30 peinados de invierno a prueba de cualquier inclemencia climática

Frío, ¡no te tenemos miedo!

Te traemos la inspiración que necesitás para ponerle onda al frío. Estos peinados de invierno van a ayudarte a proteger tu pelo de las bajas temperaturas, responsables de la deshidratación de tu melena.

Sacale partido a accesorios como sombreros, gorros y pañuelos, o a tu habilidad para trenzar. Sea como sea, la idea es que te sientas a gusto con tu pelo más allá del clima. Seguí leyendo para ver más detalles sobre estos peinados de invierno que elegimos especialmente para vos.

peinados de invierno
Bien relajada. Crédito: Rupert Laycock

Trenza de lado

Que nunca nos falten las trenzas, menos que menos en un repertorio de peinados de invierno. Acá vemos una trenza de lado, en una versión messy, descontracturada. Esta se creó con la raya al medio, pero bien podría llevarse con la raya de lado.

Nuestro tip: En invierno, el pelo se reseca y necesita más hidratación. Una forma de cubrir esta necesidad es reemplazando el acondicionador tradicional por un super acondicionador. El Super Acondicionador 1 Minuto Factor de Nutrición 40 de Dove, por ejemplo, funciona como un concentrado hidratante, especialmente diseñado para subsanar el daño ocasionado por factores ambientales, entre otros.

peinados de invierno
Simétrico. Crédito: Rupert Laycock

Dos rodetes

Los peinados con rodetes son amigos de los peinados de invierno. Ofrecen varias opciones, aptas para usar con gorro o sombrero. En este caso, dos rodetes bajos desarmados. Si buscás un estilo más pulido, podés sumar unas trenzas a la ecuación y hacer dos rodetes trenzados.

peinados de invierno
Infaltables. Crédito: Rupert Laycock

Dos trenzas

Entre el universo de los peinados de invierno, las clásicas dos trenzas nunca, nunca, nunca pasarán de moda. ¿Por qué las elegimos? Porque así, más bien sueltas, cubren las orejas, dejan el cuello libre para el uso de bufandas o pañuelos y, especialmente, porque reflejan que los días fríos no tienen por qué ser grises y aburridos. Es tan cómodo que funciona perfectamente como peinado para esquiar.

peinados de invierno
¡Fantastique! Crédito: Rupert Laycock

Rodete de lado

Una boina para un guiño parisino; un rodete de lado para un toque chic y original; un mechón suelto para enmarcar la cara. Este look entra en el capítulo de peinados de invierno para una salida o, por qué no, para ir al trabajo.

peinados de invierno
Multifunción. Crédito: Rupert Laycock

Cola baja con pañuelo

Los peinados de invierno no solo viven de gorros y sombreros: los pañuelos pueden ser grandes compañeros de estilo. Ella lo dispuso alrededor de la cabeza, cubriendo las orejas, y anudándolo en la cola de caballo baja. Para ponerle más onda, elegí uno estampado o con colores.

peinados de invierno
Estática, quién te conoce. Crédito: Rupert Laycock

Ultra lacio

Llevar el pelo suelto siempre es una opción. Ojo, eso no significa que no le des cierto styling. Podés enfatizar tu textura natural, ya sea lacia, con rulos o con ondas. Ella, por ejemplo, apostó de lleno al lacio extremo.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Liso Keratina de TRESemmé, un sistema de lavado formulado con queratina y perla para mantener a raya el frizz, potenciar el brillo del pelo y mantener las fibras alineadas.

peinados de invierno
En clave baja. Crédito: Rupert Laycock

Rodete despeinado

Este peinado de invierno es de esos peinados fáciles y rápidos que resolvés con los ojos cerrados. Le decimos rodete pero, en verdad, no llega a serlo. Para recrearlo, creá una cola de caballo baja y dejá la última vuelta del elástico a medio hacer, de modo que se forme un bucle. Así de fácil.

peinados de invierno
Toda la onda con las ondas. Crédito: Rupert Laycock

Ondas suaves

Las ondas aportar textura, volumen y movimiento a cualquier peinado de invierno. Podés hacer ondas con rizadora o, si preferís descansar de las herramientas de calor, ondas sin calor con una vincha.

