¿Se puede teñir el cabello en el embarazo? Aquí todo lo que debes saber

Si alguna vez te preguntaste si es malo pintarse el cabello en el embarazo, ¡no busques más! Aquí resolvemos todas tus dudas.

A muchas mujeres les gusta cambiar su color de pelo según las tendencias, para obtener un tono uniforme o por el placer de experimentar con su melena. No obstante, pintarse el cabello en el embarazo siempre ha despertado dudas. Si estás pasando por esta etapa y quieres cambiar de look sin poner en peligro a tu bebé, ¡no te preocupes! Tenemos una respuesta para ti.

La información falsa circula por todo internet y de boca en boca. Aunque realizar cualquier actividad durante un periodo tan sensible podría parecer riesgoso, pintarse en el cabello en el embarazo es seguro.

De acuerdo con la ginecóloga Yvonne S. Butler, la piel absorbe una cantidad limitada de tinte para el cabello. Sin embargo, si la tuya está infectada o irritada, o bien, tiene alguna grieta, es posible que absorba sustancias químicas del producto más de lo habitual.

En general, se considera que estas sustancias químicas no representan un daño para un bebé en desarrollo. Aun así, la investigación sobre el uso de tintes para el cabello durante el embarazo es limitada.

Lo mismo sucede con la decoloración. Si necesitas pasar por una para teñir tu melena de un color claro, como el rubio, es poco probable que los químicos tengan efectos nocivos.

Mujer embarazada con cabello rizado negro
Lo mejor es esperar hasta el cuarto mes para teñir tu cabello. Crédito: Cottonbro/Pexels.

Las sustancias más peligrosas, porque compiten con la formación del embrión, son el peróxido de hidrógeno y la parafenilendiamina (PPD). Y, aunque los tintes convencionales contienen dosis seguras de estos químicos, la recomendación de los profesionales es esperar al menos hasta el segundo trimestre para utilizarlas, cuando los órganos vitales, la cabeza, el cuerpo y las extremidades del bebé estén formados.

Editor’s tip: Si decides aplicarte el tinte tú misma, considera que debes hacerlo con guantes, en una habitación ventilada y el mínimo tiempo necesario para que sea eficaz.

Recuerda que no está de más ser precavida. Si bien el uso de los tintes sin amoniaco, peróxido, parafenilendiamina, resorcinol y parabenos es seguro durante el embarazo, optar por técnicas de coloración que no toquen el cuero cabelludo, como el balayageombré o dip dye, resultan ideales.

Considera que el mejor color para pintarse el cabello en el embarazo es uno suave, pues tanto los más brillantes como los oscuros suelen poseer una mayor cantidad de químicos.

Además, los tintes naturales y de henna también son una opción segura, así que tenlos en el radar para la próxima vez que quieras cambiar el color de tu melena. Eso sí, asegúrate de leer bien la etiqueta, ya que algunos contienen la misma cantidad de químicos.

Mujer que tiñe su cabello con tintes para embarazadas
Si quieres estar completamente segura, usa un tinte sin amoniaco, peróxido, parafenilendiamina, resorcinol ni parabenos. Crédito: matildawormwood/Pexels.

Si decides teñirte el cabello durante el embarazo, ten en cuenta estas precauciones generales de seguridad de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés):

  • Asegúrate de aplicar el tinte en un espacio ventilado.
  • Sigue las instrucciones del paquete detenidamente.
  • Usa guantes al aplicar el tinte para el cabello.
  • No dejes el tinte en el cabello por más tiempo del indicado. De hecho, es mejor dejarlo actuar el tiempo mínimo recomendado.
  • Enjuaga bien el cuero cabelludo después de usar tinte para el cabello.
  • No mezcles dos tintes diferentes.
  • Evita el tinte si tu piel cabelluda está irritada.
  • Espera dos semanas para teñir tu melena si antes la decoloraste.
  • Asegúrate de que el tinte no contenga ingredientes a los que tienes conocimiento de ser alérgica o que te hayan causado problemas en el pasado.
  • Consulta con tu doctor todas tus dudas.

Además, si eres colorista y estás embarazada:

  • No te olvides de sustituir constantemente los guantes protectores.
  • Evita comer cerca de tu espacio de trabajo.
  • Usas siempre cubrebocas.

Usa productos reconstructivos

Empieza integrando un buen sistema de lavado a tu rutina de cuidados capilares. Te sugerimos probar el shampoo y superhidratante diario Dove Reconstrucción Completa, ideales para el cuidado del pelo dañado propenso al quiebre y que requiere de una reparación inmediata.

Pon atención a la temperatura del agua

Emplea agua fría o tibia para lavar tu melena. Te ayudará a prevenir la resequedad, el quiebre y la falta de brillo.

Utiliza productos de estilizado hidratantes

Formulada con ingredientes naturales, la crema para peinar Sedal Quinoa y Linaza es de nuestras favoritas. Si bien está adicionada con quinoa y linaza, es rica en aminoácidos esenciales y ácidos grasos omega-3 que nutren los folículos pilosos, protegen y fortalecen el cabello. Además, está libre de siliconas, parabenos y colorantes.

Aplica mascarillas naturales

Las mascarillas capilares naturales tienen una multitud de beneficios, entre los que destacan la hidratación, la luminosidad y el brillo. Además, protegen el cabello de los daños causados por teñirlo o someterlo a los efectos de sol, evitan el encrespamiento, previenen su caída y refuerzan el riesgo capilar.

Lo más recomendable es usarlas una vez a la semana, en caso de que el cabello esté muy dañado, y una o dos veces al mes cuando se encuentre más saludable.

¿Quieres compartirnos tu experiencia acerca de pintarte el cabello en el embarazo? Síguenos en Instagram (@allthingshairmex), donde encontrarás una comunidad de mujeres apasionadas por el pelo, ¡como tú!

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual