Rasta versión femenina: inspiraciones, ideas y tips de cuidado

Juliana | 25 abril 2018

De Jamaica a tu cabeza. 

El estilo rasta lleva muchos años de existencia y cada vez más mujeres de pelo largo se animan a adoptarlo. Requiere de cuidados especiales y de una técnica correcta para crearlo y que dure sin desarmarse.

El pelo rasta puede adoptar diferentes formas dependiendo del largo de nuestro cabello y el grosor que les demos. Además, se puede alargar el cabello usando extensiones para crear las rastas con pelo natural o, bien, improvisar unas rastas falsas.

Hay muchos mitos alrededor de este peinado tan famoso y eso a veces impide que mucha gente decida llevarlo, ya que pueden sentirse intimidados o tienen conceptos erróneos en cuanto al cuidado y al mantenimiento. Si tenés ganas de probarlo, seguí leyendo que te contamos todo lo que tenés que saber.



El ABC del estilo rasta para mujer



 

Crédito: Indigitalimages.com

Mantenimiento de la rasta

Las rastas o dreadlocks tardan en hacerse entre 4 y 6 horas, dependiendo la cantidad y el largo del cabello. Luego, lo recomendable es ir a retocarlas cada dos o tres meses según el crecimiento de nuestra raíz.

Los chicos de Natural Rasta, el primer local de América Latina dedicado únicamente a los dreadlocks,  dicen que, luego de hacerlas por primera vez, lo mejor es “dormir con un Tam (boina rastafari) para que, al apoyar la cabeza en la almohada y con el movimiento, no se desemprolijen y frotarlos con las palmas de las manos (para quemar el pelo en forma natural con las manos)”.

Crédito: Indigitalimages.com

¿Cómo lavar las rastas?

A menudo escuchamos decir que el pelo rasta no se lava, pero esto es un mito. Para preservar la higiene, se debe lavar como cualquier cabello. Primero vas a necesitar mojar las rastas, no es necesario que estén supersaturadas, solo un poco. Los tubos en sí deben lavarse con jabón. En Natural Rasta recomiendan usar jabón de coco, ya que sirve para nutrir las rastas y se puede conseguir en cualquier farmacia. Luego, hay que pensar en las raíces que deben estar bien fuertes para soportarlas, ya que de ahí se sujetan.

Una buena opción es el Shampoo Miel Anti-Quiebre de Sedal, cuya fórmula nutre y protege el pelo desde la raíz, dejándolo más fuerte. El Shampoo Bajo Poo + Nutrición de TRESemmé también es ideal para esto, ya que, gracias a su baja concentración en sulfato, limpia el cabello, removiendo los residuos acumulados de manera suave.

TRESemmé Shampoo Bajo Poo + Nutrición

Contrario a la recomendación habitual que indica que lo mejor es usar un sistema de lavado completo, es decir, shampoo y acondicionador de la misma línea, en el caso del pelo con rasta se desaconseja acondicionar. ¿Por qué? Porque este producto ayuda a desenredar y en este estilo se busca justamente lo contrario: las marañas son bienvenidas.

Crédito: Indigitalimages.com

El pelo con rasta dura años, en la medida que el pelo se sigue enredando. La única forma de deshacerse de este look es cortando el cabello. Así que si decidís hacerte dreadlocks, este es un factor a tener en cuenta. También es importante saber que para hacerlas de cero hay que tener un mínimo de 10 centímetros de pelo para poder trabajar correctamente. El cuidado es importante para que estén prolijas y no tengan olor. Dejarlas secar completamente es fundamental, así como también evitar el uso de aceites o productos que puedan acumularse en el pelo.

Tampoco es necesario pertenecer a la cultura rastafari para llevar el estilo rasta. En Natural Rasta predican que el valor personal de los dreadlocks se lo asigna el que los lleva. En general, este es un look osado y, a veces, controversial, pero puede quedar muy bien si se hace correctamente.

Si te gusta cómo queda pero no te animás a hacerlo, siempre podés jugar con el estilismo. ¿Qué tal unas trenzas con lana? El efecto se acerca un poco, ¿no?