaga con fría. Esta acción prolongará el tinte.

Finalmente, usa un tratamiento altamente hidratante y reconstructor al menos una vez por semana para así restaurar el daño ocasionado por la tintura.

Editor’s tip: El shampoo Dove Crecimiento Regenerador ha sido formulado para el pelo extremadamente deteriorado y frágil. Mejora la condición de las hebras, recuperándolas de cualquier signo de daño debido a las decoloraciones para permitirles un nuevo comienzo. Compleméntalo con la fórmula intensiva del superhidratante diario Dove Crecimiento Regenerador.

Por último, considera que los retoques no deben ser demasiado frecuentes. Lee este artículo para saber cada cuánto tiempo realizarlos, según el tipo de tintura que elijas.

Quizás quieras retocar las raíces o cambiar ligeramente de color sin someter a tu pelo al daño que producen los químicos de las tinturas. Hay opciones para vos y te las contamos acá.

Café para oscurecer el pelo

El café no solo es un gran aliado para exfoliar el cuero cabelludo. También funciona bien si buscas oscurecer un poco el pelo, tapar las canas o dar más dimensión a tu melena. Para teñir el pelo en casa con café, prepáralo bien cargado, tipo espresso. Déjalo enfriar (¡por favor!) y mézclalo con una taza de crema de tratamiento y dos cucharadas de granos de café. Aplícalo sobre el pelo limpio y deja actuar durante una hora aproximadamente. Es probable que necesites repetir el proceso para ver mejores resultados.

Tés para pelo oscuro, claro y rojo

Vale aclarar primero que el té funciona mejor sobre tu tono natural. Es decir, no esperes pasarte de un rubio a un castaño con este ingrediente. Tal como el café, el té negro sirve para oscurecer el cabello o tapar canas. Sin embargo, si eres rubia, el de manzanilla es el más apropiado. El té de rooibos, por su parte, es el más cercano al pelo rojo.

Cuanto más lo dejes actuar, más visible será el resultado. La clave, otra vez, es hacer un té bien concentrado. Usa de tres a cinco bolsitas para dos tazas de agua. Puedes aplicar el té frío directamente en la cabeza o mezclado con acondicionador. Deja actuar por una hora o más, según la intensidad de color que desees.

Limón para aclarar el pelo

¿Te gustarían unos reflejos? Pueba con el jugo de limón. Rocía tu pelo, cepilla y siéntate al sol. Este último paso es clave, ya que sin la luz solar, el jugo de limón no tiene ningún efecto aclarante. Si eres rubia, vas a notar que el pelo te queda un poco más claro. Si tienes el cabello negro o castaño, se va a tornar rojizo.

Betabel y zanahoria

Los jugos de betabel y zanahoria añaden ciertos reflejos colorados a tu color natural. Elige uno u otro dependiendo del efecto que busques, más rojizo o anaranjado. El proceso es tan simple como aplicar una taza de jugo en el pelo. Puedes mezclarlo con aceite de coco o de oliva para acondicionar el pelo al mismo tiempo.

Henna para el cabello

De todos los ingredientes naturales para teñir el pelo en casa este es, quizás, el más extendido. Se trata de un polvo hecho a base de las hojas de la planta de henna. Esta posee un pigmento colorante natural y efectivo que se usa desde hace cientos de años para teñir el pelo, las uñas y la piel.

Las mejores candidatas para la henna son las castañas y pelirrojas, ya que la henna natural produce un tono rojizo-anaranjado. Si te topas con productos de henna que prometen otro color, es porque el fabricante mezcló otros ingredientes.

Para crear tu propia tintura con henna, mezcla una taza del polvo de henna con dos tazas de jugo de limón. Reserva entre cuatro y seis horas hasta que se espese. Unta en el pelo y peina para distribuir bien. Usa una gorra de baño y deja actuar de dos a tres horas.

Si estás en un modo más experimental y quieres probar, por ejemplo, un color de fantasía, puedes recurrir a otros procesos con resultados menos comprometidos, es decir, con tinturas temporales. Por un lado, existen gises para colorear el pelo. Claro, el efecto desaparece con el lavado, pero es una forma divertida de experimentar sin dañar el pelo.

Cómo teñir el pelo con papel crepé

Muchas de ustedes nos preguntaron por esta técnica. Es un método casero, con resultados visibles que se van perdiendo rápidamente con los lavados. Antes de contarte el procedimiento, te recomendamos usar utensilios que estés dispuesta a manchar.

Calienta el agua en una cacerola. Retira del fuego antes de que hierva y pasa el agua a otro recipiente. Recorta pedacitos del papel crepé del color que hayas elegido y colócalos dentro del recipiente. Cuanto más papel, ¡más intenso será el color! Mezcla con una cuchara para que el papel libere la tinta y deja reposar unos 20 minutos. Usa guantes para introducir el mechón en este líquido de color; déjalo ahí por 15 minutos. Permite que se seque y ¡listo!