7 Malos hábitos de cuidado que dañan tu cabello

All Things Hair | 26 enero 2017

Se consciente de tu rutina.

Todos los días maltratamos nuestro cabello y muchas veces no somo conscientes del hecho. Las herramientas que usamos, el clima, los productos que aplicamos, la manera en que nos peinamos y el descuido, son uno de los factores diarios que contribuyen al daño en el cabello. Si quieres reparar el pelo reseco con algunas técnicas y productos, sigue leyendo para que aprendas nuevos trucos y dejes cierto malos hábitos. Mira cómo estás dañando tu cabello.

Hábitos que causan daño en el cabello

daño en el cabello peinando mucho

1. Usas excesivamente las herramientas calientes.

El cabello alisado, los rizos y las ondas son estilos muy lindos, pero requieren del uso de las herramientas calientes. El calor de estas herramientan fritan tu cabello y por ende debes reducir el uso dejando secar tu cabello al aire libre y usando rulos. Si esto no es una alternativa para ti, entonces asegúrate de aplicar un portector térmico como TRESemmé Platinum Strength Heat Spray antes de las herramientas. Este producto reduce el frizz y permite un secado más rápido. Tampoco uses la temperatura más caliente de las herramientas para reducir le maltrato. 

2. No usas mascarillas semanales

Tu cuidado probablemente no va más allá de un buen champú y acondicionador, lo cual es un error. El cabello necesita nutrición e hidratación que únicamente se recibe a través de las fórmulas concentradas de ciertas mascarillas o ingedientes naturales. Es esencial aplicar una mascarilla reparadora semanal como Dove Nutritive Solutions Intensive Repair Deep Treatment Mask. Formulada con ingredientes activos de queratina, esta mascarilla hará tu cabello fuerte y resistente. Otra ventaja es que tu cabello se sentirá súper suave.

3. No duermes sobre la almohada correcta.

La mayoría de las fundas de almohada están hechas de algodón, lo que puede causar fricción en el cabello. Esto resulta en mucho frizz y en la resequedad del pelo. Para evitar el daño, invierte en una funda de seda o satín ya que la delicada tela protege tu cabello y hasta tu piel. Suaviza tus arrugas y deja de despertarte con el pelo alborotado.

4. Tiñes tu cabello regularmente.

Los tintes en general maltratan el cabello debido a los químicos y a la intesidad del proceso. Cuando el tinte se aplica mensualmente el cabello se daña más. Asegúrate de utilizar un champú y acondicionador diseñado para preservar el color para para alargar el período de tintura. Prueba Suave Professionals Color Protection Shampoo y Suave Professionals Color Protection Conditioner para proteger tu cabello tratado con color. Este es probablemente una de las causas más comunes del daño en el cabello.

5. Eres adicta a la cola de caballo y otros recogidos.

Es tan fácil recoger el cabello en una cola de caballo, moño, trenzas apretadas y nudos, pero este tira y hale está dañando tu cabello. Las delicadas hebras se terminan maltrantando y quebrando, porque el cabello no está diseñado para estár envuelto todo el tiempo. Deja que tu cabello descanse y déjalo suelto de vez en cuando.

6. No cortas el cabello regularmente.

También eres totalmente culpable de esto. Después del corte de pelo, le preguntas fielmente al peluquero cuando debes volver para hacer un recorte. Prometes cuando le escuchas decir de seis a ocho semanas, pero en realidad vuelves en casi un año. El cabello necesita manteniemto para evitar las puntas abiertas y quebradizas así que trata de cumplir la promesa.

7. Te cepillas demasiado el cabello.

Cepillarte es bueno, cepillarte de más es malo. ¿Lo entiendes? El acto del cepillado suaviza tu cabello mientras le saca los nudos, pero hacerlo con mucha frecuencia lo debilita. ¡Las 100 cepilladas de las abuelas son un mito de antaño y falso! Idealmente el cabello se debe peinar dos veces al día, una vez al despertar y la otra vez antes de dormir.

¿Cómo previenes el daño en el cabello? Comparte tus trucos.

(Artículo original en All Things Hair US)