Repara tu cabello seco y dañado en un dos por tres

All Things Hair | 11 enero 2017

Comienza a lucir el cabello que te mereces.

No hace falta decirlo, pero bueno, lo haremos de todos modos: Es realmente importante alimentar el cabello para prevenir que se quiebre y reseque. El cabello seco carece de humedad, lo cual resulta en un pelo débil y áspero al tacto. Los ingredientes hidratantes que nutren profundamente el cabello de adentro hacia fuera son los que debes tener en cuenta cuando buscas soluciones para el cabello seco y dañado.

Soluciona tu cabello cabello seco y dañado fácilmente

soluciones para el cabello seco y dañado
Cubre el pelo con una capa ligera de aceite para darle brillo y un aspecto saludable.

1. Usa aceites para el cabello.

Los aceites para el pelo ya no vienen en las formulaciones pegajosas de antaño. Especialmente, cuando se infunde con ingredientes botánicos. También hacen que el cabello sea más manejable, reducen el frizz y son una fuente de hidratación. Aplicar un aceite o elixir en el cuero cabelludo y cubre uniformemente todo el cabello, ya sea con los dedos o un peine. Presta especial atención a tus puntas, porque son la parte más vieja y dañada del cabello. Busca productos capilares infundidos con aceites de aguacate, coco o  almendra, ya que estos son particularmente nutritivos. Nos encanta el brillo sano, duradero y suavizante que deja Suave Professionals Coconut Oil Infusion Damage Repair Oil Treatment. Para obtener mejores resultados  aplica el aceite en el cabello húmedo.

soluciones para el cabello seco y dañado
Una mascarilla profunda semanal ayuda a nutrir y fortalecer un cabello dañado.

2. Come saludable.

Aunque no está comprobado científicamente, nosotras somos lo que comemos. Se nos cae el pelo durante momentos de estrés, enfermedad o desequilibrios hormonales, el cabello saludable no puede provenir de una fuente no saludable. Comer muchas frutas y verduras de hoja verde, así como las proteínas adecuadas llenas de ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales, puede ayudar a mejorar la condición de tu cabello. Los alimentos ricos en omega-3 y ácidos grasos como el salmón, el aceite de linaza y el aceite de pescado, promueven el crecimiento del cabello, la piel y las uñas.

3. Usa mascarillas de tratamiento.

Las mascarillas son un producto fantástico de acondicionamiento profundo. Aplica una mascarilla cremosa en el cabello y péinalo, asegurándote de que se cubran todos los mechones. Déjalo reposar alrededor de 15 a 30 minutos, o mejor aún, ponte un gorro de ducha mientras te lavas el resto del cuerpo, el vapor ayuda a profundizar el producto. Luego enjuaga con agua fría para ayudar a sellar los mechones y darles un efecto más brillante. Aplica semanalmente mascarillas nutritivas y restorativas como Dove Nutritive Solutions Intensive Repair Deep Treatment Mask y Nexxus New York Salon Care Restoring Masque.

4. Ten cuidado cómo te secas el cabello.

Los daños ocasionados diariamente por el uso de las herramientas calientes no tienen límite. Trata de alternar unos días secando al aire libre o luciendo el cabello con rizos para darle un descanso a tu pobre cabello seco y dañado.

5. Agua del grifo.

Puede parecer improbable, pero la simple agua del grifo te puede ayudar a proteger el cabello, especialmente antes de nadar. Enjuagar el cabello con agua del grifo antes de saltar a una piscina previene que los químicos dañinos entren en tu cuero cabelludo. Es un truco rápido y efectivo no sólo para prolongar la vida de tu tinte del cabello, sino también para evitar que tu cabello se seque por el cloro.

¿Cuáles de estos tip piensas incorporar en tu rutina diaria?

(Artículo original en All Things Hair US)