Bentonita: qué es, para qué sirve y cómo se usa esta arcilla

Aliada natural para purificar la piel y el pelo graso.

La arcilla de bentonita es un truco de belleza antiguo, tanto así que le precede a las cremas de peróxido de benzolio y a los limpiadores con ácido salicílico. Este polvo terroso recibe su fama en el mundo cosmético por su capacidad de absorber impurezas de la piel.

La arcilla de bentonita recibe su nombre de Fort Benton, una ciudad en Wyoming, Estados Unidos, uno de los depósitos más grandes del mundo de este material. Si bien es fácil encontrarla en estado puro (en polvo), también es común que se incluya en fórmulas de productos para tratar la oleosidad de la piel o la piel irritada por brotes. La arcilla de bentonita purga los poros de la suciedad, el exceso de sebo y la contaminación. Asimismo, funciona para el cuero cabelludo y el pelo graso.

En esta nota te contamos cómo funciona, quién puede beneficiarse de su uso y cómo aplicarlo para obtener los mejores resultados.

manos de mujer con arcilla, bentonita
En cosmética, se utiliza la bentonita de calcio.  Crédito: Cottonbro Studio/Pexels

La bentonita es una arcilla de grano muy fino que se forma a partir de ceniza volcánica. Consiste principalmente en minerales esmectitas, normalmente montmorillonita, y se activa con agua para que adquiera una consistencia pastosa, como de barro. Existen dos tipos de arcilla de bentonita: de calcio y de sodio. La bentonita de calcio tiene propiedades absorbentes y se emplea en el proceso de vinificación, en la producción de alimentos para animales y en la industria cosmética, entre otros usos. Se utiliza para el cuidado de la piel porque es suave y rica en calcio mineral. Ayuda a la renovación celular, a retener la humedad y a mantener una barrera cutánea intacta. En cambio, la bentonita de sodio tiene propiedades coloidales y, por su capacidad para absorber varias veces su peso seco en agua y expandirse, se utiliza como sellador e impermeabilizante. Por eso, si vas a comprarla en estado puro, asegurate de que sea la de calcio.

La bentonita de calcio, como ingrediente para el cuidado de la piel, está presente en mascarillas faciales, limpiadores y exfoliantes. Por su poder absorbente y su carga eléctrica negativa, atrae las impurezas y se adhiere al aceite y suciedad en la superficie de la piel. Al entrar en contacto con la piel, la arcilla se espesa y forma una matriz de gel para atrapar sebo, restos de maquillaje y otros productos, lo que hace que sea muy fácil lavar con agua.

Beneficios de la bentonita para la piel y el pelo

La arcilla de bentonita ayuda a regular la producción de sebo, crear un acabado mate y minimizar la apariencia de los poros prominentes. Sus minerales antioxidantes (conocidos como filosilicatos) y propiedades antiinflamatorias calman los brotes y cierran temporalmente los poros. Por eso, se considera una buena opción para pieles grasas o propensas al acné.

De igual manera, resulta útil para el pelo graso, ya que exfolia y limpia profundamente el cuero cabelludo. Incluso, puede ayudar a tratar algunas dermatitis y descamación del cuero cabelludo. Por su alto contenido de minerales, acondiciona la piel y los folículos pilosos.

También se puede usar para eliminar residuos y/o acumulación de productos, como si fuera un shampoo purificante. Eso sí, vale aclarar que la arcilla de bentonita no es desintoxicante como muchos creen. Si bien tiene propiedades absorbentes y ayuda a eliminar impurezas, suciedad y partículas que se acumulan en la piel durante el día, no tiene la capacidad de filtrar las toxinas.

Nuestro tip: El carbón activado es otro ingrediente de origen vegetal que ayuda a eliminar las impurezas y limpiar en profundidad. Si tenés el pelo graso, te recomendamos usar el sistema de lavado compuesto por el Shampoo y Acondicionador Carbón Activado + Peonías de Sedal.

detalle de nariz y boca de mujer cubierta con arcilla, bentonita
Arcilla, agua y vinagre de manzana para crear una mascarilla. Crédito: Angela Roma/Pexels

La forma más común de usar la arcilla de bentonita es en mascarillas. Para crear la propia, mezclá una parte de arcilla de bentonita en polvo con otra parte de agua o vinagre de manzana hasta formar una pasta. La arcilla tiene un pH alcalino; el vinagre neutraliza la alcalinidad para que la mezcla sea más suave. Aplicá la mezcla en la cara o en el cuero cabelludo, distribuyéndola hasta las puntas del pelo. Dejá actuar durante 10 a 20 minutos y enjuagá con abundante agua.

Importante: no dejes que la mascarilla se endurezca en la piel de tu cara o en el cuero cabelludo. Mientras está húmeda, la arcilla calma y absorbe el exceso de grasa pero, a medida que se seca, puede provocar deshidratación o irritación.

También podés recurrir a una fórmula ya elaborada, que ofrezca resultados más confiables. Muchos productos cosméticos están enriquecidos con ingredientes como aloe vera y glicerina, que reponen la hidratación, o arcilla de caolín, para una exfoliación suave.

Si usás la arcilla de bentonita como parte de tratamiento contra el acné, podés aplicar una mascarilla dos o tres veces por semana. Si tenés la piel sensible, usala una vez a la semana y, en caso de no presentar irritación, podés aumentar su uso de forma gradual.

Y, por último, un truco poco conocido: agregá una pequeña cantidad de arcilla en polvo en tu crema para peinar (o producto similar) para darle textura y fijación a tu pelo.

Nuestro tip: La arcilla de bentonita se consigue fácilmente en forma de polvo en boticarios o en tiendas de productos de belleza o de alimentos saludables. Tené en cuenta que algunas pueden contener metales pesados tóxicos como el plomo, por lo que es importante comprar una marca reconocida. También contiene aluminio.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image
Test de Pelo