Cómo hacer un rodete, un básico para tener siempre a mano

Caballito de batalla.
ppal-782x439.jpg
Tiempo
Nivel de dificultad

Sabemos que el universo de los recogidos es muy amplio. Los hay para ocasiones más formales como un casamiento y más informales para usar como peinados para todos los días. Antes de pasar a los más elaborados, empezamos con el nivel 1. Dentro de este capítulo, cómo hacer un rodete es el primer tema que queremos profundizar. Por eso, traemos un tutorial bien fácil.

El rodete puede servir de base para otros peinados y presenta algunas variantes interesantes como el rodete trenzado o el rodete con donut. En fin, ¡mejor empecemos por el principio!

1

Prepará

Para comenzar, aplicá Crema para Peinar Recuperación Extrema de Dove en todo el largo para hidratar y deshacerte del frizz. 

Este tratamiento para el daño progresivamente nutritivo lo deja suave y sedoso para armar el rodete. 

 

2

Distribuí

Peiná con un cepillo paleta para distribuir bien el producto y desenredar. Aprender cómo hacer un rodete es más fácil si la base es un pelo limpio, suave y sin nudos. 

 

3

Sujetá

Llevá el pelo hacia la coronilla y soltá algunos mechones alrededor de la cabeza para darle un aire más relajado al look. Si preferís un estilo más tirante, con el peine creá ese efecto de tensión. Acto seguido, sujetá bien con una gomita.  

 

4

Enrollá

Girá el pelo sobre sí y enrollalo alrededor de la gomita. Aseguralo con unas horquillas. 

#TipdeExperto: Usá la buclera para darle movimiento a los mechones sueltos. Dales calor durante unos segundos y luego rociá Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé para lograr una mejor textura. 

 

5

A disfrutar

Estás lista para lucir tu look. Como ya dijimos, de este mismo peinado se desprenden variantes más o menos estructuradas, como los recogidos con trenzas, y la lista sigue… Cómo hacer un rodete bien hecho ya no es un interrogante. Empezá con este estilo y pasá al siguiente nivel.