¿Noche de fiesta? Te decimos cómo quitar el olor a cigarro del cabello (y prevenirlo)

Aunque un baño es la mejor solución, no siempre basta o es posible. Te decimos cómo quitar el olor a cigarro del cabello de manera efectiva con trucos caseros.

El humo del tabaco desprende un olor intenso que se impregna fácilmente en el ambiente. Además de fijarse a los tejidos de la ropa y los muebles, puede adherirse al cabello, aun si no eres tú quien fuma. Lógicamente, un buen baño es la mejor manera de eliminarlo, aunque no siempre basta o es posible. Si quieres saber cómo quitar el olor a cigarro del cabello de manera efectiva, aquí te lo decimos.

Ahora bien, considera que el humo de tercera mano, formado por los contaminantes que se concentran en espacios cerrados cuando se consume tabaco, no solo es desagradable sino peligroso. Contiene sustancias químicas activas que se han relacionado con múltiples problemas de salud, como el cáncer, el síndrome de muerte súbita del lactante y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. ¡Cuida tu salud!

Mujer con cabello rojo fumando cigarro
Una limpieza profunda es lo que necesita tu melena, pero también hay varios trucos para disimular el olor a cigarro. Crédito: cottonbro studio/Pexels.

Lávate el cabello

La principal solución para quitar el olor a cigarro del cabello es lavarlo de inmediato, ya que cuanto más tardes en hacerlo, más difícil será eliminarlo. A nosotras nos funciona hacerlo con el shampoo y acondicionador TRESemmé Detox Anticontaminación, formulados con vitamina C, aloe vera y coco para purificar el cabello de la polución por smog, aunque también te ayudarán con el humo. Tu melena quedará visiblemente saludable y suave.

Asimismo, debes prestar especial atención a la forma de lavado. Empieza enjuagando bien el cabello y aplica el shampoo masajeando el cuero cabelludo para eliminar los residuos de nicotina y lograr que quede bien limpio. Repite este último paso una segunda vez si es necesario, y luego, aplica el acondicionador

Enjuaga con vinagre de manzana

El lavado no siempre es suficiente. En tal caso, puedes recurrir a un enjuague con vinagre de manzana. Gracias a su potente aroma y sus propiedades antisépticas, neutraliza los olores.

  1. Lávate el pelo con shampoo y acondicionador.
  2. Aplica una mezcla con dos medidas de agua y una de vinagre de manzana.
  3. Vuelve a enjuagar con abundante agua.
  4. Deja secar naturalmente.
Mujer aplicándose un perfume para cabello
Un perfume para cabello es una buena solución para disimular el mal olor. Crédito: cottonbro studio/Pexels.

Recurre a un perfume para cabello

Estas fragancias cuentan con fórmulas específicamente diseñadas para su aplicación capilar, por lo que no solo tienden a durar más que muchas otras para la piel, sino que, en algunos casos, ofrecen beneficios protectores que no crean acumulación ni residuos aceitosos.

Otra de sus diferencias con respecto a los perfumes corporales es que no contienen alcohol ni elementos que perjudiquen el cabello y le proporcionan un delicado aroma.

  1. Asegúrate de que tu melena esté seca.
  2. Rocía el perfume sobre el cabello, manteniendo el envase a 20 centímetros de distancia.
  3. Puedes repetir la aplicación a lo largo del día.

Editor’s tip: Puedes usar agua de rosas para el cabello en su lugar.

Aplica una crema para peinar

Las cremas para peinar humectan, nutren y definen el cabello, facilitando el proceso de peinado y desenredado. También es común que tengan perfumes, por lo que te ayudarán a quitar el olor a cigarro del cabello o, por lo menos, enmascararlo.

La crema para peinar Sedal Limón & Matcha purifica y le da brillo al cabello, además de protegerlo de la contaminación. 97% de sus ingredientes son de origen natural y está libre de siliconas, parabenos y colorantes.

  1. Aplica, aproximadamente, cinco gramos de crema para peinar sobre el cabello húmedo o seco, de medios a puntas.
  2. Si tu cabello es largo o grueso y necesitas más producto, añade paulatinamente raciones del tamaño de una nuez, hasta lograr el efecto deseado.
  3. Distribuye con un peine o cepillo.

Dirige la secadora con aire frío

Si el nivel de exposición al humo no es muy alto, este truco puede bastar. Asegúrate de poner la secadora en la configuración de aire frío (el uso de aire caliente hará que el olor se asiente en tus mechones) y dirígela por toda tu cabellera. El aire frío eliminará de manera efectiva muchas de las partículas de humo y refrescará tus mechones.

Usa shampoo en seco

El shampoo en seco normalmente contiene alcohol y/o un polvo fino (como la arcilla, el almidón de arroz o la tapioca) para ayudar a absorber la grasa y los residuos y refrescar el cabello entre lavados.

  1. Asegúrate de que tu cabello esté seco.
  2. Agita la lata, ya que el polvo tiende a asentarse.
  3. Levanta el cabello holgadamente y apunta la boquilla del producto hacia las raíces, manteniendo el envase a una distancia de 15 a 20 cm del cabello.
  4. Masajea con los dedos y cepilla para distribuir el shampoo en seco y eliminar cualquier resto de polvo.

