Gel para el pelo: usos, modo de aplicación, la versión casera e increíbles looks para copiar

Manual de introducción al uso del gel, con información útil e inspiraciones de peinados.

Para dar brillo, combatir el encrespamiento o lograr un look original. El gel para el pelo es un producto que se utiliza para estilizar, modelar y fijar. Algunos trucos van a maximizar tu experiencia de uso. En esta nota, contamos en detalle qué es, para qué sirve, cómo se aplica y qué peinados se pueden conseguir gracias a él.

mujer de pelo corto rubio con wet look, cepillando luego de aplicar gel para el pelo
El peine o cepillo va a dar la textura final luego de aplicar gel. Crédito: All Things Hair

El gel para el pelo tiene múltiples usos, tanto prácticos como estéticos. En primer lugar, sirve para combatir el frizz o encrespamiento. También se lo puede utilizar para definir ondas o rizos. Como aliado de peinado, el gel para el pelo ayuda a modelar y fijar. Permite lograr estilos como el wet look o estilizar el baby hair.

Existen geles que proporcionan distintos niveles de fijación según la necesidad. A su vez, los hay con ingredientes naturales como aceite de almendras o aceite de coco que, además, ayudan a nutrir e hidratar el pelo. Por otra parte, hay gel para el pelo con o sin alcohol. Los segundos se recomiendan especialmente para las melenas rizadas.

A simple vista, la principal diferencia está en la consistencia del producto. El gel tiene una base acuosa, es pegajoso y transparente. En cambio, la mousse es una espuma. El gel sirve para dar fijación y puede garantizar la durabilidad de los peinados, mientras que la mousse potencia la textura y ayuda a dar volumen.

La cantidad de gel para el pelo que utilices va a depender del resultado que quieras lograr y de tu extensión, claro. En líneas generales, se suele usar una cantidad equivalente al tamaño de una nuez. Si buscás mayor fijación, podés aumentar la cantidad un poco. Si buscás solamente dar brillo, usá una cantidad equivalente al tamaño de una almendra.

Se coloca la cantidad deseada sobre la palma de la mano, se frotan ambas palmas y luego se esparce de manera uniforme sobre el pelo húmedo o seco, según el estilo que se quiera lograr. Luego, se puede pasar el peine o cepillo para lograr el acabado deseado. La premisa es empezar con una pequeña cantidad de gel para el pelo y luego ir añadiendo capas. Es importante decir que esta premisa no corre si lo que se busca es lograr un wet look. En ese caso, se utiliza más cantidad para llegar a ese aspecto de pelo mojado, aplicando generosamente desde la raíz y de a mechones.

Si preferís elaborar tus propios productos capilares, con esta receta sencilla vas a poder preparar un gel para el pelo sin alcohol, de fijación suave. Seguí el paso a paso a continuación.

Lo que necesitas

  • 1/1 cucharada de agua de rosas.
  • 3 cucharadas de pulpa de aloe vera.
  • 4 ó 5 gotas de glicerina.
  • Agua.
  • Frasco de vidrio con tapa.

Paso uno: Mezclá la pulpa del aloe vera con un poco de agua hasta obtener una textura cremosa.

Paso dos: Añadí la glicerina, integrando bien los ingredientes.

Paso tres: Incorporá el agua de rosas y pasá la mezcla al envase de vidrio para conservarlo.

Paso cuatro: Aplicá el gel como lo harías habitualmente.

Almacená tu gel para el pelo casero sin alcohol en la heladera o refrigerador. De esta forma, va a durar 30 días. Si notás que cambia de color o consistencia, desechalo y prepará uno nuevo.

Nuestro tip: Es importante lavar bien el pelo luego de usar gel para asegurarse de que no queden restos de producto que puedan congestionar los folículos. Y, en el caso de los geles que contienen alcohol, el lavado es fundamental para que no terminen resecando el cuero cabelludo. Para una limpieza profunda y eficaz, recomendamos usar el Shampoo y Acondicionador Carbón Activado + Peonías de Sedal.

