Deberías usar acondicionador diariamente y aplicarlo de esta manera

Créenos, después de que descubras para qué sirve el acondicionador no vas a volver a omitirlo de tu rutina de cuidado capilar ni un solo día.

Si alguna vez te preguntaste para qué sirve el acondicionador realmente, déjanos decirte que no eres la única. Y es que, pese a su popularidad, sus beneficios y funcionamiento siguen siendo motivo de duda, especialmente para quienes apenas incursionan en el mundo del cuidado capilar.

Sin embargo, aclarar la incógnita es esencial, pues se trata de un producto muy importante para tu melena, tanto en cuestiones de salud como estéticas. Te aseguramos que en cuanto te enteres de todos sus beneficios, desearás darle un espacio especial dentro de tu rutina diaria.

Mujer castaña utilizando acondicionador
El acondicionador es uno de los productos más beneficiosos que puedes aplicarle a tu cabello. Aprender para qué sirve exactamente y sobre su correcto uso te permitirá sacarle el máximo provecho. Crédito: All Things Hair.

A diario, el cabello se enfrenta a múltiples factores que abren la cutícula, dejándola totalmente expuesta al daño. Desde el medio ambiente, hasta tu rutina de estilizado e, incluso, el mismo proceso de lavado, ocasionan esta condición casi de manera imperceptible. ¡Es aquí donde el acondicionador entra al juego!

Y es que gracias a sus propiedades humectantes, pule, alisa, cierra y sella la hebra capilar, volviendo tu melena mucho más resistente ante el deterioro. Además, crea una película protectora alrededor del pelo que propicia la elasticidad, mitiga la deshidratación y evita la pérdida de nutrientes.

¿Los beneficios inmediatos? Una cabellera suave, brillante, libre de nudos y sin frizz que resultará mucho más fácil de peinar.

Aunque su uso podrá parecerte obvio, debes saber que sí existe una técnica puntual para aprovechar absolutamente todos sus beneficios. Te compartimos el paso a paso idóneo:

1. Lava tu melena

Empieza limpiando tu pelo con un shampoo suave que se adapte a sus necesidades. Recuerda aplicarlo únicamente en el área de la coronilla y deja que la espuma baje paulatinamente para limpiar las puntas.

2. Elimina el exceso de agua

Presiona firmemente tu cabello con tus manos para remover el exceso de agua, ¡sin exprimirlo! Esto te permitirá distribuir el acondicionador de mejor manera, evitando que se diluya en cuanto lo apliques.

3. Acondiciona tu cabello

Aplica sobre la palma de tu mano tu acondicionador preferido (la cantidad equivalente a una pelota de golf) y úntalo solo de medios a puntas.  Asegúrate de cubrir de manera uniforme cada mechón. Si tu melena es gruesa o muy abundante, puedes duplicar la porción.

4. Déjalo actuar

Permite que el acondicionador actúe durante uno o dos minutos para hidratar profundamente el cabello.

5. Enjuaga

Finalmente, enjuaga tu melena con abundante agua tibia o fría, para promover el brillo y evitar que tu cabello se reseque.

Mujer jugando con su cabello castaño
Elegir el acondicionador correcto es clave para lucir una cabellera sana y completamente hidratada, ¡así que selecciona con cuidado! Crédito: All Things Hair.

Aunque pareciera que no hay gran diferencia entre cada fórmula —pues su textura luce exactamente igual—, sus resultados sí evidencían su constitución especializada.

Por ello, elegir la opción más adecuada para tu tipo de pelo es fundamental. Te enlistamos nuestras opciones preferidas tomando en cuenta algunas de las necesidades más básicas:

Para el cabello graso

Las melenas grasas también se benefician del acondicionador. Y es que el hecho de tener exceso de oleosidad, no significa que se encuentren bien hidratadas.

Te recomendamos usar una opción ligera como el acondicionador Nexxus Hydralight. Su fórmula especial para el pelo graso —enriquecida con minerales marinos— hidrata profundamente sin añadir peso.

Para el cabello teñido

Si eres adepta a las coloraciones, entonces el acondicionador TRESemmé Blindaje Platinum es para ti. Su fórmula especial para el pelo teñido restaura la fibra capilar deteriorada y la protege de futuros daños, manteniendo un color radiante.

Contra el quiebre y la caída

La resequedad es una de las principales causas de la caída capilar por quiebre. Fortalece tu cabello hidratándolo con el acondicionador Folicuré Humectación Profunda. Gracias a su mezcla de biotina, pantenol y folisacáridos, brinda elasticidad y resistencia al cabello, promoviendo un crecimiento sano.

Reparación profunda

Si constantemente sometes tu melena al estilizado con calor y a las coloraciones agresivas, el acondicionador Sedal Restauración Instantánea será tu mejor aliado. Su composición a base de calcio y keratina remueve los residuos acumulados y restaura el cabello, devolviéndole vitalidad desde el primer lavado.

Hidratación máxima

Para las melenas secas el uso del acondicionador es todavía un mayor obligado. Lo mejor es brindarles una hidratación intensiva con una fórmula como el acondicionador TRESemmé Hidratación Profunda. Al tratarse de una línea enriquecida con vitamina E y omega 9, humecta perfectamente el cabello, dejándolo manejable, brillante y fortalecido.

Ahora que ya sabes para qué sirve el acondicionador ¡no habrá pretexto para no incluirlo dentro de tu rutina de cuidado capilar diaria!

Siguiente