Estos son los mejores tintes de cabello, si tu objetivo es no dañarlo

¿Quieres saber cuáles son los mejores tintes de cabello para no maltratarlo? No busques más. Estas son las características que debes tomar en consideración.

Los mejores tintes de cabello son aquellos que consiguen cambiar o realzar el tono base sin deteriorar la calidad de las hebras en el proceso. Y es que tener un cabello y cuero cabelludo sanos es la clave para lucir un color bonito.

Los tintes que no dañan el cabello son lo menos agresivos posibles, no contienen sulfatos, están enriquecidos con aceites como el de argán u oliva —que reestructuran los químicos sin dañar— y, por supuesto, son tintes sin amoniaco, el cual puede provocar reacciones e irritación.

Tintes naturales para cabello

Winnie Harlow con cabello negro largo y ondas de sirena
Winne Harlow adora intensificar el tono negro de su cabello. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

Los tintes naturales purifican el cuero cabelludo, controlan los niveles de grasa, fortalecen la melena, aportan un extra de brillo… Las ventajas son interminables, por eso son los mejores tintes de cabello si tu propósito es no dañarlo, aunque no te permiten alcanzar una amplia variedad de tonos.

Quizás el más popular dentro de esta categoría es la henna, un pigmento de origen natural que, al entrar en contacto con la keratina del cabello, genera una reacción química que matiza la fibra con un tono cobre intenso.

A diferencia de los tintes convencionales, la henna no requiere de ingredientes químicos, pero también cabe destacar que los resultados no serán idénticos, pues no consigue aclarar el cabello. Asimismo, considera que es permanente; después de cuatro o seis semanas, se deslavará gradualmente pero no desaparecerá por completo.

Botánicos como la manzanilla y el romero también son utilizados para teñir el cabello naturalmente. Mientras que el primero aclara las cabelleras rubias, el segundo oscurece las negras.

Tintes temporales

Georgia May Jagger con el cabello rosa fucsia largo y en capas
Georgia May Jagger optó por darle un giro a su ‘look’ con un tinte magenta eléctrico. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

Los tintes temporales poseen moléculas de pigmento grandes, por lo que no penetran la hebra capilar, sino que la recubren superficialmente. Esto permite que puedan ser retirados mediante los lavados.

Si quieres cambiar drásticamente el color de tu pelo o incluso experimentar con el cabello color fantasía, esta es la opción menos agresiva, pues no contiene amoniaco ni oxidantes. También sirven para reavivar el color, disimular las canas momentáneamente, aportar brillo y volumen.

Los encuentras en distintas presentaciones; aunque los hay en gises y aerosoles, los mejores tintes de cabello dentro de esta gama son aquellos en forma de shampoos, acondicionadores y espumas, pues son más hidratantes.

Tinte semipermanente

Elsa Hosk con cabello rubio dorado y ondas Old Hollywood
Elsa Hosk opta por realzar su cabello rubio natural, variando ligeramente los tonos: del ‘champagne’ al ‘rose gold’. Crédito: Evan Agostini/Invision/AP/Shutterstock.

El tinte semipermanente fue creado para teñir el pelo sin necesidad de decolorarlo. Sus moléculas son más pequeñas para que puedan penetrar en las cavidades capilares. Duran más que los temporales —hasta cuatro o cinco lavados—, pero también son más favorables para los cabellos frágiles o dañados, pues son tintes sin amoniaco ni peróxido.

La coloración tono sobre tono es poco agresiva, por lo que resulta una buena opción para quienes están empezando a teñirse el cabello. Cubre el 50% de las canas, por lo que basta para las personas que solo tienen algunas.

Editor’s tip: Para mantener un color vivo y duradero, debes usar un sistema de lavado especializado. Con aceite de marula y resveratrol, un poderoso antioxidante, el shampoo y el acondicionador TRESemmé Pro-Radiance Color hidratan, cuidan del color y restauran el brillo del cabello teñido.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual