Repara tu cabello reseco y dañado en minutos

All Things Hair | 20 diciembre 2017

Disfruta del pelo de tus sueños. 

Lo ves y sientes, tu cabello reseco y dañado está contigo todo el día, a diario. Es molesto, vergonzoso y si no buscas una solución rápida, la única opción será un corte de pelo de emergencia. Antes de ir al peluquero, tienes que entender cómo llegó a ese estado y cuáles son las causas de tu cabello maltratado. Analiza tus hábitos diarios de cuidado para que descubras qué es lo que estás haciendo mal. Sigue leyendo para que rompas ese ciclo vicioso y comiences reparar tu cabello de una vez por todas.

¡Dile adiós a tu cabello reseco y dañado!

cabello reseco y dañado
El cabello reseco y dañado le puede pasar a cualquiera.

1. Falta de humectación.

Todos sabemos que el cabello está muerto, sin embargo, éste contiene alrededor de 12 % de agua y necesita humectación diaria para evitar la resequedad. Es decir, hay usar productos con ingredientes nutritivos que le inyecten hidratación a las hebras. Elige un sistema de lavado con esta prioridad como TRESemmé Moisture Rich Shampoo y TRESemmé Moisture Rich Conditioner. Además de lo mencionado, este sistema revitaliza el cabello y lo protege de daños futuros.

2. Limita el uso de las herramientas calientes.

Los secadores, las planchas, los rizadores y hasta el sol tienden a resecar mucho el cabello. Nos encanta utilizar las herramientas calientes, pero hay que proteger el cabello de ellas aplicando una solución térmica. No se recomienda usarlas todos los días para que la delicada cutícula del cabello no se marchite. Limita el uso a un par de veces a la semana y rocía el cabello con Nexxus New York Salon Care Promend Step 3 Heat Protecting Mist. Además de proteger el cabello del maltrato del calor, este producto facilita el secado.

cabello reseco y dañado
Causas del cabello seco y dañado y consejos

3. Daño del sol

Sabemos de los efectos nocivos de los rayos del ultravioletas los cuales dañan la piel y el cabello. El calor del sol deja la cutícula sin humedad y ésta protege las delicadas hebras del cabello. Para ayudar a evitar el daño del sol te sugerimos proteger tu cabeza con un sombrero o una bufanda. ¡Esto también ayuda a resguardar tu cuero cabelludo!

4. Evita la sobrecarga de tratamientos químicos.

Si te teñiste el cabello de rubio platino, lo más probable es que tengas el cabello reseco y dañado. Los tratamientos químicos  como los colorantes, blanqueadores, permanentes, alisados y relajantes maltratan el cabello. Para reparar el daño debes aplicar mascarillas regularmente como Bed Head by TIGI Colour Goddess Miracle Treatment Mask. Enriquecida con queratina y provitamina B5, esta mascarilla transforma dramáticamente la textura de tu pelo.

5. Deja de cepillarte tanto.

Ese cuento de viejas de cepillarse 100 veces al día está causando estragos en tu cabello. Tu cabello solo necesita un cepillado en la mañana para desenredar los nudos y uno antes de dormir. El halar y tirar el cabello al cepillarlo, causa que éste se quiebre con facilidad.

6. Libérate de la cola de caballo.

El excesivo abuso de las colas de caballo hacen que el cabello se maltrate, especialmente si las usas muy apretadas y todos los días. Deja descansar el cabello y déjalo suelto por más tiempo del que lo tienes recogido. Si no te gusta tener el pelo en la cara, usa accesorios como las cintas y las pañoletas.

¿Qué vas a hacer para reparar tu cabello reseco y dañado?