¿Te favorece el rubio frío? Te damos la guía definitiva para averiguarlo

El rubio frío, también llamado rubio nórdico, tiene una base en tonalidades azules, grises y plateadas que se acercan al blanco.

Según la teoría del color, todos los colores tienen diferentes temperaturas dependiendo de sus pigmentos: cálidas o frías. Estas reglas de colorimetría funcionan igual en el pelo y, en conjunto con tu color de ojos y piel, puedes determinar qué tono te queda mejor. Hoy queremos explicarte qué rubio te favorece dentro de la gama de la nueva tendencia: rubio frío.

Primero que nada, para determinar si el color es frío o cálido, debemos fijarnos en la saturación de pigmentos amarillos o azules. Los colores fríos son los que tienen mayor cantidad de pigmentación azul, mientras que los colores cálidos, tienen mas pigmentación amarilla.

El rubio frío es el que tiene una base del color en tonalidades azules, grises y plateadas: los que se ven más acercándose al blanco. Este tono de rubio es típico en algunas regiones de los países del norte de Europa, por lo que también es conocido como rubio nórdico.

¿Rubio frío o cálido?

Los rubios cálidos tienen su base en los colores naranja, amarillo y rojo. Seguramente te suenan: rubio dorado, miel, champagne, caramelo o mantequilla. ¿Qué tienen en común? La mayoría de sus pigmentos son amarillentos.

Por otro lado, los rubios fríos —también son conocidos como cenizos— son: rubio platinado, beige (matices fríos),  rubio cenizo claro, rubio cenizo oscuro y rubio decolorado.

Rubio platinado

Cara Delevingne con tinte de cabello rubio frío
Cara Delevingne realza el color de sus ojos con un tinte rubio platinado. Crédito: Jim Smeal/Shutterstock.

¿Sabes cuál es el tono de rubio más claro? Es este y se distingue por sus matices ceniza y plateados. Es tan claro que, bajo la luz del sol, podría parecer blanco. Está muy de moda entre las mujeres que quieren experimentar un cambio radical. 

Rubio beige (versión fría)

Leighton Meester luce pelo rubio beige al hombro
Aunque nos gusta más castaña, Leighton Meester es rubia natural y, de vez en cuando, vuelve a jugar con los tonos claros. Crédito: Startraks/Shutterstock.

El rubio beige puede presentarse en tonos cálidos o fríos y eso dependerá mucho del matiz. La clave radica en que en el total de tu melena, existan más matices fríos —es decir, azulados o grisáceos— que amarillos. Este tipo de rubio generalmente le va muy bien a todos los colores de piel y tanto a hombres como a mujeres.

Rubio claro frío

Sofia Richie lleva un rubio frío cenizo en pelo lacio medio.
Ya sea mediante un ‘balayage’ o ‘babylights’, el rubio cenizo se ve muy natural como lo lleva Sofia Richie. Crédito: Action Press/Shutterstock.

El rubio claro frío, mejor conocido como rubio claro cenizo, no es tan claro como el platinado e incluso podría tener unos mínimos matices en amarillo para contrarrestar el brillo blanco. El balayage en tonos cenizos es perfecto para las bases claras, pues puede difuminarse de manera muy natural.

Rubio oscuro frío

Lily-Rose Depp con cabello rubio frío oscuro
El rubio cenizo oscuro que luce Lily-Rose Depp es ideal para quienes no son adeptas a los tonos más claros. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

El rubio oscuro frío, también conocido como rubio oscuro cenizo, es perfecto para las que les gustan los colores discretos y sencillos, pues no es tan llamativo ni tan claro como el resto de la gama.

Rubio decolorado

Shay Mitchell luce una decoloración con tono rubio frio
La base natural de Shay Mitchell hace que la decoloración sea aún más contrastante. Crédito: Broadimage/Shutterstock.

Esta coloración es perfecta si te encantan los tonos llamativos. Le va muy bien tanto a las pieles claras como a las morenas. La desventaja es que, al tratarse de un proceso químico de decoloración muy agresivo, requerirá de bastantes cuidados.

Selena Gomez con melena rubio frio en los American Music Awards
Selena Gómez luce decoloración con raíz oscura, que también suele ser de la gama de los rubios fríos. Crédito: Rob Latour/Shutterstock.

Para saber qué temperatura de color te va mejor, debes conocer tu propia colorimetría. Es muy fácil identificarla usando esta fórmula: tono de piel, color de ojos y color de pelo natural.

Editor’s tip: Esta fórmula la puedes usar no solamente para conocer el tipo de rubio que te va mejor, sino toda la gama de coloración de pelo.

Rubios para pieles frías

Para averiguar si tu piel es cálida o fría, observa las venas de tus brazos. Si se ven azuladas, significa que tu tono de piel es frío. Si, por el contrario, se ven verdosas, entonces tu piel es de temperatura cálida.

Otra característica importante de tu piel es su reacción a la exposición al sol. Una piel cálida normalmente se broncea en tonos dorados, mientras que una fría se quema en tonos rojos y no tiene este efecto bronceado.

Color de ojos

Esta fórmula es muy simple: si tus ojos son de color azul, verde claro, gris o negro, son de temperatura fría. En cambio, si son miel, almendra, café claro, verde olivo o café oscuro, entonces su temperatura es cálida.

Color de pelo en tonos fríos

Cuando el tono natural de tu cabello es negro o está en la gama de los cenizos, entonces tu pelo es de temperatura fría. Si se encuentra en los amarillos, cafés, caramelos y rojizos, entonces tu pelo es cálido.

Si tienes dudas, solo debes exponer tu pelo al sol y fijarte si refleja matices amarillos o anaranjados, de ser así, tu pelo es cálido.

Si tu piel es cálida es cálida, entonces los rubios amarillentos (cálidos) te van mejor. Si es fría, significa que debes buscar los rubios con bases azules o grises (fríos).

A la mayoría de las pieles cálidas, le van bien los rubios cálidos. Recordemos que son: beige (versión cálida), miel, caramelo, mantequilla, dorado.

El cabello teñido requiere de más cuidados aquel sin coloración. Debes prestar atención a necesidades como hidratación y nutrición, pues los procesos químicos de decoloración son bastante agresivos y pueden resecar tu pelo.

Elige productos adecuados para el lavado

Es recomendable que no te laves el pelo tan seguido para que no se vea afectado el color de tu pelo y mucho menos la calidad de tu melena.

Si sientes el pelo áspero y dañado, prueba el shampoo y acondicionador TRESemmé Blindaje Platinum. Su fórmula con keratina y lípidos reconstruye la estructura de la fibra y sella la cutícula, recuperándolo de hasta dos años de deterioro.

No olvides un shampoo matizador

Cuando tiñes tu pelo de algún tono de rubio frío, debes tomar ciertas precauciones para evitar que el color se haga amarillento o verdoso, perdiendo su propósito. Para esto, puedes utilizar un shampoo matizador, máximo una vez a la semana o cada que notes que el color de tu cabello empieza a cambiar.

Hidrata, hidrata e hidrata

Usa mascarillas para hidratar profundamente de medios a puntas, pues es la zona que más se ve afectada debido a las decoloraciones. Usa productos profesionales como el tratamiento capilar Nexxus Humectress, cuya tecnología avanzada une la humedad dentro de las hebras y la concentra en las zonas secas para lograr un equilibrio completo.

Cuida el color

Otra forma de mantener el color intacto es que acudas a tu estilista de confianza. La frecuencia ideal depende de tu tipo de pelo y el tipo de coloración que lleves, pero puede ser de alrededor de dos meses para renovar tu color y eliminar las puntas secas.

Siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.