¿Realmente funciona el tinte temporal para el cabello?

¿Quieres cambiar el color de tu pelo sin dañarlo? Un tinte temporal para el cabello es perfecto para transformar tu 'look', sin sacrificar tu melena.

¿A quién no le gustaría cambiar el color de su pelo con frecuencia y sin maltratarlo? Si respondiste: ¡yo!, entonces querrás saber todo acerca del tinte temporal para el cabello

Pues como su nombre lo dice, este tipo de coloración deposita un pigmento temporal sobre la fibra capilar, sin necesidad de decolorarla o transformar su estructura con sustancias químicas. Lo mejor es que, para eliminarlo, solo deberás lavarlo.

Es una excelente opción si te gusta experimentar con tu melena. Pero, como todo, el tinte temporal para el cabello también tienen sus desventajas. Sigue leyendo y descubre más.

Son aquellos que aportan color al cabello de manera superficial, sin transformar o afectar el color natural de tu pelo.

Los encuentras en crema, cera, gel, spray o gis; aunque también hay algunas recetas caseras para hacerlos con ingredientes como colorante vegetal o papel crepé (más abajo te explicamos cómo hacerlas).

Por su composición, el tinte temporal para el cabello suele resecar el pelo. Por eso es recomendable aplicarlo sobre una melena perfectamente hidratada.

Unos días antes de teñirlo, dale a tu cabellera un tratamiento intensivo de hidratación con el superacondicionador Sedal Hidratación Máxima 1 Minuto. Se aplica en la regadera y en solo un minuto tu pelo quedará humectado y sedoso al tacto.

También puedes usar la crema hidratante diaria Dove Cuidado Micelar para sellar la humectación en tu melena dentro y fuera de la regadera, sin dejar una sensación pesada.

Mujer con cabello rosa peinado con ondas amplias
Con el tinte temporal para el cabello puedes cambiar de color todas las veces que quieras. Crédito: All Things Hair.

Podríamos decir que el tinte temporal es una especie de maquillaje para el cabello, ya que solo lo recubre sin penetrar la fibra. No tendrás que preocuparte por las consecuencias de cambiar tu look, pues suelen desaparecer por completo tras lavar el pelo.

Esto también puede ser una desventaja para quienes quieren conservar el color por más tiempo. Si es tu caso, lo único que puedes hacer es aplazar el lavado. ¡Pero ten cuidado! Haz una prueba antes de irte a dormir con el tinte, porque podría transferirse a tu ropa y/o a tus sábanas.

Siguiente

Pese a que no alcanza a penetrar la fibra capilar, el tinte temporal puede llegar a resecarla. Apuesta por un sistema de lavado humectante para asegurarte de que tu melena retenga la hidratación antes y después de aplicar el tinte.

El shampoo y acondicionador Sedal Brillo y Suavidad, se encargarán de humectar y darle brillo a tu melena.

Finalmente, llegamos a la pregunta más popular sobre el tinte temporal para el cabello: ¿funciona igual para todos? Lamentablemente, la respuesta es no.

Aunque hay tintes temporales para el cabello con pigmentos más intensos, que definitivamente son notorios al aplicarse en una melena oscura, no lucirán igual de brillantes que cuando se aplican sobre una base rubia o clara.

Te recomendamos que, antes de teñir tu pelo con un tinte temporal, hagas la prueba en un mechón para saber cómo será el resultado final.

Tinte con colorante vegetal

Necesitas:

  • 1/2 taza de acondicionador sin colorante.
  • 1 cucharadita de colorante vegetal en polvo.
  • Guantes.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Una brocha.
  • Un recipiente.

Procedimiento:

Mezcla la cucharadita de colorante vegetal con la media taza de acondicionador. Procura que este último no tenga color.

Editor’s tip: El acondicionador Bioexpert Placenta Vegetal no contiene colorantes, sal, parabenos, parafinas ni alcohol.

Agrega la cucharadita de aceite de oliva y aplica la mezcla con ayuda de una brocha, te recomendamos usar guantes para evitar manchar tu piel). Hazte un chonguito, protege tu pelo con una gorra de baño o film plástico y dejar actuar por 45 minutos. Enjuaga con abundante agua.

Tinte con papel crepé

Necesitas:

  • Un bowl con agua tibia.
  • Un pliego de papel crepé del color que prefieras.
  • Guantes.

Procedimiento:

Corta el papel crepé en tiras, sumérgelas en el bowl con agua tibia y permite que reposen por unos 20 minutos. Cuando el agua se tiña por completo, sumerge las mechas que quieras teñir en el recipiente —no olvides usar guantes— y mantenlas ahí por unos 15 minutos. Finalmente, retira tu cabello del agua, deja que seque y sorpréndete con el resultado.