5 acciones de belleza para cuidar al planeta

¡Cuida al planeta como cuidas tu cabello! Desde nuestra trinchera, planteamos una serie de soluciones de belleza en materia de educación ambiental.

Nos guste o no, el cambio climático es una realidad que no podemos ignorar y a la que debemos prestar atención de inmediato, poniendo a prueba las estrategias más efectivas que parten de una cuidada educación ambiental.

Cada vez son más las jóvenes activistas que, como Greta Thunberg, se han puesto como meta hacerse escuchar a través de sus fuertes y constantes discursos ambientalistas. Y es que aun cuando existen políticas públicas enfocadas en conseguir soluciones, lo cierto es que la educación ambiental comienza desde casa.

En el mundo, un millón de botellas de plástico son desechadas cada minuto. Desafortunadamente, eso incluye aquellas en las que vienen envasados los productos de higiene y belleza que utilizamos cotidianamente, por lo que resulta urgente tomar acción al respecto.

Parece poco probable, pero los mínimos cambios individuales —motivados por una educación ambiental adecuada— son capaces de lograr una mejoría notoria en el planeta, si empiezas a practicarlos ¡ya!

1. Ahorra agua al bañarte

El uso de agua en los hogares —especialmente si está caliente— utiliza energía y contribuye a aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero que influyen en el cambio climático. Entonces, prefiere tomar duchas breves con agua tibia o fría: disminuir apenas dos minutos puede ahorrar hasta 30 litros de agua.

También puedes acortar tu tiempo en la regadera empleando una fórmula que lave y acondicione al mismo tiempo, como el shampoo 2 en 1 Savilé Miel, que además está elaborado con sábila y otros ingredientes naturales.

2. Prefiere productos envasados en materiales reciclados

Cada vez son más las marcas que se interesan en ello. Por ejemplo, las botellas de shampoo y cremas para peinar de Dove están elaboradas con plástico reciclado.

Para facilitar la labor de acopio y colaborar a integrarlos a un nuevo ciclo de uso, recuerda depositarlos en el contenedor de residuos inorgánicos.

3. Reutiliza los empaques

Parte una educación ambiental adecuada consiste en extender la vida útil de los objetos que nos rodean tanto como sea posible. Con el propósito de disminuir la cantidad de envases de plástico que se desechan anualmente, la marca Sedal estrena estaciones de rellenado para generar una nueva experiencia (de belleza) sustentable.

El modo de uso es muy sencillo:

4. Confía en las fórmulas naturales

Definitivamente no hay nada mejor que los productos naturales, ¡tanto para tu cabello como para el planeta! Así que la próxima vez que adquieras un nuevo producto, recuerda revisar con qué está hecho.

Para nosotras, la marca Bioexpert es garantía porque sus formulaciones extraen ingredientes naturales. Prueba el acondicionador Bioexpert Coco para potenciar el brillo de tu melena.

5. Apoya a empresas sustentables con procesos éticos

Procura confiar en las compañías cuyos procesos sean 100% éticos y sostenibles. No solo harán que tu rutina capilar sea más ecofriendly, sino que también contribuirá a que sus iniciativas crezcan, cobrando cada vez mayor relevancia.

¿La mejor forma de empezar? Investigando sobre cada una de tus marcas favoritas y dándole tu apoyo a las que se encuentren comprometidas con el planeta.

Siguiente