Vuelven los rayitos rojos que nos obsesionaron en los 90

A modo de mechas o transparencias, solo en las puntas o enmarcando el rostro, los rayitos rojos son la tendencia noventera que no viste venir.

Una personalidad audaz requiere de una coloración igualmente arriesgada, y los rayitos rojos son los candidatos más indicados para ello. Y es que, sin importar que decidas llevarlos en su versión más discreta, se trata de una apuesta que siempre robará miradas debido a su intensidad radiante.

Cereza, borgoña o cobrizo, las opciones son infinitas y hay una para cada color de cabello y piel. Eso sí, debemos reconocer que los rayitos rojos son un asunto complejo pues, para lucirse al máximo, requerirán de la acertada elección de un magnífico colorista y la técnica adecuada para llevarlos.

¿Todavía no has quedado convencida? Aquí algunas ideas para que te atrevas a sumarte a la tendencia escarlata.

Rayitos rojos en cabello largo

ombré con rayitos rojos cobrizos
Un ‘ombré’ con destellos rojizos le aportará luz a tu melena castaña. Crédito: Instagram.com/theheadshoppe.

Si eres fanática de las transiciones de color, un ombré con reflejos rojos es para ti. Esta técnica, queda excelente sobre una cabellera chocolate, ya que se funde con mayor naturalidad. Además, se convierte en el pretexto perfecto para hacer un salto hacia esa melena rojiza que durante tanto tiempo te ha hecho guiños.

Rayitos claros y rojos

rayitos rojos en cabello castaño claro
Un balayage es la forma más sutil de llevar rayitos rojos. Crédito: Instagram.com/theheadshoppe.

Si prefieres las coloraciones discretas, entonces un balayage te fascinará. Esta técnica te permitirá hacer una variación de color bastante sutil, consiguiendo un look mucho más natural.

Editor’s tip: Asegúrate de elegir la tonalidad de rojo que mejor vaya con tu base, así se difuminará perfectamente.

Rayitos rojos en cabello negro

Rayitos rojos sobre cabello negro
No temas hacer contrastes llamativos, le añadirán un toque de originalidad a tu ‘look’. Crédito: Instagram.com/avinashhaircare.

Si no tienes temor de los tonos intensos, esta será tu opción tu favorita. Aquí, la idea es crear un contraste notorio mediante unas mechas que se marquen sin difuminarse por completo.

Para lograr este efecto, te recomendamos aplicar los rayitos rojos sobre una base oscura o, por el contrario, mucho más clara.

Rayitos rojos en las puntas

mujer cabello negro con rayitos rojos
Un ‘dip dye’ es la forma más divertida de llevar rayos rojos, sin necesidad de teñir tu melena por completo. Crédito: Instagram.com/scontey.

Si todavía no estás convencida de lucir unas luces rojizas en todo tu pelo, puedes probar tiñendo únicamente las puntas. La ventaja del dip dye es que se trata de una técnica de bajo de mantenimiento —por lo menos en comparación a otras coloraciones—, además de que evita que decolores grandes extensiones de cabello, en dado caso de que tu melena sea oscura.

Rayitos rojos y rubios

Rayitos rojos sobre cabello rubio
Estas mechas rojizas demuestran que basta con un pequeño detalle de color para darle un giro completo a tu melena. Crédito: Instagram.com/aaashleee.

Los pequeños detalles lo son todo. Solicita a tu colorista que distribuya estratégicamente unas cuantas mechas escarlata a lo largo de tu cabellera. Funcionarán como un acento original y llamativo.

Editor’s tip: Te recomendamos aplicarlas siguiendo las bases del hair contouring para enmarcar y moldear tus facciones.

Transparencias rojas en cabello negro

Mujer con rayitos rojos en cabello negro transparencias
Puedes hacer unos ‘babylights’ o pequeñas transparencias en color rojo sobre el cabello negro. Crédito: Instagram.com/mavelchavezsalon/

Puedes iluminar tu melena con unas luces muy delgadas en color rojo. Para lograr esta coloración, tu colorista debe hacer mechas muy delgadas y de forma aleatoria, para después de decolorar, impregnar el color rojo en las mechas. El tono que elijas puede ser tan claro como un anaranjado, o tan oscuro como un tono vino.

Mechas rojas en cabello negro

Mechas rojas en cabello negro
Puedes hacer mechas gruesas sobre una base negra. Crédito: Instagram.com/newstylebywen/

Para un look más arriesgado, puedes hacer unas mechas chunky y, en vez de dejarlas en algún color claro, como normalmente se haría, pídele a tu colorista que te aplique una coloración en rojo. Las mechas quedan gruesas, contrastando intensamente con el negro y te dará un estilo muy extravagante y original.

Balayage rojo en cabello negro

Balayage rojo en cabello negro
Logra un degradado sutil con la técnica de ‘balayage’. Crédito: Instagram.com/melinabasualdocolorartist.

Si tu pelo es negro y tienes miedo de hacer un cambio tan contrastante y radical, puedes utilizar la técnica de balayage para hacer un degradado sutil partiendo del negro e ir aclarando paulatinamente a un color rojo.

Hair contouring rojo en cabello negro

Mujer con mechas rojas en hair contouring
Las mechas pueden ir del color que prefieras, mientras cumplan con el objetivo de enmarcar tu rostro. Crédito: Instagram.com/stephhdez_

Esta técnica consiste en aclarar sutilmente el área que enmarca el rostro.  Nace desde la parte superior frontal y baja alrededor de la frente hasta las puntas. El objetivo de esta coloración es resaltar tus facciones y puedes hacerlo en tonos rojizos para después incorporar el resto del pelo al mismo color con un degradado donde las puntas sean igual rojizas.

Rayitos rojos en el cabello oscuro y piel morena

FKA Twigs con rayitos rojos anaranjados en cabello negro
FKA Twigs luce unas mechas en color rojo anaranjado. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

Si no quieres un rojo tan intenso u oscuro, puedes hacer unas mechas anaranjadas. Llévalas desde arriba, del nacimiento del fleco, hacia abajo al estilo money piece. Puedes llevar solamente los mechones frontales o puedes fundirlos con el resto del pelo, generalmente de medios a puntas.

Rayitos rojos en cabello corto

Charli XCX lleva el cabello negro con ombré rojo
Charli XCX le da originalidad al típico cabello negro en corte ‘bob’ con las puntas en rojo. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

Un poco de rojo en las puntas no le hace daño a nadie. Aprovecha tu cabello oscuro para hacer un ombré en el tono de rojo que prefieras. Puedes también de vez en cuando combinarlo con tus sombras favoritas.

Usa productos especializados

El cabello teñido requiere de un cuidado especializado, no solo para mantenerse mucho más sano, también para prolongar la intensidad del color.

En la redacción le confiamos la tarea al shampoo y acondicionador TRESemmé Pro-Radiance Color, enriquecidos con aceite de marula y resveratrol, un poderoso antioxidante para hidratar, cuidar del color y restaurar el brillo del cabello teñido.

Hidrata a profundidad

No te vamos a mentir, los procesos de coloración realmente pueden llegar a resecar tu cabello, debilitándolo y haciéndolo mucho más propenso al quiebre.

El superacondicionador Sedal Hidratación Máxima 1 Minuto posee una tecnología única que conjunta los agentes acondicionadores más poderosos para proporcionarle a tu pelo la nutrición diaria que necesita. Contiene elastina hidrolizada, una proteína acuosa que promueve la flexibilidad y colabora a retener la humedad. En apenas 60 segundos, los mechones quedan profundamente humectados y sedosos al tacto.

Dales mantenimiento 

Visitar a tu colorista con frecuencia —por lo menos cada uno o dos meses— es la clave para mantener unas luces perfectas, así que asegúrate de anotarlo en tu agenda.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.