Historia de los peinados: desde María Antonieta hasta hoy

Juliana | 18 junio 2018
×

Siglos de cambios.

En la historia de los peinados vimos suceder muchos estilos que luego terminaron por convertirse en íconos de algunos períodos y marcando un antes y un después. Desde María Antonieta con sus pelucas y decoraciones extravagantes hasta el balayage de hoy.

El pelo es un símbolo de identidad y una forma de mostrar quiénes somos. Anteriormente, los looks también tenían que ver con la clase social, los gustos y las profesiones de las personas. Eso fue mutando a lo largo de la historia de los peinados.

En esta línea del tiempo del pelo te mostramos los peinados más importantes desde 1700 a hoy. Por supuesto, es imposible ponerlos todos, pero consideramos que logramos trazarla bastante bien. ¿Lista para aprender? Seguí leyendo.



Un repaso por la historia de los peinados



 

Crédito: Indigitalimages.com

1700

Empezamos nuestra historia de los peinados con un ícono del pelo. María Antonieta fue una reina francesa del siglo XVIII que se hizo conocida por su opulento estilo. En esa época, se usaban pelucas muy grandes y altas con rulos que adornaban y caían a los costados y en la nuca. Se llevaban tocados y cosas inusuales para decorarlas como barcos o plumas, la consigna era: cuanto más grande, mejor.

Crédito: Indigitalimages.com

1800

Luego de la Revolución Francesa, se abandonó lo referente a la opulencia y se volvió a las raíces clásicas griegas. En este período hubieron muchos cambios en el pelo. Cuando la Reina Victoria llegó al trono inglés, se transformó en un referente de la moda y todas las mujeres comenzaron a llevar el cabello como ella. Se usaban los rulos tipo ringlets, bien apretados como resortes y se hacían con trapos. Se dormía con estos puestos para revelar el peinado por la mañana.

TRESemmé Crema para Peinar Rizos Perfectos

Nuestro tip: Si querés recrear un peinado así, aplicá la Crema para Peinar Rizos Perfectos de TRESemmé en el pelo húmedo y enrollá tu cabello sobre sí mismo usando tiras de tela para sostenerlos. Es una versión mucho más cómoda para dormir que los ruleros. Cuando tu pelo esté completamente seco, soltalos y disfrutá de tus rulos.

Crédito: Indigitalimages.com

1910

Entramos en un siglo más reciente y, por lo tanto, podemos acotar la historia de los peinados por década. En 1900 se usaba el pelo a  lo “Gibson girl“, una caricatura que llegó a convertirse en modelo de belleza femenina. El peinado consistía en un rodete alto, pero con una base con mucho volumen y batida.  Se llevaban las melenas superlargas y abundantes que facilitaban este tipo de estilismos.

Mujer de pelo corto con peinado vintage

1920

Los años 20 fueron para la historia de los peinados un punto de inflexión. Luego de la guerra, las mujeres comenzaron acortarse el pelo bien corto y a aplicar nuevas técnicas. También nace el spray fijador y otros productos para controlar los peinados.

Mujer con peinado vintage

1930 -1940

El look de los 30 y los 40 fue bastante parecido. Las actrices de Hollywood se ocuparon de poner la vara muy alta y nació así un nuevo tipo de glamour muy femenino y romántico. El pelo se usaba de varias formas, pero todos los peinados eran muy complejos y dramáticos.

Crédito: Indigitalimages.com

1950

Para 1950 el pelo era un accesorio más. Los Victory rolls y los jopos dominaban la escena. Muchas mujeres solían quedarse en sus casas porque no trabajaban, entonces podían dedicarle mucho tiempo a su apariencia, algo que además era esperado en la sociedad de la época. ¿Lo infaltable para dominar el look? El labial rojo y el spray fijador.

TRESemmé Laca Fijación Extra Firme

Probá: la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé, que proporciona una fijación flexible, resistente a la humedad. Recordá aplicarla de a una sección por vez, en el pelo seco y a una distancia de entre 25 y 30 centímetros.

Crédito: Indigitalimages.com

1960

Los 60 estuvieron dominados por la música y los peinados altos y voluminosos. Cuanto más batido estaba el pelo, mejor. Se usaban las puntas hacia afuera y los flequillos de costado.

Crédito: Indigitalimages.com

1970

La década de las hijas de las flores y el amor libre había llegado. El pelo se llevaba natural y bien largo. Para ir a bailar, muchas optaban por batir la corona y lograr ese peinado colmena tan popular. Las trenzas tuvieron su protagonismo en este momento de la historia de los peinados, como así también las ondas.

Crédito: Indigitalimages.com

1980

La permanente fue la protagonista principal de los 80. Los rulos y el volumen eran un must, así como también los colores brillantes y las luces de neón. Fue una época de rebeldía y mucha diversión en la apariencia.

Crédito: Indigitalimages.com

1990

En los 90 aparecieron accesorios para el pelo muy polémicos como los clips mariposa, las vinchas de tela, las de plástico y los scrunchies. Hoy todo eso volvió y podemos verlos reversionados en las pasarelas internacionales. Sí, en la historia de los peinados también hay comebacks.

Crédito: Indigitalimages.com

2000 – Hoy

Si bien las tendencias cambian cada vez más rápido, de los 2000 hacia acá la historia de los peinados no se modificó mucho. Lo predominante ahora son las técnicas de coloración como el balayage, las mechas o el uso de colores fantasía. El pelo sigue siendo una forma de identidad y, más que nunca, de expresión.

A su vez, empezó a haber más conciencia sobre los cuidados del pelo (y de la piel) y a cuestionar tratamientos.

Dove Crema de Tratamiento Recuperación Extrema

Nuestro tip:  te recomendamos que uses una mascarilla como la Crema de Tratamiento Recuperación Extrema de Dove una vez a la semana, para mantener el pelo protegido y libre de daños.