 

mujer con baby hair estilizado con gel para el pelo
En la frente. Crédito: Shutterstock

Baby hair

Este detalle de estilo tan de moda se logra con gel para el pelo y la ayuda de un cepillo de dientes o cepillo bien pequeño que permita modelar. Existen innumerables diseños para estilizar esos mechones de la línea de crecimiento del pelo, el famoso baby hair. En este caso, se recurrió a una forma de arabesco y con el plus de que el resto del pelo también luce el efecto mojado.

mujer con peinado recogido de lado con efecto wet, gel para el pelo
Jugá con las técnicas para un peinado único. Crédito: Shutterstock

Recogido

El gel para el pelo se puede aplicar en peinados recogidos. De hecho, está bueno para aportar diferentes texturas. Animate a jugar con las técnicas para tener distintos elementos en un mismo look. En este caso, se trazó la raya de costado. Hay una micro trenza cosida con cinta de un lado. Y, atrás, una trenza soga.

Nuestro tip: Hay muchos tipos de gel y eso incide en el look final. El Gel Fijación Extra Firme de TRESemmé, por ejemplo, sirve para el efecto mojado pero permite, a la vez, tener un poco de movimiento y flexibilidad en el pelo.

mujer con pelo largo y raya al costado con efecto wet, gel para el pelo
Para controlar y modelar. Crédito: Shutterstock

Sutil

El gel para el pelo también sirve para controlar y modelar. Es decir, mantenerlo en su lugar y darle la forma deseada. Si tenés el pelo largo y querés que se quede hacia atrás, con ondas suaves, combiná una capa de gel y de laca fijadora a prueba del viento y los pelitos rebeldes. Podés usar la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé y listo.

mujer con pelo rubio corto peinado hacia atrás con gel en efecto wet, gel para el pelo
Un peinado fácil y rápido para el pelo corto. Crédito: Shutterstock

Hacia atrás

La manera más clásica de usar el gel para el pelo es peinado hacia atrás. En pelo corto queda especialmente bien porque aporta textura, además de una vibra muy elegante y sexy. Peinalo con un peine de dientes finos para así obtener esas “canaletas” en las raíces.

Mujer con pelo hacia atrás efecto wet con glitter, gel para el pelo
Animate al brillo. Crédito: Shutterstock

Con glitter

El gel para el pelo también te va a servir de “pegamento” si querés adornar tu pelo con algo diferente. Un peinado para festivales muy popular es este con las raíces llenas de glitter y brillos. Es divertido, inesperado y va a ser un tema de conversación seguro. Solo tenés que aplicar el gel y luego verter el glitter sobre este para que se adhiera. Un tip: si los brillos te quedaron por doquier, usá una cinta adhesiva para retirarlos.

mujer con corte bob rubio peinado hacia atrás con gel, gel para el pelo
Sutil pero efectivo. Crédito: Shutterstock

Solo en las raíces

¿Quién dijo que había que aplicarlo en toda la cabeza? El gel para el pelo se puede aplicar solo en las raíces como en este caso. El resto del pelo queda suelto y seco. Eso sí, aplicá un poco de algún aceite natural en las puntas para tenerlas hidratadas (puede ser aceite de almendras o de coco, por mencionar algunos). Este contraste mojado-seco nos encanta.

Cara Delevingne con peinado estilo años 20 con ondas al agua con gel, gel para el pelo
Chica flapper. Crédito: Shutterstock

Ondas años 20

Si te gustan los peinados vintage, entonces este es perfecto. Podés moldear tu cabello con ondas flapper al mejor estilo de los años veinte y darle un detalle único. Usá unas pinzas para marcar las ondas.

mujer con peinado recogido despeinado efecto wet, gel para el pelo
El look despeinado perfecto. Crédito: Rex by Shutterstock

Despeinado

Tener un look despeinado pero peinado es posible. ¿Cómo? Usando un gel para el pelo en poca cantidad, solamente para mantener el volumen y la forma. Batí un poco las raíces para dar altura y aprovechá esa textura para despejar el rostro y resaltar los ojos.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Test de Pelo