Secador de pelo: estos son los errores más frecuentes al usarlo

Tené en cuenta estos consejos.

Las usuarias del secador de pelo pueden encontrar esto difícil de creer pero lo cierto es que se pueden cometer algunos errores al usarlo. Sí, las herramientas de calor necesitan de algunos truquitos para maximizar su uso y no dañar el pelo en el proceso.

El daño por herramientas de calor es muy común y puede evitarse teniendo en cuenta estos consejos. Aprender a usar el secador de pelo es importante también porque varía el método de secado según el tipo de pelo. Seguí leyendo y enterate de todo.

cómo secar con secador de pelo
Una de las claves es seccionar en mechones

1- El pelo está muy mojado

Lo creas o no, tu cabello ya debe estar 80 % seco antes de usar el secador de pelo. Tratar de peinar antes de ese punto tomará el doble de tiempo y dañará tu pelo porque se encuentra en su punto más débil y puede quebrarse. Para reducir la exposición al calor tanto como sea posible, lo mejor es dejar que el agua se absorba con una toalla.

2- El aire está muy caliente

La mayoría de los secadores de pelo tienen varias temperaturas regulables. Lo mejor es empezar siempre por la de aire frío y, si es necesario, ir subiendo la temperatura. El aire muy caliente de golpe puede dañar la cutícula del pelo y romperla.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Nutritive de Nexxus que ayuda a recuperar el pelo dañado tanto por herramientas de calor como por el día a día.

Siguiente

3- No seccionás el pelo

Para que el secador de pelo funcione, el pelo tiene que estar dividido en secciones. De esta forma, el calor se distribuye mejor en todo el pelo y cada parte puede secarse de forma pareja. Lo mismo pasa si no usás un difusor para secar el pelo con rulos.

4-  Tu secador es viejo

A todas nos gusta sacar el máximo provecho posible de nuestras herramientas de belleza, pero si estás usando un secador de pelo que es demasiado viejo, sin saberlo podrías dañar tu pelo. Los secadores de pelo solo duran entre 600 y 800 horas de uso dependiendo de la marca y la potencia. Después de eso, es menos probable que funcionen correctamente, pueden sobrecalentarse y, finalmente, quemar tu pelo. Además, a medida que aspira el aire, también absorbe otras partículas como el polvo. Esto bloquea el flujo de aire y también puede arruinarte el pelo.

5- No estás controlando el pelo luego del secado

Puede que el pelo no esté realmente seco sino caliente. Es muy posible que el pelo húmedo gane frizza y se vuelva incontrolable. Por eso, usar una crema para peinar es muy importante. Para tratar el frizz te recomendamos la Crema para Peinar Antifrizz de TRESemmé que se aplica con el cabello húmedo en las puntas y largos. Ya seco, lo mejor es usar un cepillo redondo o los dedos y evitar aplicar el calor en la corona.

6- Estás secando en la dirección equivocada

Hay que usar dos técnicas diferentes a la hora de secar el pelo: en la raíz, soplar en la dirección opuesta a la que cae tu pelo. Eso significa que si separás tu pelo hacia la derecha, el viento tiene que ir hacia la izquierda. Usá esta misma lógica para determinar la dirección de secado en toda la cabeza para maximizar la elevación de la raíz. Siempre secá de arriba hacia abajo, las puntas van a ir secándose solas porque suelen ser lo más dañado y no necesitan calor. Ante la duda, siempre es mejor secar el pelo al aire.

 

Probá: el Super Acondicionador 1 Minuto Factor de Nutrición 50 de Dove. Fue especialmente diseñado para el pelo expuesto al uso diario del secador de pelo, planchita o buclera. Simplemente reemplazá el acondicionador tradicional por este, aplicalo de medio a puntas y dejalo actuar 1 minuto antes de enjuagar. Es un shock extra de nutrición, tu pelo lo va a agradecer.

Siguiente