Guía para encontrar el mejor cepillo para alaciar el cabello

Dile adiós a la plancha: el cepillo para alaciar el cabello logra su cometido sin sacrificar el volumen. ¡Será tu nueva herramienta favorita!

En tiempos pasados usábamos la plancha para obtener un liso perfecto y era imprescindible el uso de la secadora. Hoy podemos encontrar todo lo que necesitamos en una sola herramienta: ¡el cepillo para alaciar el cabello!

Peinar, desenredar y alisar… Este instrumento es más que conveniente para lucir la textura —¡y el volumen!— que siempre has deseado, de forma práctica y asequible.

¿Te hacen falta motivos para probarlo y comenzar a adorarlo? He aquí un par de datos que debes conocer. Créenos, no tardarás en incorporarlo en tu arsenal.

Mujer probando el cepillo redondo para alaciar el cabello
Lo mejor de utilizar un cepillo para alaciar el cabello es que puedes conseguir un aspecto mucho más natural tras cada pasada. Crédito: Shutterstock.

El cepillo para alaciar el cabello posee la forma de un cepillo convencional —lo que facilita su uso diario— pero guarda el alma de una potente plancha que deja el pelo completamente liso con cada pasada.

Tiene un regulador de temperatura que te permite elegir los grados centígrados para poder trabajar en cualquier tipo de pelo: grueso, delgado, rizado, ondulado, sin importar el largo de tu melena.

Por otro lado, al distribuir el calor sin prensar los mechones entre placas calientes, consigue disminuir el daño en las fibras capilares, manteniéndolas más sanas.

Puedes alaciar, secar, desenredar y peinar al mismo tiempo. ¡Ahorrarás miles de minutos! Puedes trabajar con mechones más gruesos a la vez y llegar hasta la raíz, como un cepillo de pelo convencional.

¿El resultado final? Un alaciado impecable pero con mayor volumen y mucho más natural que el que conseguirías con una plancha.

Eso sí, si estás buscando un lacio “baba” en el que ninguna liga o accesorio se mantenga en su lugar antes de resbalarse por completo, entonces la plancha tradicional podría ser tu mejor opción (dependiendo de la textura natural de tu pelo).

Mujer probando el cepillo redondo para alaciar el cabello
Encuentra el mejor cepillo para alaciar tu cabello dependiendo del acabado que buscas, textura y tipo de pelo. Crédito: Shutterstock.

Existen muchas marcas y formatos. La elección del mejor cepillo para alaciar el cabello dependerá de las necesidades de tu melena, la cantidad de cabello que tengas, su textura, si tiende a encresparse y más. Revisa estas opciones para conocer cuál es la ideal para ti.

Tipos de cepillos para alaciar el cabello

Cepillo eléctrico para alaciar el cabello

Funciona como una especie de secadora, pues emite aire caliente para secar, cepillar y peinar el cabello al mismo tiempo.

Una de las ventajas de este tipo de cepillos es que puedes usarlo con el cabello mojado porque ayuda a secar, pero, debes tomar en cuenta que el efecto del alisado será mucho menor que con el otro. A menudo es redondo, por lo que te servirá para obtener un secado con volumen como de salón.

Editor’s tip: Independientemente de tu elección, es imprescindible preparar tu melena para el alaciado. El shampoo y acondicionador TRESemmé Blindaje & Regeneración han sido profesionalmente desarrollados con biotina y quinoa negra para nutrir y proteger el cabello. Su fórmula reestructura el interior del pelo, haciéndolo hasta 100 veces más fuerte y resistente ante los factores externos nocivos.

Cepillo de cerámica para alaciar el cabello

Un material perfecto para distribuir el calor homogéneamente y facilitar el paso del cepillo por tus mechones. Permite estilizar tu pelo con agilidad, mientras lo protege del encrespamiento, la resequedad y aspereza.

Resulta ideal para las melenas onduladas o ligeramente rizadas que no requieren de tanto calor para quedar completamente lisas y suaves.

Cepillo plano para alaciar el cabello

Sin duda, el cepillo plano que cuenta con iones es una de las tecnologías más efectivas. Trabaja con iones negativos, los cuales reaccionan junto con los positivos que se encuentran en tu pelo, creando un equilibrio perfecto que consigue erradicar el encrespamiento y cerrar la cutícula capilar a medida que alisa tu melena.

Este tipo de herramienta tiende a calentarse más rápidamente, disminuyendo así el tiempo que necesitas para lograr tu alisado; en consecuencia, el deterioro de las hebras es menor. 

Cepillo de vapor para alaciar el cabello

Emite vapor fresco a muy alta presión, con el fin de hidratar el pelo mientras lo alacias. Pese a que es menos dañino, su efectividad se limita a las cabelleras mucho más dóciles o finas.

Editor’s tip: Después del daño ocasionado por el calor, necesitarás un producto hidratante que le devuelva la suavidad a tu cabello y repare las fibras dañadas. El superacondicionador Sedal Reparación Intensiva 1 Minuto posee una tecnología única que conjunta los agentes acondicionadores más poderosos para proporcionarle a tu cabello la nutrición diaria que necesita.

Un cepillo alisador y una plancha para el cabello no son iguales. La elección dependerá de las características de tu cabello y de tus necesidades de uso. En general, los cepillos eléctricos para el pelo ofrecen estas ventajas sobre las planchas:

  • Permiten desenredar, peinar y alisar a la vez.
  • Son tan fáciles de usar como un cepillo normal.
  • Evitan mejor el encrespamiento al penetrar mejor en los mechones de pelo.
  • Permiten trabajar con mayores cantidades de pelo a la vez.
  • Tienen ajustes de temperatura más bajos y, por lo tanto, dañan menos las fibras capilares.

Sin embargo, los cepillos alisadores eléctricos también tienen algunos inconvenientes. Por ejemplo, son menos eficaces a la hora de crear ondulaciones, y tampoco proporcionan un acabado tan sedoso y duradero sobre el cabello como las planchas.

Kaitlyn Dever lleva el cabello lacio en corte bob peinado con un cepillo para alaciar
El cepillo para alaciar el cabello lo deja muy liso pero al mismo tiempo con un poco de volumen, y esto hace que se vea más natural, como lo luce Kaitlyn Dever. Crédito: David Fisher/Shutterstock.

Antes de comprar tu cepillo alisador toma en cuenta las siguientes características:

  1. La temperatura: los mejores cepillos permiten regular su temperatura en un rango de entre 150 y 230 ºC.
  2. El número de púas o cerdas: cuantas más posea el cepillo, más perfecto será el alisado que conseguirás. La cantidad mínima es 40.
  3. El material de las cerdas: pueden ser de silicona, de cerámica o de turmalina.
  4. Tecnología iónica: gracias a ella, las púas emitirán una serie de iones negativos durante el alisado que evitarán que se produzca el encrespamiento del pelo con el paso de las horas.
  5. Tamaño: la elección dependerá de la longitud de tu cabello. Cuanto más larga sea tu melena, más grande deberá ser tu cepillo. También es recomendable que pese lo menos posible y que cuente con un mango ergonómico para facilitar su uso.
  6. Tipo de pelo: si tu cabello es ondulado o rizado, elige un cepillo redondo, pues es una excelente opción para moldear y dar volumen y movimiento. Para las melenas lacias o con un ondulado suave, el cepillo plano puede conseguir rápidamente un liso mucho más prolijo —aunque no al grado de una plancha—, dejándolo con menos cuerpo que la opción anterior.

Ahora que conoces los tipos de cepillo para alaciar el cabello que existen, ¿cuál vas a escoger? Comparte tu opinión en Instagram (@allthingshairmex), donde encontrarás una comunidad de devotas del cuidado capilar, ¡como tú!

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image