Te enseñamos cómo hacer el peinado colmena para que seas la abeja reina

Juliana | 29 marzo 2018

Los iconos no pasan de moda.

Cuando el peinado colmena apareció por primera vez en la década de 1960, se rápidamente convirtió en EL estilo del momento. Después de pasar por la cabeza de algunos de los iconos de estilo más grandes de la época como Brigitte Bardot, el look selló su destino como uno de los peinados más reconocibles de todos los tiempos.

Ahora, muchas de ustedes pueden pensar que este estilo que desafía la gravedad es uno de los mejores del pasado, ¿no? ¡Incorrecto! Gracias a estrellas de la música, el peinado colmena se mantiene vigente.

Sí, sabemos que parece difícil de creer. Pero, ¿sabés qué? Nada más alejado de la realidad. Podés hacer el peinado colmena en tu casa, con tus propias manos, sí. ¿Cómo? Seguí nuestro paso a paso y preparate para ganar en volumen y actitud.



Cómo hacer el peinado colmena típico de los 60



1

Seccioná

Con el cabello limpio, trazá primero la raya al medio. Luego, dividí el pelo en dos secciones, de forma horizontal. Tomá como referencia la altura de las orejas. 

Sujetá la parte superior con un clip o con un broche. En la parte inferior, hacé una cola de caballo baja. Eso sí, nada de tensión, tiene que quedar suelta. 

Si querés que el peinado colmena no empiece en la línea de crecimiento del cabello sino más atrás, podés separar parte del flequillo.

2

Formá la torzada

Toma la punta de la cola de caballo que hiciste y empezá a girarla sobre sí misma, al mismo tiempo que la llevás hacia arriba. Así, se forma la torsión propia del peinado colmena. Si la mantenés tirante, queda mucho mejor.

Una vez hecho esto, escondé las puntas de la cola de caballo dentro de la torzada. Y usá todos las horquillas que sean necesarias para sujetarla. 

3

Batí el pelo

Soltá el pelo de la parte superior de la cabeza y dividilo en mechones. Con un peine fino, batí los mechones bien cerca de la raíz, asegurándote de que no quede ninguno sin batir.

El volumen de tu peinado colmena va a depender de este paso, hacelo tan grande o chico como quieras. 

4

Peiná

Una vez que esté todo batido, cepillá con cuidado la capa exterior de pelo hacia atrás para que quede lisa y prolija a la vista. 

Luego, rociá con Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé, que le va a proporcionar una fijación flexible. Hacelo a una distancia de entre 25 y 30 centímetros. Si querés mayor fijación, no rocíes de más cerca: aplicá más capas del producto. 

5

Hacé una torzada

A esta altura te estarás preguntando qué hacer con todo el pelo que quedo suelto de la sección de arriba. Ya estás más cerca del peinado colmena. Ahí vamos…

Tomá el pelo de la parte superior y giralo sobre sí mismo, tal como hiciste con la cola de caballo inicial. Pero, esta vez, llevá el mechón en dirección hacia abajo. 

6

Asegurá el peinado

Uní la torzada a la anterior, de modo que quede una única torsión. Y escondé las puntas dentro. 

Usá algunas horquillas para asegurar el peinado y, si es neceario, aplicá un poco más de laca. Tip: mové la cabeza para ver si quedó algún mechón suelto. De ser así, reforzá con más horquillas.

7

¡Listo!

¡Lo lograste! Seguro estás viendo en el espejo la maravilla que acabas de crear. Sí, parece recién salido de la peluquería, ¿no?

Ahora dejá que la vibra de los años 60 se apodere de vos y salí a divertirte con tu peinado colmena.