¿Deberías estar usando un shampoo antibacterial?

Vamos a decirte algo que quizás no habías pensado: las bacterias habitan en el cuero cabelludo al igual que en el resto de la piel. Para mantenerlo limpio y saludable, puedes usar un shampoo antibacterial.

Nos tocamos el cabello una infinidad de veces al día, seguramente casi tantas como la cara —23 por hora, ahora que el dato circula por todos lados—. Lo hacemos voluntariamente cuando nos peinamos e involuntariamente, cuando estamos aburridas o ansiosas. Lo que nunca pensamos es que, así como las bacterias se adhieren la piel, también lo hacen a nuestra melena. Por lo tanto, podríamos considerar un shampoo con acción antibacterial para la higiene del cabello.

Si quieres asegurarte de que tu melena esté realmente limpia, deberías usar un shampoo con acción antibacterial. Crédito: All Things Hair.

Las bacterias son microorganismos que pueden ser inofensivos o, incluso, beneficiosos para el ser humano, pero también hay algunas que son nocivas. Cuando estas se vuelven demasiado numerosas, pueden abrumar el sistema inmune y producir enfermedades.

¿Qué efectos tienen las bacterias en el cabello?

El cabello está expuesto constantemente al medio ambiente y es un lugar propicio para albergar bacterias, debido a su cutícula estriada y su estructura larga y delgada.

Sin embargo, el cuero cabelludo es más propenso a infectarse si las bacterias entran en los folículos capilares o la dermis dañada, que puede ser resultado de condiciones adversas para el cuero cabelludo.

¿Cómo funciona un shampoo antibacterial?

Actúa eliminando las bacterias y hongos del cabello y el cuero cabelludo que causan alteraciones en su balance. Algunos ingredientes son bacteriostáticos, mientras que otros son bactericidas.

Los primeros, aunque no matan a la bacteria, impiden su reproducción. Los segundos, sí eliminan a los agentes invasores de grupos bacterianos; la forma en que sucede es negando a las bacterias y hongos el acceso a los nutrientes para su propia propagación o presentando un agente que es tóxico para su supervivencia pero que no perjudica la piel y el cabello.

¿Qué agente antibacterial puede contener un shampoo?

Hay antibacteriales naturales y químicos. En el primer grupo, se encuentran, por ejemplo, el zinc, el aceite de árbol de té y el aceite de emú. En el segundo, el ketoconazol, el ácido acetilsalicílico y el selenio.

¿Quién debería usar un shampoo con acción antibacterial?

En realidad, ¡todos! Así como hemos extremado la higiene de la piel, también deberíamos procurar una limpieza profunda del cabello. Sin embargo, si estás en contacto con animales o presentas una alteración en el cuero cabelludo, deberías considerar especialmente este tipo de producto.

¿Existen shampoos antibacteriales en el mercado?

¡Sí!, el shampoo Savilé Control Caspa + Antibacterial combina los beneficios hidratantes de la sábila con una poderosa acción antibacterial que limpia a profundidad, removiendo el 99% de las bacterias del cabello. Además, combate la caspa y deja el cabello fresco y suave.

¿Cómo se usa el shampoo antibacterial?

Como cualquier otro shampoo. Vierte el producto en tus manos y, luego, sobre el cuero cabelludo húmedo. Masajea para hacer espuma y que la fórmula actúe correctamente. Recuerda frotar la zona detrás de las orejas y sobre la nuca, ¡son las que más se ensucian! Finalmente, enjuaga con agua fría o tibia. Puedes utilizarlo diariamente, si así lo deseas.

Editor’s tip: Si te bañas en la noche, sécate bien el cabello antes de dormir, pues la humedad establece un ambiente ideal para la propagación de las bacterias.

Siguiente