Nuestro tip: Aplicá Mousse Extra Firme de TRESemmé antes de marcar las ondas para que se fijen y no pierdan volumen.

peinados de invierno
Coleta decorada. Crédito: Arianna Sharfman

Cola con elásticos

Reversioná la clásica cola de caballo baja y descubrí un sinfín de peinados de invierno. ¿Cómo? Usá, por ejemplo, una cinta metalizada o un elástico para que quede envuelta y seccionada. Así vas a conseguir un look más vanguardista.

peinados de invierno
Siempre terraza. Crédito: Craig Alexander

Con moño

Sí a los peinados de invierno con moño para provocar sonrisas. Del tamaño que sea, podés apostar a uno XL que protagonice el look o a varios pequeños combinados. Ella lo dispuso sobre la coronilla, sujetando un mechón de pelo central. Animate a probar otras variantes y abandoná el prejuicio de que son solo para peinados aniñados.

peinados de invierno
De terciopelo. Crédito: Craig Alexander

Con vincha

¿Hay algún accesorio que refleje mejor el invierno que una vincha acolchada, voluminosa y de tonos tierra? Creemos que no. Ese de esos looks simples que te transportan a un living acogedor con un hogar encendido. Elegí la vincha que más te guste y llevala con la raya al medio y el pelo suelto.

peinados de invierno
Un estilo folk. Crédito: Shutterstock

Bandana

Muchos creerían que las bandanas son un accesorio propio de los peinados de verano. Pues, no. También se usan en invierno y esta imagen viene a demostrarlo. También podés usar un pañuelo cuadrado y doblarlo en forma de triángulo para conseguir el mismo efecto. Te va a cubrir la cabeza y mantenerla calentita.

peinados de invierno
Amor por la trenza espiga o cola de pez. Crédito: Shutterstock

Trenza espiga

Las trenzas son una buena forma de mantener el pelo protegido del viento, las bajas temperaturas e, incluso, de los ambientes calefaccionados. Además, te garantizan un peinado que se mantiene casi todo el día. Más aún, si hablamos de la trenza espiga. Aventureras, amantes de la vida al aire libre, este es su look.

peinados de invierno
Combo fashionista. Crédito: Craig Alexander

Boina y hebillas

La máxima del “menos es más” no aplica para todo el mundo. De hecho, los accesorios abren el juego a una gran cantidad de estilos. Las hebillas permiten combinaciones varias, como esta. Experimentá con los tamaños, la disposición y los materiales. Ganás seguro.

peinados de invierno
Mucho charme. Crédito: Indigitalimages.com

Cola de lado

Una opción más formal y prolija de la cola de caballo baja con gorro. El toque definitivo está dado por el mechón que recubre el elástico. Es un detalle sencillo que marca la diferencia. A veces, no se necesita mucho para un peinado elegante.

peinados de invierno
Trenza cubierta y protegida. Crédito: Shutterstock

Cola envuelta

Seguimos explorando estilos con pañuelos como peinados de invierno. Esta vez, una trenza cosida que queda oculta bajo un pañuelo desflecado que se cruza hasta llegar a la punta. Simula una cola de caballo tubo, aunque mucho más casual.

peinados de invierno
Digno de Blair Waldorf. Crédito: Shutterstock

Preppy

Este bien podría ser un peinado de los 90 o un peinado preppy. Para crearlo, basta con trazar la raya al medio, seccionar una porción de pelo de la parte de arriba de la cabeza y dividirla a la mitad. Luego, se arman dos colitas a la misma altura. Para llevar el look al siguiente nivel, sujetá las colitas con moños.

peinados de invierno
Para las más jugadas. Crédito: Shutterstock

Turbante

Los peinados de invierno son la excusa perfecta para sacar a relucir accesorios para el pelo. Uno que queda siempre medio olvidado es el turbante. Si es de seda, te podemos asegurar de que te va a abrigar tanto como un sombrero. Podés usarlo con el pelo suelto o atarlo en un rodete alto y que quede todo bajo el turbante.

peinados de invierno
Trenzas, siempre. Crédito: Shutterstock

Trencitas

Peinado con trenzas fáciles si los hay. Ella sumó una trenza pequeña en un mechón justo delante de la oreja y recogió todo el resto del pelo en una cola de caballo baja. Podés hacer lo mismo con el pelo suelto para conseguir un look boho chic. Y esta es una forma también de incorporar trenzas en pelo corto.

peinados de invierno
Las apariencias engañan. Crédito: Indigitalimages.com

Nudo

A simple vista, parece un rodete bajo. Pero, en verdad, se trata de un nudo bien prolijo, con las puntas escondidas para lograr un mejor acabado. Es uno de los peinados de invierno ideales para quienes tienen pelo grueso o mucha cantidad. Usá una boina para complementar y ¡listo!

