Guía de lavado y cuidados especiales para cabello mixto

El secreto está en balancear.

Sabemos que existen productos para pelo seco y para pelo graso pero, ¿qué hay del cabello mixto? Estamos hablando de ese tipo de pelo que tiene las raíces grasas pero las puntas secas. Se necesita usar un shampoo y acondicionador que equilibre el cuero cabelludo.

Te contamos qué buscar en un sistema de lavado para lograr el balance entre limpieza profunda para las raíces e hidratación para las puntas. Además, qué otros cuidados adoptar.

mujer frente al espejo examinando su cuero cabelludo, cabello mixto
Limpieza profunda para las raíces. Crédito: Shutterstock

El cabello mixto se caracteriza por dos cosas: las raíces grasas y las puntas secas. Esto se debe a que el cuero cabelludo produce sebo en exceso, lo que aumenta la proliferación de bacterias. Esto puede causar picazón en el cuero cabelludo o, incluso, desarrollar caspa. Aparte, el cabello se siente apelmazado y se ve con aspecto sucio aunque se lave constantemente. Sin embargo, las puntas están resecas y quebradizas. La caída por quiebre es muy frecuente en estos casos.

¿Cuáles son las causas de las raíces grasas? Son diversas. La más común es, quizás, tocarse mucho el pelo y transferir la suciedad de las manos al cuero cabelludo. Lo mismo sucede cuando se utiliza un cepillo sucio. Otras causas menos conocidas son el uso de productos incompatibles para el tipo de pelo, el uso recurrente de productos de styling, el cepillado excesivo y un lavado poco efectivo o con la frecuencia inadecuada. Estos factores pueden alterar la producción de los aceites naturales del cuero cabelludo que cumplen una función de protección.

Por su parte, las puntas secas del cabello mixto pueden deberse a un uso frecuente de herramientas de calor como secador de pelo, buclera y/o planchita, a factores ambientales como la exposición al sol, a tratamientos químicos como alisados o coloración, a falta de hidratación y una alimentación desbalanceada. También dependerá de cuán seguido se haga un recorte de puntas.

1

Sedal Shampoo Carbón Activado + Peonías

Como dijimos, el pelo mixto requiere de un sistema de lavado especial para sus necesidades. El Shampoo Carbón Activado + Peonías de Sedal actúa como un shampoo purificante. Su fórmula con carbón activado ofrece una limpieza efectiva para las raíces, eliminando el exceso de oleosidad del cuero cabelludo sin resecarlo.

2

Sedal Acondicionador Carbón Activado + Peonías

Este sistema de lavado se completa con el Acondicionador Carbón Activado + Peonías de Sedal. Este hidrata y nutre profundamente las puntas, dejándolas suaves y con movimiento. De esta forma, raíces y puntas obtienen el cuidado necesario.

mujer sosteniendo puntas secas de pelo, cabello mixto
Nutrición intensa para las puntas secas. Crédito: Shutterstock

Lavado para cabello mixto

Al momento de lavar el pelo, importan tanto los productos elegidos como la temperatura del agua. Es recomendable evitar el agua caliente porque, si bien ayuda a disolver la grasitud en el cuero cabelludo, también puede estimular la producción de sebo. Entonces, optá por agua tibia.

La cantidad de producto que utilices y cómo también es crucial. Recordá que el shampoo se aplica solo en las raíces, se masajea bien y se enjuaga. La extensión se lava por el efecto arrastre. Luego, el acondicionador se aplica solo de medio a puntas (si querés balancear tu cabello mixto, ¡evitá las raíces!).

Hablemos ahora de la frecuencia. La grasitud puede dar la sensación o aspecto de pelo sucio y esto nos lleva a lavarlo más seguido. Sin embargo, lavarlo en exceso también fomenta la producción de sebo. En síntesis, las raíces grasas no se limpian mejor por lavarlas más sino por cómo las lavas. Intentá lavarlo día por medio, así esos aceites naturales del cuero cabelludo pueden distribuirse más hacia las puntas.

Al salir de la ducha, podés realizar un tercer paso que va a ayudar a hidratar tus puntas. Aplicá una crema para peinar como la Crema para Peinar Ceramidas de Sedal.

Secado

Si tenés las puntas sedientas, la recomendación número uno que tenemos para vos es: dejá de lado las herramientas de calor. Su uso frecuente reseca el pelo. ¿Qué tal dejar secar el pelo al viento?

Por otro lado, el pelo mojado es más vulnerable. Por eso, ¡no te vayas a dormir con el pelo húmedo! La fricción de las hebras con la almohada podría ser la razón de un pelo quebradizo.

Detox

Si sufrís por las raíces grasas y las puntas secas, típico del cabello mixto, quizás es hora de probar con un detox capilar. Se trata de una pausa en la rutina diaria. Consta de tres pasos: exfoliación del cuero cabelludo, limpieza profunda e hidratación. La exfoliación va a ayudarte a descongestionar los folículos pilosos. El tercer paso, en cambio, apunta más a revitalizar tus puntas secas.

Nutrición extra

Al menos una vez por semana, te recomendamos aplicar una crema de tratamiento para dar esa nutrición extra que tus puntas necesitan.

Probá: la Máscara 1 Minuto Factor de Nutrición 50 de Dove, un concentrado nutritivo diseñado especialmente para el pelo dañado y seco. Aplicala en toda la extensión (evitando las raíces) sobre el pelo húmedo, dejá actuar 1 minuto y enjuagá.

Siguiente

Test de Pelo