Cabello platinado: 10 ideas que te inspirarán a llevar esta coloración

El cabello platinado es una de las coloraciones más versátiles que puedes llevar. Te enseñamos algunas formas de lucirlo y las claves para cuidarlo.

El cabello platinado es uno de esos tonos que muchas desean, pero pocas se atreven a llevar. Ya sea por miedo a las decoloraciones o por pereza ante los extremos cuidados que este tinte demanda para mantener su brillo, no es tan común ver este color de pelo.

Y es que llevar el cabello platinado exige una gran responsabilidad en cuanto a los cuidados previos y posteriores al proceso de teñido. Pero también hay que dejar claro que basta con apegarse a la rutina correcta para presumir de un rubio platinado en todo su esplendor.

¿Te gustaría apuntarte a la tendencia? Te compartimos 10 ideas que seguramente querrás lucir en tu melena, además de las claves para hacerlo con éxito.

Soo Joo Park con cabello platinado largo peinado de lado
La modelo Soo Joo Park luce estupenda con el cabello platinado. Crédito: Jean-Marc HAEDRICH/SIPA/Shutterstock.

¿Qué es el cabello platinado?

Se trata de un rubio extremadamente claro con reflejos en tonos ceniza, que tiende a tomar matices plateados, de ahí que popularmente se conozca como “platinado”. Puede parecer un rubio decolorado o un gris —para el ojo no entrenado—, ¡pero no es lo mismo!

¿Cómo hacer para que el cabello quede platinado?

La pregunta del millón es cómo conseguir ese tono. El paso número uno es acudir con tu colorista. Este es uno de esos looks que, definitivamente, necesitan ponerse en manos de un experto, sobre todo si tu pelo es oscuro por naturaleza.

Las mujeres rubias o con cabello blanco podrían llegar a conseguir un tono platinado con ayuda de un matizador. Pero quienes tienen el pelo oscuro, necesitarán una serie de decoloraciones para extraer por completo el pigmento natural de sus melenas y, posteriormente, conseguir un cabello platinado.

Sea cual sea tu caso, tener una melena saludable y humectada antes de la coloración es imprescindible, tanto para evitar los daños causados por la decoloración, como para conservar el brillo y la suavidad.

Es por eso que recomendamos someter a tu melena a un proceso profundo de hidratación previo, con el shampoo y acondicionador TRESemmé Hidratación Profunda, que contribuyen a restaurar la fuerza e hidratación de tu cabello.

Cabello platinado en morenas, ¿sí o no?

Kim Kardashian cabello platinado
Las morenas, como Kim Kardashian, lucen radiantes con el cabello platinado. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

Esta es una duda muy común, y la respuesta es: ¡por supuesto! Recuerda que siempre hay formas de hacer que el color de cabello que deseas sea el complemento perfecto para tu tono de piel, solo hay que elegir los subtonos adecuados.

Si tu tez es cálida (te bronceas fácilmente, tu piel tiende a ser dorada o amarilla, y tus venas son verdes), prueba tonos en la misma gama. Si es fría (tu piel se ve un poco rosa o azul, y tus venas son azules), haz lo contrario.

Modelo con cabello platinado corto y corte pixie en Chanel FW 2020
Si quieres apostar por una melena platinada recuerda acondicionar profundamente para que el decolorante no la reseque. Chanel FW 2020. Crédito: Indigital.

Al igual que la hidratación previa, tu cabello platinado demandará cuidados extensos para mantener su brillo y suavidad natural.

Se recomienda espaciar los lavados para impedir que el color se deslave. También es imperativo evitar al máximo su exposición al sol y al cloro, ya que podría empezar a tomar matices amarillentos nada estéticos.

También es recomendable añadir a tu rutina de cuidados una dosis extra de hidratación. Por ejemplo, el superhidratante diario Dove Crecimiento Regenerador, que además de humectar a profundidad la fibra capilar, recuperará las hebras de los daños causados por la decoloración.

Ahora que ya comprobaste que no es tan complicado llevar el cabello platinado, ¿te atreves a lucirlo? Comparte tu opinión en Instagram (@allthingshairmex), donde encontrarás una comunidad de devotas a la belleza capilar, ¡como tú!

Siguiente