peinados de invierno
Look atemporal. Crédito: Shutterstock

Medio rodete

Tenemos que decirlo: el medio rodete funciona tanto como uno de los peinados de invierno como de verano, es decir, no discrimina estación. Es un look práctico, fácil de hacer y apto para distintos largos de pelo. Nuestro consejo: usá un scrunchie para no dañar el pelo y que no quede tirante.

peinados de invierno
Poné a prueba tu habilidad para trenzar. Crédito: Shutterstock

Trenza hacia adelante

¿Querés llevar el pelo suelto pero aún así darle un toque original? Tomá nota porque este peinado de invierno es único en su especie. Esta pequeña trenza holandesa parte de la coronilla y se teje hacia adelante, usando solo un mechón central. En vez de sujetar la punta, se divide en dos y se incorpora al resto del pelo. ¡Nos encanta!

peinados de invierno
¿En busca de un look original? Crédito: Shutterstock

Rodetes a los lados

¿Qué tal un poco de inspiración cinematográfica? Ya saben a quién nos referimos, ¿no? Esos dos rodetes a los lados son inconfundibles pero acá llegan en versión semirecogido. Este es uno de esos peinados de invierno que se salen del molde, ¿lo probarías?

peinados de invierno
El peinado no peinado. Crédito: Shutterstock

Adentro

Bueno, quizás este no te parezca un peinado de invierno en sí. Más bien es una forma de estilizar y proteger el pelo que consiste en recogerlo dentro de tu abrigo o atuendo. Esta técnica, en inglés, se conoce como hair tuck o tuck in. La ventaja es que el pelo queda menos expuesto a las bajas temperaturas, lo que puede ocasionar deshidratación.

Nuestro tip: En los meses más fríos, prestá especial atención a la hidratación de tu pelo. Para el lavado diario, elegí un sistema hidratante como el del Shampoo y Acondicionador Hidratación Intensa de Dove, con una fórmula ligera que deja el pelo liviano. Para redoblar esfuerzos, podés aplicar mascarillas de ingredientes naturales con frecuencia o una mascarilla como la Crema de Tratamiento Hidrata de Sedal.

peinados de invierno
Todas juntas. Crédito: Shutterstock

Cola con hebillas

Los peinados de invierno ideales son aquellos que resguardan al pelo de las inclemencias climáticas, entre ellas, el viento. Para que el pelo no quede revuelto después de una ráfaga, sujetalo con hebillas. Como dijimos antes, usá tu imaginación para crear un patrón. Varias hebillas iguales de un lado pueden acompañar cualquier recogido fácil.

peinados de invierno
¡En guardia! Crédito: Shutterstock

Trenzas de boxeadora

Las trenzas siguen afianzándose como reinas indiscutidas de los peinados de invierno. Acá, unas trenzas de boxeadora. Son esas que se tejen desde la línea de crecimiento del pelo, tal como se hacen las trenzas holandesas para que ganen ese volumen tan particular. Mantienen todo en su lugar por horas y horas.

peinados de invierno
Twist, twist. Crédito: Shutterstock

Torzadas

¡Nos estaban faltando las torzadas en esta lista de peinados de invierno! Acá están en un semirecogido bien sencillo: raya al medio, una torzada a cada lado y las dos se unen detrás. Chicas de pelo corto, pueden imitar este look sin problemas. Eso sí, quizás necesiten una ayudita de la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé para que se mantenga en su lugar. Rocíen un poco y todo resuelto.

peinados de invierno
Riguroso. Crédito: Shutterstock

Orejas tapadas

Uno más con cola de caballo baja. Esta vez, queremos destacar una con efecto envolvente, que cubre todas las orejas. Los mechones de adelante van bien pegados a la cabeza. Para que quede así, podés aplicar un poquito (dijimos “poquito”) de gel para fijarlo.

peinados de invierno
Coronada. Crédito: Shutterstock

Semirecogido con torzadas

A falta de una… ¡ocho torzadas! Crear un semirecogido con torzadas no tiene mucha ciencia, solo hay que prestar atención al grosor de los mechones para que sean similares y, no menor, sujetar cada una con una horquilla disponiéndola de atrás hacia adelante. El resultado es una especie de corona de torzadas.

peinados de invierno
Vale triple. Crédito: Rupert Laycock

Triple trenza

Cerramos este repertorio de peinados de invierno con uno de inspiración boho. Obvio, con trenzas. Para recrearlo, hacé una media cola trenzada. Luego, seccioná un mechón de cada lado y trenzá. ¡Tarán!

Siguiente