6 consejos realistas para ahorrar agua mientras te bañas

Te explicamos por qué es importante ahorrar agua y cómo hacerlo en casa. Salvemos al planeta ¡una gota a la vez!

El año 2030 representa el punto de no retorno en temas de cambio climático y las consecuencias pueden ser devastadoras, pero como individuos podemos poner en marcha pequeñas acciones sostenibles dentro de nuestra comunidad que ayuden a frenarlo. Ahorrar agua es una de ellas.

El agua ocupa casi 80% de la superficie del planeta y, aunque pareciera un recurso abundante, menos del 1% es dulce, es decir, apto para el consumo humano. Mientras que dos mil millones de personas carecen de acceso al agua potable y, en menos de una década, 700 millones se verán desplazadas de sus hogares por la falta de líquido, economizarlo y mantenerlo limpio garantiza un crecimiento más sostenible para el futuro de las nuevas generaciones.

Ahora bien, ¿sabías que más de 40% del agua que consumimos es caliente? Si ahorramos parte del agua que gastamos, estaremos ahorrando la energía que se requiere para calentarla casi en la misma proporción.

¿Quieres poner manos a la obra? En este artículo te hablamos de los trucos sencillos y hábitos sensatos que puedes adoptar para ahorrar agua significativamente mientras llevas a cabo tu rutina de higiene. ¡Toma nota!

Mujer bañándose en la regadera
A diferencia de uno en tina, un baño en regadera permite ahorrar agua de manera más eficiente. Crédito. Shutterstock.

1. Báñate en regadera

A todas nos gusta un baño de burbujas, pero es un lujo que no le hace ningún bien al planeta. En promedio, un baño en tina gasta entre 130 y 190 litros de agua, mientras que una ducha de 10 minutos con un cabezal de bajo flujo solo usa 95 litros.

2. Reutiliza el agua que no usas

Pon una cubeta bajo la regadera mientras esperas a que se caliente el agua y úsala después para regar tus plantas, descargar el inodoro, lavar los platos o trapear el piso. Es una manera simple de ahorrar agua.

3. Cambia el cabezal de tu regadera por uno de flujo bajo

Revisa bien los grifos para que no goteen (las gotas desperdiciadas pueden alcanzar los 37 a 95 litros de agua al día), instala reductores de caudal y una alcachofa más eficiente.

Los cabezales convencionales descargan alrededor de 20 litros por minuto, mientras que los de bajo flujo suministran solo 10 litros por minuto ¡o menos! Vale la pena la inversión: cada gota que ahorres es un logro.

4. Reduce el tiempo en la ducha

Si tiendes a perder la noción del tiempo mientras te bañas, intenta poner música y llevar un registro mental de cuántas canciones pasas en la regadera. Haz un esfuerzo por limitarte a una sola canción (las de Juan Gabriel en Bellas Artes no cuentan).

También puedes optimizar tu rutina con productos multifunción. En la redacción nos encanta el shampoo 2 en 1 Savilé Nopal para hidratar y fortalecer el cabello.

Ahora bien, si prefieres utilizar un shampoo regular, opta por un acondicionador sin enjuague para ahorrar agua. Nos gusta la crema hidratante diaria Dove Cuidado Micelar, ideal para el pelo expuesto al desgaste cotidiano. Deja el cabello hidratado y listo para peinar.

 

5. Cierra el grifo cuando no necesites agua

Asegúrate de que la llave no esté abierta cuando te laves el pelo, te enjabones, te pongas una mascarilla, te depiles o te cepilles los dientes. Este sencillo gesto te permitirá ahorrar agua casi sin darte cuenta.

6. Espacia tus duchas

Según un artículo de Olga Khazan para The Atlantic, los mexicanos solemos ducharnos más de una vez al día y nos lavamos el cabello casi cada vez, ¡mucho más que el resto de los países! Asearnos en exceso no siempre es necesario y, sobre todo, nos impide ahorrar agua.

Mientras que no existe una frecuencia ideal, los expertos sugieren que para la mayoría de las personas es suficiente ducharse varias veces a la semana, a menos que estén sucias, sudadas o tengan otro motivo para bañarse más seguido.

¿Qué otras maneras de ahorrar agua en casa conoces? Únete a la conversación en Instagram (@allthingshairmex), donde encontrarás una comunidad de devotas del cuidado capilar ¡como tú!

Artículo anterior
Artículo siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.