Caída de cabello en la lactancia: ¿es realmente una relación causa-efecto?

Consultamos con una especialista y despejó las dudas que muchas tenemos.

La caída de cabello en la lactancia es una de las preocupaciones que muchas madres recientes experimentan. Sin embargo, la caída de cabello en esta etapa no se debe a la lactancia sino a una serie de procesos hormonales. En esta nota, una médica especialista nos lo explica en detalle.

Antes de meternos de lleno en la caída de cabello en la lactancia, resulta importante entender el ciclo del pelo y las etapas que atraviesa. Son cuatro las fases de crecimiento: anágena, catágena, telógena y exógena. De estas, solo la última se conoce como la fase de caída del pelo.

Ahora, bien, existe un promedio de hebras que se pierden por día, dado por el ciclo natural del crecimiento del pelo. Más allá de esta cantidad considerada normal, hay otras causas que provocan la caída del pelo y/o la aceleran. Entre ellas, el factor genético, el estrés, cambios hormonales, cambios de estación y una mala alimentación, por mencionar algunos.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Fuerza Vital de Dove, un sistema de lavado formulado con un suplemento de vitaminas (una combinación de vitamina B3 y pro-Vitamina B5), que mejoran la circulación sanguínea del cuero cabelludo, al mismo tiempo que brindan humectación sin dejar el pelo pesado.

caida de cabello en la lactancia
La alimentación es clave. Crédito: Rupert Laycock

Dijimos que los cambios hormonales pueden acelerar la caída del pelo. Y el embarazo y el posparto es una montaña rusa hormonal. La Dra. Claudia Martínez (MN 138002) es médica especialista en Clínica Médica y Endocrinología, y la encargada de despejar nuestras dudas.

¿Por qué se da un cambio tan grande en el aspecto del pelo durante el embarazo y en el posparto?

Los cambios hormonales producidos en el embarazo son adaptativos. Esto quiere decir que ayudan a que la madre proporcione nutrición al bebé en desarrollo. En cuanto a los cambios del folículo piloso del cuero cabelludo, hay más folículos en fase anágena o fase de crecimiento del cabello durante el segundo y tercer trimestre de embarazo (95 %) y hasta una semana después del parto. Las hormonas del embarazo, principalmente por acción estimulante de los estrógenos, mantienen a los folículos en esta fase de crecimiento.

¿En qué momento suele ocurrir la caída? ¿Cuánto dura esta etapa?

Después del parto se describe una disminución gradual de los folículos pilosos en fase de crecimiento, destacándose entre los 45-90 días, hasta que muchos de estos entran en fase de transición y, finalmente, en fase telógena o de reposo que resulta en un desprendimiento del cabello, también llamado “efluvio telogénico”, cuya duración es variable.

¿La caída del cabello puede atribuirse a la lactancia materna exclusiva?

Es un mito. La lactancia materna de pecho no tiene nada que ver con la caída del pelo.

¿Cómo se puede acompañar esta etapa?

La alimentación de la madre es muy importante, ayuda a la nutrición del bulbo capilar. Esto se puede obtener del consumo de frutas y verduras, cereales y lácteos. Para ello, seleccionar alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 (pescados azules, nueces, etcétera), Vitamina B (avena, soja, levadura de cerveza, pollo, pescado, palta), minerales como calcio, hierro, yodo y zinc (carne, germen de trigo, calabaza, maní, garbanzos, espinaca, etcétera).

Por otro lado, evitar los tratamientos agresivos y consultar con un médico especialista en Dermatología la opción de algún tratamiento dermatocosmetológico.

¿Qué mensaje le podrías dar a las madres que están atravesando tantos cambios físicos y emocionales?

A todas las mamás que están atravesando esta situación quiero dejarles un mensaje de tranquilidad. Reforzarles que es un momento de mayor vulnerabilidad debido a los cambios abruptos de los niveles hormonales fisiológicos, y no hay que olvidar que es un proceso natural, transitorio y variable.

Siguiente