Recuerda que tu melena aún necesita de un shampoo y un acondicionador líquidos para limpiar en profundidad y acondicionar. Puedes complementar tu rutina habitual con un shampoo en seco, pero no lo uses todo el tiempo.

Haz un spray de cítricos

Además de ser muy aromáticos, los frutos cítricos poseen propiedades limpiadoras que ayudan a refrescar el ambiente.

  1. Pon la ralladura de la piel de una naranja o un limón en un poco de agua y deja que macere durante al menos tres horas.
  2. Vierte la mezcla en una botella con vaporizador.
  3. Rocía este spray por todo el cabello.
Aceite esencial para el cabello en un frasco con dosificador
Los aceites esenciales no solo huelen delicioso, sino que aportan beneficios al cuidado capilar. Crédito: Alesia Kozik/Pexels.

Confía en los aceites esenciales

Los aceites esenciales tienen fragancias intensas porque, al obtenerse de plantas y árboles aromáticos mediante destilación por arrastre de vapor, poseen una gran concentración de moléculas. A menudo, se usan para purificar el aire y ambientar los espacios.

  1. En una botella pequeña, diluye cinco cucharadas de un aceite portador, como puede ser el de oliva o almendras, y tres gotas de un aceite esencial con tu aroma favorito; por ejemplo, de romero, menta, rosas o lavanda.
  2. Para neutralizar el olor a humo, con las yemas de tus dedos, aplica una pequeña cantidad de la mezcla sobre cada mechón.

Rocía un poco de talco

Por su textura, el talco o la arcilla blanca poseen un gran poder de absorción y resultan perfectas como remedio exprés para quitar el olor a cigarro del cabello.

  1. Espolvorea una pequeña cantidad de talco o arcilla blanca, repartiendo con tus dedos entre los mechones para que los polvos penetren en las capas interiores.
  2. Deja actuar por tres a cinco minutos.
  3. Retira con un cepillo de cerdas suaves.
  4. Usa la secadora con aire frío para ventilar tu melena y erradicar los restos de polvo.

Pasa una toallita húmeda

Las toallitas húmedas desechables están hechas de un sustrato suave similar a una tela de celulosa. Este material maximiza el poder de absorción que aporta suavidad a la tela. Muchas de ellas contienen una loción limpiadora a base de agua para retirar la suciedad y disolver las manchas y residuos pegados a la piel.

  1. Pasa una toallita perfumada por la superficie de tu pelo.
  2. Peina con tus dedos para separar las fibras capilares y airearlas.

Pasa una hoja suavizante para telas

Las toallitas para secadora contienen compuestos que ayudan a reducir la electricidad estática y depositan aromas frescos. Por lo tanto, pueden hacer maravillas para eliminar el olor a humo de tu cabello y dejar el aroma fresco de la ropa limpia.

Simplemente toma una toallita para secadora y pásala a lo largo de tu cabello, comenzando en las raíces y bajando hasta las puntas.

Prepara una infusión de menta

La menta es una potente hierba aromática, capaz de disimular los malos olores.

  1. Prepara 50 gramos de hojas de menta por un vaso de agua.
  2. Pon la mezcla a hervir cinco minutos.
  3. Retira del fuego y permite que repose hasta que se enfríe totalmente.
  4. Vierte la infusión en una botella con pulverizador y recurre a ella cada vez que lo necesites.
Mujer sosteniendo un cepillo de cabello antiguo
Lavar tus herramientas de peinado evitará que el mal olor se transfiera de regreso a tu melena. Crédito: cottonbro studio/Pexels.

La mejor manera de prevenir que tu cabello huela a cigarro es dejar de fumar. Aunque, para muchas personas, es más fácil decirlo que hacerlo.

Afortunadamente, hay algunas técnicas que puedes probar para aminorar las consecuencias. Ojo, estas solo se recomiendan para fumadores de primera y segunda mano; no funcionan para el humo de tercera mano.

Lava tus peines y cepillos

Si tu cabello huele a tabaco, este aroma puede transferirse a tus peines y cepillos, y luego de vuelta a tu cabello, aun después de haberlo lavado. Para evitar que suceda, lava tus herramientas regularmente con una pequeña cantidad de shampoo y agua tibia.

Cambia tu ropa de cama regularmente

El olor a humo puede incrustarse en las sábanas y las fundas de las almohadas y, de esta manera, volver a transferirse al cabello. Se recomienda cambiar las sábanas cada dos semanas, pero hacerlo con más frecuencia ayudará a disminuir el problema.

Fuma afuera

Si tienes que fumar, hazlo en el exterior. El espacio abierto y el aire fresco minimizan la cantidad de humo que se adhiere a la ropa y al cabello.

Usa un purificador de aire

Invierte en un purificador de aire con filtro HEPA y asegúrate de que esté funcionando cada vez que enciendas un cigarro en casa. Filtra el aire y reduce la cantidad de humo a la que te expones.

Cúbrete el cabello

Intenta proteger tu cabello cada vez que enciendas un cigarro. Puedes usar la capucha de una chamarra o una bufanda para taparlo; si estás en casa, usa un gorro de baño. De esta manera, menos humo podrá adherirse a él.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image