‘Curly Girl Method’: la fórmula para volver a amar tus rizos

Si quieres recuperar la belleza natural de tus rizos, el 'Curly Girl Method' es justo lo que necesitas. Entérate de qué se trata y cómo empezar.

El Curly Girl Method consiste en una serie de cuidados para el cabello, diseñados específicamente para definir y explotar al máximo la belleza de los cabellos rizados naturales. Aunque ya existían variaciones del método desde hace un par de décadas, fue la estilista británica Lorraine Massey quien lo presentó oficialmente a través de su libro Curly Girl Hand Book en 2001.

La misión principal del Curly Girl Method es reparar los rizos dañados, resecos, sin forma y con exceso de frizz; daños que principalmente se atribuyen al uso constante de herramientas de calor o al uso de productos no adecuados para este tipo de pelo.

Esto se logra gracias a ciertas técnicas que permiten que el cabello se mantenga hidratado al retener sus aceites naturales, entre las que destacan el uso intensivo del acondicionador.

Más que un método, las entusiastas del Curly Girl Method afirman que este es un estilo de vida a través del cual aprenderás a amar la textura natural de tu melena, sin ocultar tus rizos nunca más. Y, aunque es complejo, hay una serie de reglas básicas que se deben seguir, de las cuales te hablaremos a continuación.

mujer morena con rizos apretados castaños
Devela la belleza natural de tus rizos. Crédito: All Things Hair.

Dos

  • Productos enriquecidos con proteínas como la keratina, el trigo y la soya.
  • Emolientes como la manteca de karité y los aceites vegetales.
  • Humectantes como el pantenol, la glicerina vegetal y el sorbitol.
  • Hidratantes como los aminoácidos y el aloe vera.
  • Geles con PVP y PVP/VA.

Dont’s

  • Productos con sulfatos.
  • Herramientas de calor, excepto la secadora, siempre y cuando se use con un difusor y a temperatura baja.
  • Peines y cepillos.
  • Siliconas no solubles en agua.
  • Productos con alcohol.
mujer morena con rizos apretados castaños
El ‘Curly Girl Method’ le dará una nueva vida a tu melena rizada. Crédito: All Things Hair.

Lo primero que debes saber antes de empezar el Curly Girl Method, es que es 100% personalizable. Esto significa que, aunque sí debes seguir ciertos pasos, también puedes adaptar cada uno de ellos a tus necesidades.

Esto dependerá de factores que van desde el tipo de rizos que tengas, hasta tus actividades cotidianas —por ejemplo, si haces ejercicio diariamente.

1. Final wash o lavado final

Digamos que esta es la despedida a esa rutina de lavado convencional que has estado usando toda tu vida. Se trata de una etapa de transición en la que deberás lavar tu pelo con un shampoo con sulfatos y sin siliconas, para empezar a acostumbrar a tu melena a su nueva rutina. Este paso puede repetirse las veces que sea necesario.

2. Limpieza

Aquí verás el primer gran cambio: ¡no necesitas usar shampoo para limpiar! En el Curly Girl Method, el shampoo es reemplazado por un acondicionador (a lo que se le conoce como cowash). Aunque, si de plano no soportas la idea de no usar shampoo, puedes usar un low poo, que básicamente es un shampoo libre de sulfatos, alcohol, siliconas y parabenos.

Cualquiera que sea el método de limpieza que elijas, deberás enfocarte en masajear tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos para ayudar a distribuir los aceites naturales por toda la hebra.

¿Con qué frecuencia debo limpiar?

  • Si tu pelo es ondulado, una vez a la semana. Puedes usar un low poo, siempre acondicionando antes y después de la limpieza.
  • Si es rizado, una vez a la semana o cada 10 días, empleando solo acondicionador y agua.
  • Si es afro, cada dos semanas. Solo moja tu cabello, masajea el cuero cabelludo y ve al siguiente paso.

3. Acondicionar

Después de lavar, aplica acondicionador para cabello rizado o una mascarilla hidratante de medios a puntas. Ya que el método no permite el uso de cepillos o peines, esta etapa es la oportunidad para que deshagas los nudos con tus dedos.

Tómate tu tiempo y enjuaga las veces que sea necesario para retirar todo el exceso de producto.

4. Estilizar

Aquí hay varias opciones de productos que puedes usar, según el estilo y la textura que quieras obtener. Entre ellos resaltan el leave-in conditioner (acondicionador sin enjuague), crema para peinar o gel sin alcohol; por ejemplo, el gel Savilé Keratina, cuya fórmula enriquecida con keratina ayuda a restaurar y nutrir las hebras.

Sin importar cuál sea el o los productos que elijas, estos se deben aplicar sobre el cabello mojado, ligeramente secado con una toalla de microfibra o una camiseta de algodón.

A modo de ejercicio práctico, digamos que quieres aplicar una crema para peinar y un gel. Esta sería la forma correcta, según el Curly Girl Method:

  • Presiona suavemente tu cabellera con una toalla de microfibra o camiseta de algodón para retirar el exceso de agua.
  • Aplica una cantidad generosa de crema para peinar en todo el cabello y usa la técnica de scrunching, es decir, separa tu cabello por secciones y presiona cada una desde las puntas hacia arriba.
  • Aplica el gel y repite la técnica de scrunching.
  • Deja secar tu cabello al aire libre y abstente de tocarlo para prevenir el frizz. Si por cuestiones de tiempo o climáticas, te es imposible dejar secar u cabellera, usa una secadora con difusor a temperatura fría.
  • Cuando seque por completo, presiona tu cabello con los dedos para deshacer el acabado rígido que los productos de styling podrían haber dejado.

5. Refrescar

Los días que no vayas a seguir la rutina completa, refresca tus rizos solamente usando agua —ya sea en la regadera o con un atomizador— y repitiendo la forma de estilizado. Te recomendamos que, cundo vayas a dormir, ates tus rizos con la técnica de piña (un chongo en lo más alto de la cabeza), para evitar que se maltraten.

Recuerda que los pasos del Curly Girl Method son adaptables a cada persona. Conforme vayas probando, te darás cuenta de lo que sí te funciona y lo que no.