Tomate para el cabello dañado: la razón por la que en ATH lo adoramos

¿Te encantan los tratamientos naturales? ¡Te contamos todos los beneficios del tomate para el cabello maltratado y cómo incluirlo en tu rutina capilar!

¿Usar tomate para el cabello dañado? ¡Sí, por favor! No hay nada más nutritivo para reparar el daño capilar que los tratamientos elaborados con productos naturales y este poderoso ingrediente no es la excepción. Muy pocos frutos son tan ricos en vitaminas, minerales, fibra, proteína y antioxidantes, como el tomate; y aunque todavía no es un ingrediente recurrente en los productos para el pelo, sus beneficios son irrefutables.

Las razones para poner a prueba su eficacia son muchas y en All Things Hair te las contamos con lujo de detalle. La próxima vez que busques un tratamiento natural para reparar tu melena, ¡el tomate será tu primera opción!

tomate para el cabello largo y lacio
El tomate es un poderoso antioxidante capaz de reparar, nutrir y promover el crecimiento del cabello. Crédito: Indigital.

Mejora la apariencia del cabello seco y maltratado

Su alta concentración de biotina y vitaminas A, E y C favorece una cabellera con mayor brillo y suavidad, haciéndola lucir increíblemente radiante, ya que elimina los signos del daño.

Evita la caída y el envejecimiento capilar prematuro

Al tratarse de un poderoso antioxidante, es capaz de controlar el nivel de radicales libres, que son los principales responsables de que las células envejezcan más rápido, provocando la caída de cabello.

Alcaliniza el cuero cabelludo

Este factor consigue controlar los trastornos capilares más comunes como la caspa, la dermatitis seborréica y la psoriasis. ¡Le dirás adiós a la comezón e irritación!

Desintoxica a profundidad

El azufre y el cloro (dos de los componentes principales del tomate) contienen propiedades altamente antibacterianas y astringentes, que permiten eliminar las células muertas y los estragos de la contaminación en tu cabello, promoviendo que crezca mucho más y mejor.

Siguiente

Sacarle provecho tomate para el cabello es sumamente fácil. Puedes conseguirlo con dos sencillas soluciones caseras que son muy fáciles de elaborar:

Mascarillas

Rápida y sencilla, por lo que no tendrás pretexto alguno para no ponerla a prueba. Lo único que necesitas es triturar suficiente tomate fresco hasta crear una ligera pasta homogénea y después cubrir por completo tu melena con ella. Para absorber completamente sus nutrientes, déjala actuar por lo menos 20 minutos.

Editors’ tip: Si quieres darle mayor consistencia, y aumentar su capacidad reparadora, puedes añadirle algunas gotas de aceite de oliva o argán.

Tónicos hidratantes

Otra de las formas más fáciles de incluir el tomate en tu rutina capilar es a través de un poderoso tónico natural. Para prepararlo solo necesitas licuar o colocar en el extractor algunos tomates maduros y colarlos hasta que quede un jugo lo suficientemente fino como para envasarlo en un atomizador. Rocía el líquido resultante en todo tu cabello (incluida la raíz), déjalo actuar durante 20 minutos y después enjuaga.

Editors’ tip: Asegúrate de lavar tu pelo con un producto que complemente los beneficios nutritivos, purificantes y reestructurantes del tomate. Para ello, el shampoo 2 en 1  Sedal Restauración Instantánea es nuestra opción preferida, ya que su fórmula con Max Calcio y keratina purifica el cabello y borra paulatinamente el daño capilar desde el primer lavado.

Y ahora que ya conoces todos los beneficios del tomate para el cabello, ¿qué esperas para incluirlo dentro de tu rutina de belleza capilar?