Cómo lavar el cabello después del tinte para potenciar una coloración duradera

Toma nota de nuestro listado de consejos para lavar el cabello después del tinte y mantén una coloración espectacular por más tiempo.

En la búsqueda de una coloración impactante, aprender cómo lavar el cabello después del tinte es clave. Y es que, aunque no lo parezca, un factor como este resulta determinante para mantener una coloración impecable por más tiempo.

Desde los productos que usas, hasta la frecuencia de lavado, pueden influir en la intensidad de color y su permanencia e, incluso, en la salud de tu cabello tras el proceso de teñido.

¿Todavía no estás segura del proceso adecuado que debes seguir? ¡Sigue leyendo!, te enlistamos algunos consejos infalibles.

Mujer cabello largo teñido de rubio miel en bañayage
Tu rutina de lavado tiene todo que ver con la intensidad y durabilidad de tu coloración. Crédito: FashionPPS/ZUMA Wire/Shutterstock.

Espera 72 horas antes de lavar el cabello

Evita lavar tu melena durante los primeros tres días después de haberla teñido. Así permitirás que las moléculas de color queden completamente selladas en cada capa de la cutícula capilar, por lo que no tendrás que retocarlo en apenas un par de semanas.

Elige los productos adecuados

Lavar el cabello después del tinte con un sistema de lavado especializado es fundamental, no solo para prolongar la coloración, también para restaurarlo y protegerlo del daño.

En All Things Hair te recomendamos el shampoo y acondicionador TRESemmé Reparación y protección 7 en 1. Su poderosa fórmula repara el cabello tratado químicamente, devolviéndole vitalidad.

Presta atención a la temperatura del agua

Olvídate de lavar el cabello después del tinte con agua caliente y mejor opta por agua tibia o fría. Evitarás que la cutícula se abra reduciendo la intensidad de color. Además, también es excelente para erradicar el frizz y promover el brillo.

Reduce la frecuencia de lavado

Aunque existen coloraciones más propensas a deslavarse rápidamente —como las rojizas o los colores de fantasía—, ninguna tonalidad queda exenta de perder intensidad tras cada lavado.

Lava tu cabello teñido tres veces por semana, cuando mucho, para retener y prolongar el color y brillo por más tiempo.

Editor’s tip: Si no puedes evitar asear tu cabello a diario, usa un shampoo en seco entre lavados.

Protege tu melena

Cada vez que utilices herramientas de calor, aplica un protector térmico antes del estilizado. Mantendrá tu pelo mucho más sano y lucirás una coloración radiante.

Siguiente