¿Los cristales promueven el crecimiento del cabello? Investigamos al respecto

A medida que la búsqueda del bienestar se cuela en cada esfera de nuestras vidas, las rutinas se convierten en rituales y la del cuidado capilar no es la excepción. Algunas personas están usando los cristales para hacer crecer el cabello, pero ¿funciona?

Desde la antigüedad, los cristales se han considerado mágicos y se han usado ampliamente para la curación espiritual: desde limpiar la energía negativa de un espacio hasta calmar la tensión nerviosa. En un momento en el que la belleza y el cuidado personal son sinónimos de bienestar, algunas personas los emplean también en sus rutinas de skincare y haircare. Los rituales con cristales para hacer crecer el cabello están al alza, pero ¿funcionan? Investigamos al respecto. ¡Sigue leyendo!

Cristales amatistas dispuestos sobre una tela satinada del mismo color
Se dice que la energía que irradian los cristales tiene propiedades curativas. Crédito: Karolina Grabowska/Pexels.

Los cristales son piedras de colores que generalmente se forman debido a los depósitos minerales. Tienen una disposición atómica específica, generalmente en un patrón repetitivo altamente ordenado que les da una morfología distinta. Algunos cristales comunes son el ópalo, el cuarzo y la piedra lunar. Los cristales y las piedras preciosas se utilizan a menudo en joyería y decoración del hogar. Se cree que tienen propiedades que pueden curar el cuerpo, la mente y el alma.

Se dice que la energía que irradian los cristales tiene propiedades curativas. Por lo tanto, algunas personas creen que los cristales para hacer crecer el cabello actúan estimulando el cuero cabelludo con su energía positiva. Sin embargo, no hay evidencia científica que respalde esta afirmación.

La sanación con cristales se considera una pseudociencia. Lo más probable es que, cualquier supuesto beneficio para la salud, sea resultado del efecto placebo, es decir, el significado simbólico (psicológico, fisiológico o psicofisiológico) de un tratamiento o intervención terapéutica, que no es atribuible a propiedades fisiológicas o farmacológicas específicas de la intervención.

Sus defensores promueven el uso de cristales como un enfoque holístico para tratar la ansiedad y el estrés. Es un hecho que el estrés es uno de los desencadenantes de la caída del cabello, por lo que combatirlo puede ayudar a promover el crecimiento del cabello. Ten en cuenta que no está científicamente demostrado que los cristales puedan reducir el estrés —aunque, si a ti te funciona, es más que suficiente.

Los cristales también se usan para masajear el cuero cabelludo. Los masajes promueven la circulación sanguínea y ayudan a distribuir los aceites naturales de la piel, lo que a su vez nutre y fortalece el cabello. Según la medicina tradicional china, en la cabeza se encuentran varios meridianos, es decir, los canales del chi (energía vital) que circulan por el cuerpo. Gracias al masaje, es posible estimularlos, favoreciendo la relajación. No obstante, se obtienen los mismos beneficios utilizando solamente las yemas de los dedos.

En conclusión, aunque no hay evidencia científica de que los cristales promuevan el crecimiento capilar, tampoco están contraindicados. Si quieres usarlos, a continuación te explicamos cómo.

Editor’s tip: Una rutina enfocada en el crecimiento óptimo del cabello parte de una alimentación balanceada, hábitos saludables y el uso de productos estimulantes. En la redacción, confiamos en el shampoo y el acondicionador TRESemmé Control Caída. Con vitamina B6 y bergamota, ayudan a prevenir el quiebre hasta en 99% desde el primer uso.

Programación con cristales para hacer crecer el cabello
La programación con cristales consiste en atribuirle una intención a la piedra. En este caso, el crecimiento del cabello. Crédito: Karolina Grabowska/Pexels.

Según la evidencia anecdótica, existen tres formas de usar los cristales para hacer crecer el cabello: la programación con cristales, el masaje craneal y el enjuague con una infusión de estas piedras.

Recuerda que los cristales deben limpiarse diariamente para eliminar el polvo y borrar los campos de energía. Esto se hace pasándolos por agua corriente y dejándolos a la luz del sol o la luna durante seis a 12 horas.

Programación con cristales

El método más popular es la programación con cristales, donde se cree que los cristales activan los chacras (centros de energía) en el cuerpo. Para recargar tu piedra, colócala en entre tus ojos —en lo que se conoce como el tercer ojo— y simboliza en tu mente la función que quieres darle. Luego, dila en voz alta.

Considera que las piedras que se utilizan en la programación son las translúcidas o blancas porque tienen una energía neutra. Por el contrario, las de color ya están programadas dentro del límite de sus propiedades.

Masaje craneal con cristales

Se recomiendan los masajes en el cuero cabelludo con cristales para hacer crecer el cabello mediante la estimulación de la circulación sanguínea. Se cree que masajear los puntos de acupuntura de la cabeza regula la excitación e inhibición de la corteza cerebral, lo que podría ser positivo para la salud general.

Durante cuatro o cinco minutos al día, realiza movimientos pequeños de manera circular, ejerciendo una leve presión sobre el cráneo. Puedes ayudarte de un gua sha —como el que usas en tu skincare— o un peine de cuarzo rosa o jade. El beneficio adicional de estas herramientas está en su dureza y frescura, que hacen más fácil y placentera la acción de masajear la cabeza, además de no encrespar el cabello.

Si abrazamos la tradición, pensar que estamos peinándonos con una piedra que atrae lo bueno y aleja lo malo, seguramente tiene un impacto positivo. Ahora que, si acompañas este masaje con la aplicación de un aceite reparador y aromático, el efecto relajante se multiplica.

Enjuague capilar con cristales

Finalmente, el agua infundida con cristales se usa para enjuagar el cabello con el propósito de equilibrar la energía.

Se cree que los diferentes tipos de cristales tienen distintos espectros de energía. Por lo tanto, es importante elegir uno que se adecúe a tus necesidades. El ónix negro, el jaspe mokaíta, el cuarzo transparente, la piedra lunar y el ópalo se usan popularmente para el crecimiento del cabello. También se dice que estos cristales tratan la caspa, la caída del cabello y la infestación de piojos, pero no está comprobado científicamente.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image