#AmoMiPelo: Aceptación, maternidad y canas, en el vínculo de Conz con su cabello

Historias de pelo. Pelo con historias.

Alisado, extra largo, teñido –de muchos colores diferentes–, con y sin flequillo. En diferentes etapas de su vida, Conz Preti experimentó con su cabello según sus propios deseos, modas de los países en los que vivió y las necesidades de la melena. Argentina, está instalada en Nueva York desde hace 10 años, adonde viajó para hacer un Master en Periodismo Digital en la Universidad de Columbia. En la actualidad, trabaja como editora de Motherly, un medio especializado en maternidad millennial.

Conz fue madre de su primer hijo en 2018 y a principios de marzo tuvo a dos niñas. En esta charla con All Things Hair, cuenta los cambios que su cabello –ahora largo y con rulos– tuvo durante el embarazo y el puerperio, habla sobre la aparición de algunos mechones de canas y su decisión de no teñirlos y cómo fue su vínculo con el pelo en el pasado.

Conz Preti
Crédito: instagram @conz

¿Cómo describirías tu relación con tu pelo?

Nunca me llevé bien con mi pelo. Siempre quise tenerlo más lacio, más largo, más claro o menos tradicional de lo que era. Incluso, ahora, luego de años de haberle hecho un millón de cosas de las que me arrepiento, todavía hay días en los que me miro al espejo y me pregunto qué podría hacer con mi pelo para sentirme mejor. La realidad, también, es que no soy muy buena peinándome (¿secador? ¿qué es eso?). Así que todos mis estilos siempre han sido superbásicos y con bajo mantenimiento.

¿Tu pelo cambió según las etapas de la vida?

Cuando era adolescente tenía mucho más frizz que ahora, siento que el pelo cambió mucho según los cambios hormonales que he tenido. Antes tenía muchísima más cantidad de la tengo ahora y me crecía muchísimo más rápido. Ahora es un poco más manejable, pero estoy lidiando con el crecimiento de pelo posparto que lo hace a veces imposible de controlar cerca de mi cara.

Viviste en diferentes países. ¿Esas mudanzas se reflejaron también en cambios en tu estilo?

Cuando vivía en Brasil me hice el alisado permanente, porque allá era culturalmente mejor visto el pelo lacio que con rulos. Cuando vivía en Argentina quería tener el pelo kilométrico, porque en esa época era lo que estaba de moda: cuanto más largo, mejor. Cuando me vine a vivir a Estados Unidos experimenté con un montón de colores y me animé, por primera vez, a cortármelo a la altura del mentón. Amé mi pelo corto y lo tuve así por años. En este tiempo, aproveché las hormonas del embarazo para dejármelo crecer, pero vamos a ver cuánto me dura. Creo igual que hoy en día hay mucha más individualidad y lugar para experimentar que antes. Los rulos están de moda, (¡finalmente!) al igual que pelo de cualquier color o incluso las canas.

¿Solías llevar el pelo natural o realizabas tratamientos como tintura, alisado, etcétera?
Creo que la primera vez que me lo teñí fue a los 13 años. Desde entonces hasta ahora le he hecho de todo. Alisado y tintura. Cada vez que trato de no teñirme el pelo para que esté más saludable, me aburro y termino haciendo algo nuevo.

¿Qué cambios notaste en tu pelo durante el embarazo? ¿Cuándo aparecieron los primeros indicios?
¡Qué no se me cae el pelo! Durante el embarazo estuvo mucho más lindo y saludable, probablemente por el suplemento vitamínico que tuve que tomar. Sigo sin perder cabello, pero parece que me queda poco tiempo porque todas mis amigas me recuerdan que empieza a los 4 meses postparto (yo recién llevo 3!), ¡así que veremos qué pasa!

Conz Preti
Crédito: instagram @conz

¿Cambiaste tu rutina de cuidado del pelo en esta etapa?
Opté por productos naturales y con menos químicos, dejé de teñirme. Pero mi rutina es la misma: lo dejo secarse al aire y trato de atarlo poco para que no se quiebre.

Hace poco fuiste madre de dos niñas, en 2018 tuviste a tu primer hijo. Durante el último embarazo, ¿el pelo se sintió igual que en el primero? 

Durante el primero me acababa de decolorar todo el pelo, así que estaba superdañado y necesitaba mucha más atención. Me lo fui cortando de a poco porque sabía que no podía mantener el cuidado al ritmo que mi panza iba creciendo. En este embarazo, lo tenía mucho mejor cuidado, así que le tuve que prestar poca atención por suerte.

En los meses de lactancia suelen aparecer temas como la pérdida del cabello. ¿Te afectó eso?
No solo durante lactancia. Pero sí, el pelo se me caía a mechones en la ducha y estaba segura de que me iba a quedar calva. ¡Eso no pasó! Al poco tiempo empezaron a crecer nuevos pelitos alrededor de mi frente. Todo el pelo que no se cayó durante los 9 meses de embarazo se cae de golpe después.

En tus redes publicaste varias fotos en las que llevás y mostrás tus canas. ¿Te costó tomar esa decisión?
Para nada. Como dije antes, no soy muy buena manteniendo mi pelo y la idea de tener que irme a teñir cada equis cantidad de semanas me parece abrumadora. Las canas empezaron a salir de a poco y por ahora están concentradas en dos mechones adelantes, parece hasta que me teñí el pelo así a propósito. Pero nunca las tapé ni cuido esos mechones grises de forma particular. Mi madre también empezó a tener canas de joven y se las tiñó inmediatamente, me acuerdo de chica viajar y ella tener que cargar sus pomos de tintura para retocarse. Me parece una pérdida de tiempo cuando hay un montón de otras cosas para hacer (como pasar tiempo con mis hijos). Quién sabe, quizás si las canas toman toda mi cabeza cambie de opinión pero por ahora no me molestan.

La hidratación es clave para que los rulos se vean definidos y saludables. La Crema para Peinar Rizos de TRESemmé, con elastina y aceite de Macadamia, ayuda a hidratar y definir los rulos, al mismo tiempo que mantienen su movimiento natural. Además, tiene filtro UV.

Además, los sistemas de lavado más suaves y gentiles ayudan en su cuidado. Recomendamos el Shampoo Bajo Poo + Nutrición de TRESemmé que no contiene siliconas, parabenos ni colorantes, y está enriquecido con aceite de coco y agua de coco. Completá el lavado con el Acondicionador Bajo Poo + Nutrición de TRESemmé.

Siguiente